Milagro del burro de san antonio

Historia de san antonio y el niño jesus

La ciudad de Toulouse era un centro de la herejía caterciense, que negaba la bondad del mundo material y también la Presencia Real de Cristo en la Eucaristía. Antonio entabló varios debates públicos con ellos, pero, aunque no podían rebatirle, aún no estaban dispuestos a ceder. Un día, uno de ellos exigió una prueba milagrosa: “Si consigues que mi mula se incline ante lo que tú llamas el Cuerpo de Cristo, creeré”. Antonio no quería poner a Dios a prueba, pero naturalmente no había manera de que pudiera evitar este desafío, así que accedió, dejando el resultado en manos de Dios. Durante tres días, el hereje mantuvo encerrada a su mula sin comida. Al tercer día, una gran multitud se reunió en la plaza de la ciudad. Antonio celebró misa en una pequeña capilla y al final salió llevando el Santísimo Sacramento. Mientras tanto, la mula hambrienta también había sido llevada, y un forraje adecuado fue colocado delante del famélico animal. Antonio gritó: “¡Mula! Ven aquí y muestra reverencia a tu Creador”. Al instante, el animal se acercó a Antonio e inclinó la cabeza y las rodillas ante el Sacramento. El dueño de la mula y muchos herejes se reconciliaron con la Iglesia.

¿Cuál es la historia de San Antonio?

(1195 – 13 de junio de 1231)

La llamada evangélica a dejarlo todo y seguir a Cristo fue la regla de la vida de San Antonio de Padua. Una y otra vez, Dios le llamó a algo nuevo en su plan. Cada vez, Antonio respondía con renovado celo y abnegación para servir más plenamente a su Señor Jesús.

¿Cuál es la oración más poderosa para rezar a San Antonio?

Oh Santo San Antonio, el más gentil y bondadoso de los Santos, tu ardiente amor a Dios, tu exaltada virtud y tu gran caridad hacia tus semejantes, te hicieron digno, cuando estabas en la tierra de poseer poderes milagrosos como no le fueron dados a ningún otro santo.

  Descubre la oración a San Antonio de Padua, el camino hacia un milagro inesperado

Bilocación de san antonio de padua

AYÚDANOS A PROHIBIR EL TRANSPORTE DE CABALLOS ESTADOUNIDENSES AL MATADERATO.ACTÚAHACETE CONOCER A JOEMiracle Ranch es ahora el hogar definitivo de Joe. ¿Lo adoptarás virtualmente? ¡Hazle saber que su sufrimiento ha terminado, que se le quiere y se le amará el resto de su vida.PATROCINA A JOESPONSADOR DE JO¿Quieres adoptar pero no tienes un pasto? la adopción virtual puede ser para ti! Conoce a algunos de nuestros adorables caballos y burros y conviértete en su campeón. ENCUENTRA A TU EQUINOCONVIÉRTETE EN SU HACEDOR DE MILAGROS¿Qué aspecto tiene un milagro para un caballo que sufre? Se parece a un hogar lleno de amor con 417 acres de praderas llamado Miracle Ranch. ¿Estás preparado para hacer milagros? LEVANTA EL GRANEROLEVANTA EL GRANERORecuperar y rehabilitar caballos en estado crítico no es tarea fácil. ¿Estás preparado para medir tus conocimientos sobre los protocolos de rescate de caballos?

¡La mejor manera de Campeonar a un caballo rescatado es adoptar uno! Hay unos 200 caballos entre los que elegir. Hay caballos de compañía a los que les encanta estar con otros compañeros de pasto, caballos que están listos para montar o que sólo necesitan un repaso, caballos que necesitan una mano experimentada que les enseñe todo, desde el trabajo de suelo en adelante, hasta burros y minis que son una monada. Nos encantaría enseñártelos todos.

Testimonios de milagros de San Antonio

Una de las razones por las que Antonio se esforzaba tanto por convertir a los herejes era que sentía verdadera lástima por ellos. Veía que se privaban del don más precioso de la Eucaristía, y creía que nadie podría sobrevivir mucho tiempo sin este alimento espiritual.

  Descubre la oración milagrosa y poderosa de San Expedito: un camino hacia la fe y los milagros

Establecieron que la prueba tendría lugar dentro de tres días. El hereje hizo pasar hambre a su mula durante los tres días siguientes. Cuando llegó la hora señalada, Antonio se colocó a un lado con la hostia consagrada en las manos, mientras que el hereje se colocó al otro con un poco de forraje para que la mula comiera. La mula, haciendo caso omiso de su propia hambre extrema, se presentó ante la Eucaristía y se arrodilló para adorar al Santísimo Sacramento.

Hay muchos otros milagros relacionados con el ministerio de Antonio, pero no deben distraer nuestra atención del hecho de que la mayor parte del ministerio de Antonio se llevó a cabo de manera sencilla y cotidiana. Fue su ferviente estilo de vida, su oración, su dulzura, el uso humilde de su gran conocimiento lo que llevó a la gente a la conversión. Antonio también atendió a los que atendían a otros, pues enseñó teología a los frailes de Bolonia, Montpellier, Toulouse y Padua. Esta labor y sus escritos le valieron el título de Doctor Evangélico de la Iglesia.

Milagros de san antonio de padua

En 1212, distraído por las frecuentes visitas de familiares y amigos, pidió ser trasladado a la casa madre de la congregación, el Monasterio de la Santa Cruz, en Coimbra, entonces capital de Portugal[4] Allí, el joven Fernando estudió teología y latín.

Tras su ordenación sacerdotal, a los 19 años fue nombrado maestro de huéspedes y encargado de la hospitalidad de la abadía. Durante su estancia en Coimbra, llegaron algunos frailes franciscanos, que se establecieron en una pequeña ermita de las afueras de Coimbra, dedicada a Antonio el Grande[4] Fernando se sintió fuertemente atraído por el estilo de vida sencillo y evangélico de los frailes, cuya orden se había fundado sólo 11 años antes. Llegaron noticias de que cinco franciscanos habían sido decapitados en Marruecos, los primeros de su orden en ser asesinados. El rey Alfonso II rescató sus cuerpos para que fueran devueltos y enterrados como mártires en el monasterio de la Santa Cruz[4]. Inspirado por su ejemplo, Fernando obtuvo permiso de las autoridades eclesiásticas para abandonar a los canónigos regulares y unirse a la nueva orden franciscana. Al ser admitido en la vida de los frailes, ingresó en la pequeña ermita de Olivais, adoptando el nombre de Antonio (del nombre de la capilla allí situada, dedicada a Antonio el Grande), con el que sería conocido[5].

  Oración a San José: La solución divina para casos imposibles que cambiará tu vida