El milagro de la escalera de san jose

Escalera mágica

La historia es más o menos así: La capilla de Nuestra Señora de la Luz se construyó para las Hermanas de Loreto en Santa Fe, Nuevo México, a partir de 1872, pero el obispo encargado murió de neumonía en 1888, antes de poder terminarla.

Uno de los elementos más importantes que quedaron sin terminar en la capilla gótica fue la forma en que las hermanas podían acceder al coro desde la capilla. Aunque podían utilizar una escalera para acceder al desván, lo consideraban inapropiado y peligroso debido a sus ropas. Una escalera convencional habría ocupado demasiado espacio y estropeado la estética del espacio. Sin otro recurso, las hermanas hicieron lo que mejor saben hacer: rezar.

Rezaron durante nueve días seguidos -a San José, patrón de los carpinteros- para que surgiera una solución. Y he aquí que apareció un misterioso forastero de aspecto desaliñado, conduciendo un burro, que les dijo que les construiría una escalera. Sin embargo, para ello necesitaba total privacidad y unas cuantas tinas de agua caliente. Utilizando sólo herramientas muy básicas, pasó los tres meses siguientes en la capilla construyendo la magnífica escalera de caracol, y cuando estuvo terminada, desapareció rápidamente antes de que le pagaran.

Escalera de caracol San José 0002

En 1850, el obispo Jean Baptiste Lamy, del Vicariato Apostólico de Nuevo México, vio la necesidad de educación católica femenina en su zona, por lo que envió solicitudes a las órdenes religiosas de enseñanza católica. Las Hermanas de Loretto respondieron a esta llamada.

Veinte años después, por fin pudieron contratar al mismo arquitecto de la Catedral Basílica de San Francisco de Asís. Éste diseñó para las hermanas una hermosa capilla de estilo gótico, conocida entonces como la Capilla de Nuestra Señora de la Luz. Ahora es la Capilla de Loreto.

  Que milagro hace san judas tadeo

Cuenta la leyenda que las hermanas invocaron entonces la intercesión de San José Carpintero mediante una novena. Al noveno día, un hombre misterioso que buscaba trabajo llegó a su puerta con sólo un burro, un martillo y una escuadra de carpintero.

Según el sitio web oficial de la capilla del Loreto, el hombre sólo utilizaba “herramientas sencillas y clavijas de madera”. La rara madera no es nativa del suroeste americano”. Saben que utilizó un tipo de madera de abeto, pero nadie sabe de dónde procede ni cómo la consiguió el carpintero.

“Las dos pequeñas ménsulas que se ven en el exterior y que conectan la escalera a la pared y al pilar se añadieron a mediados del siglo XX para proporcionar más apoyo y proteger la escalera de los efectos negativos debidos a las vibraciones de los coches y camiones que pasaban.

Escalera milagrosa en nuevo méxico

Shawn Christman, de Seattle Stair and Design, mira hacia arriba por el larguero helicoidal central, o soporte central, de la escalera de la capilla de Loretto el jueves. “Hace ciento cincuenta años se necesitaba un maestro artesano muy bien formado, experimentado y curtido”, dijo Christman. Luis Sánchez Saturno/The New Mexican

Clyde Martin, izquierda, y Mike Austin, ambos de Sacramento, California, reflexionan sobre los misterios de la escalera en la Capilla Loretto el jueves durante la conferencia de la Asociación de Constructores y Fabricantes de Escaleras. Luis Sánchez Saturno/The New Mexican

  El milagro de san genaro 1974 madrid

Asistentes a la conferencia de la Asociación de Constructores y Fabricantes de Escaleras observan la escalera de la Capilla del Loreto el jueves. Los expertos dijeron que si se construyeran hoy, las escaleras estarían construidas de manera similar a las originales, lo que las convierte en una impresionante proeza artesanal, aunque no sean un milagro. Luis Sánchez Saturno/The New Mexican

El arquitecto Frank Mascia y Barbro Huth, ambos de Tucson, Arizona, examinan la escalera de la Capilla Loretto el jueves durante la conferencia de la Asociación de Constructores y Fabricantes de Escaleras. Luis Sánchez Saturno/The New Mexican

Escalera de san josé nuevo méxico

La “Escalera Milagrosa” de la Capilla de “Nuestra Señora de la Luz” en Sante Fe, Nuevo México, se compone exactamente de 33 escalones – un número místico que representa el número de años que Cristo vivió en la tierra. Además, Cristo es, él mismo, nuestra “escalera al cielo”, como afirma claramente en Juan 14, 6: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie viene al Padre sino por Mí”.

“En 1872 Jean-Baptiste Lamy, el Obispo de la Arquidiócesis de Santa Fe, encargó la construcción de una capilla conventual que se llamaría Capilla de Nuestra Señora de la Luz, que estaría al cuidado de las Hermanas de Loreto. La capilla fue diseñada por el arquitecto francés Antoine Mouly en estilo gótico, con agujas, contrafuertes y vidrieras importadas de Francia. Aunque se construyó a una escala mucho menor, la capilla guarda un parecido evidente con la Sainte-Chapelle de París.

“El arquitecto murió repentinamente y los constructores no se dieron cuenta de que la capilla carecía de escalera de acceso al coro hasta que gran parte de ella estuvo construida. Debido al pequeño tamaño de la capilla, una escalera estándar habría sido demasiado grande. Los historiadores también han señalado que las iglesias anteriores de la época tenían escaleras en lugar de peldaños para subir al coro, pero las hermanas no se sentían cómodas con esa posibilidad debido a los largos hábitos que llevaban.

  Oración milagro salud san antonio de padua