Como empezar una oración cristiana

Cómo rezar en el espíritu

Refréscame. Invítame a descubrir tu presencia En cada persona que conozco Y en cada acontecimiento que encuentro. Enséñame cuándo hablar y cuándo escuchar Cuándo reflexionar y cuándo compartir. En los momentos de desafío y decisión Sintoniza mi corazón con los susurros de tu Sabiduría. Cuando emprenda tareas ordinarias y desapercibidas, Regálame alegría sencilla. Cuando mi día vaya bien, que me regocije. Cuando se torne difícil, sorpréndeme con Nuevas posibilidades. Cuando la vida sea abrumadora, llámame a momentos de Sabbath Para restaurar tu Paz y Armonía. Que mi vida de hoy revele tu Bondad. – Pat Bergen, C.S.J.

Juntos oramos: Oh bondadoso y gentil Espíritu de Amor, Tu energía impregna el Universo, Encendiendo la Tierra con Tu Bondad, Verdad y Belleza. Abre nuestras mentes y nuestros corazones a una conciencia más profunda de nuestra interconexión contigo, con los demás y con toda la creación. Que podamos experimentar Tu presencia única Dentro de la sagrada red de la creación. – Autor desconocido

Señor, deseo tanto prepararme bien para este momento. Por favor, ayúdame a clarificar y purificar mis intenciones.Tengo tantos deseos contradictorios.Mi actividad parece estar tan llena de ajetreo y de correr detrás de cosas que realmente no parecen importar o durar.Sé que si te doy mi corazóntodo lo que haga seguirá mi nuevo corazón.Que todo lo que soy hoy, todo lo que intento hacer hoy, que todos mis encuentros, reflexiones, incluso las frustraciones y los fallostodo ponga mi vida en tus manos.

¿Cómo se empieza una oración de apertura?

Oración de apertura para el culto o un servicio religioso

Te pedimos que abras nuestros oídos para que podamos escuchar tu voz. Abre nuestras mentes para que podamos recibir Tu sabiduría eterna. Abre nuestros espíritus para que podamos conocer Tu dirección y guía. Y abre nuestros corazones para que podamos recibir Tu maravilloso amor.

¿Qué dices cuando empiezas una oración?

Empieza por dirigirte directamente a Dios de forma que reconozcas la singularidad de quien es. La gente dirá cosas como “Padre Dios”, “Padre Celestial” o “Dios Todopoderoso”. La forma en que decidas dirigirte a Él te recordará a ti y a cualquier persona con la que estés rezando con quién estás hablando y lo que Él representa en tu vida.

  Oración para un enfermo terminal de cáncer

¿Cómo se empieza una oración en la Biblia?

Una sencilla oración inicial

Te damos gracias por los que están con nosotros, para que guíes nuestros pensamientos y acciones a fin de darte gloria. Fortalécenos y llénanos de tu paz. Que nos amemos y sirvamos unos a otros como Jesús nos ha mostrado. Llénanos del Espíritu Santo para hacer tu buena obra en la tierra.

Cómo rezar según la Biblia

Si el miedo a hablar en público es el mayor temor de la población general, el miedo a rezar en público puede ser su equivalente cristiano. No es de extrañar. En la oración en común, el líder lleva a sus hermanos y hermanas en una santa misión a la mismísima sala del trono del Dios todopoderoso. Pero el temor del Señor es el principio del conocimiento (Prov. 1:7), y apreciar la enormidad de la tarea puede llevarnos a apreciar la enormidad de nuestra ayuda. El cristiano nunca reza solo, y el cristiano nunca dirige a otros en oración por sí mismo, sino que siempre cuenta con la ayuda prometida y suficiente de los tres: el Padre que escucha, el Hijo que media e intercede, y el Espíritu que ayuda. Con esta confianza, puedes dar pasos (te sugiero tres) para guiar mejor a otros en la oración.

Esto tiene varios aspectos. Tu preparación para la oración pública comienza siempre con un hábito regular de oración privada. Como escribió Samuel Miller en Thoughts on Public Prayer: “Nadie puede esperar alcanzar la excelencia en la gracia y el don de la oración en la asamblea pública, a menos que abunde en la devoción íntima y en la santa comunión con Dios en secreto.” [1] También te preparas estudiando las oraciones de las Escrituras y prestando atención a las oraciones públicas de los creyentes más maduros. También te preparas para orar en público pensando en lo que podrías orar. Tal vez un versículo de tu lectura privada de las Escrituras o la aplicación de un sermón reciente, tal vez un campo misionero en particular o una oportunidad evangélica, tal vez un amigo que sufre o una iglesia en dificultades podrían ser el tema de tu oración. Más allá de eso, te preparas para orar resolviendo que orarás si se te da la oportunidad. Si no tienes la intención de orar, probablemente nunca lo harás.

  Oración contra el maleficio y todo mal

Cómo terminar una oración

Atención Este sitio no es compatible con la versión actual de su navegador. Para obtener la mejor experiencia posible al utilizar nuestro sitio web, le recomendamos que actualice a una versión más reciente o que instale otro navegador.

Se puede rezar en voz alta o mentalmente. Puedes hablar con Dios como lo harías con cualquier otra persona. Tus palabras no tienen que ser elocuentes ni memorizadas. Es más importante abrir tu corazón y no reprimirte. Cree que Él está allí y escuchando, porque lo está. Cree que Él te ayudará, porque lo hará.

Antes de empezar, busque un lugar tranquilo donde se sienta cómodo. Una buena manera de empezar es dirigirse a Dios por su nombre. Puedes probar con “Querido Dios”, “Querido Padre celestial”, “Padre nuestro que estás en los cielos” o simplemente “Dios”.

Habla desde tu corazón y comparte tus esperanzas y deseos, así como tus preocupaciones y problemas. Puedes pedirle ayuda, dirección, perdón o curación. Sea lo que sea lo que tengas en mente, díselo, reconociendo que su sabiduría y su tiempo son mayores que los tuyos. Puedes pedirle lo que Él quiere para ti.

Comentarios

Descubrir la oración está dirigido por Michelle Eyre. Ha tenido una carrera poco habitual: bailarina, monja, terapeuta ocupacional y directiva. Michelle probó su vocación en la Comunidad de Santa María la Virgen, Wantage, y ha pasado más de 20 años aprendiendo a incorporar a su vida diaria parte de lo que aprendió cuando probó ser monja. Ella quiere compartir el tesoro que aprendió en la comunidad de una manera que sea accesible a todos los que quieran explorar la oración.

  Oración para quedar embarazada efectiva: consejos y técnicas para aumentar la fertilidad

Nuestro enfoque consiste en explorar una serie de métodos de oración que tienen sus raíces en la Biblia y han sido probados durante más de 2.000 años. Aprendemos de la sabiduría de los antiguos cristianos y aplicamos la psicología moderna para comprender cómo podemos iniciar una nueva actividad (en este caso, la oración) y mantenerla.

Descubrir la oración es, en el fondo, para todos. Intentamos seguir las enseñanzas y el ejemplo de Jesús, y creemos que la historia de Jesús es convincente y útil para todas las personas. Esperamos que nos acompañes a explorar juntos la oración.