El santo de los estudiantes oración

Oración a Santo Tomás de Aquino antes del examen

2) San John Henry Newman fue muy activo en la vida intelectual y creó centros de debate para unir a los católicos con la conversación intelectual en las universidades, ya que a menudo se creía erróneamente que ser católico era ser anti-intelectual. Los Centros de Pastoral Universitaria de Estados Unidos llevan a menudo su nombre. Lea alguna vez “La idea de universidad”.

3) Un ejemplo obvio es San Ignacio de Loyola, fundador de los jesuitas, cuyo carisma es la educación. Existen muchas universidades jesuitas en Estados Unidos y otros países, como Georgetown, Boston College, Fordham y Loyola Marymount.

¿A qué santos rezas para estudiar?

1) Santo Tomás de Aquino: patrón oficial de los eruditos y doctor de la Iglesia. Su gran obra, la “Summa Theologica”, podría ser algo que estés estudiando en realidad.

¿Qué es la oración del estudiante?

Dame un entendimiento agudo, una memoria retentiva y la capacidad de comprender las cosas correcta y fundamentalmente. Concédeme el talento de ser exacto en mis explicaciones y la capacidad de expresarme con minuciosidad y encanto. Señálame el principio, dirige el progreso y ayúdame a terminar.

Oración de Santo Tomás de Aquino por los estudiantes

Ahora que comienza otro curso académico y los alumnos y padres se apresuran a reunir todo el material que necesitan para el colegio, no olvidemos los recursos que tenemos en los santos. Aunque los santos no se encuentran en los tentadores pasillos de las tiendas llenos de gomas de borrar rosas, carpetas y papel cuadriculado de relleno, trabajan igual de duro por nosotros durante todo el curso escolar si se lo pedimos. Los sospechosos habituales, San José de Cupertino y San Francisco de Sales, aparecen en la mayoría de las listas de “Santos que los estudiantes deben conocer”, pero aquí hay algunos santos adicionales a los que los estudiantes pueden recurrir en sus horas de necesidad.

  Oración al espíritu santo pidiendo un favor

Quizá el mayor reto de la vida de un joven sea determinar el plan de Dios para sí mismo. Como profesor universitario, les digo a mis alumnos que Dios nos habla a través de nuestros talentos y pasiones. ¿En qué somos buenos? ¿Qué nos llena de sentido? Incluso si podemos responder a estas preguntas, averiguar cómo emplear nuestras habilidades y pasiones en el mundo real es desalentador. Encontrar orientación en esto es una de las muchas maneras en que la devoción a María es poderosa.

Patrona de los estudiantes que se examinan

McNicholas High School se basa en la fe y, según la tradición católica, se anima a los alumnos a rezar en los momentos de dificultad. Muchos rezan a los santos, pidiendo oraciones en su nombre, especialmente santos relacionados con la educación o la vida de un estudiante. He aquí cinco santos y las oraciones que los acompañan para los estudiantes que puedan necesitar un poco de ayuda.

Desde muy joven, su familia animó a Santo Tomás de Aquino a ingresar en un monasterio. A medida que crecía, fue influenciado para unirse a la Orden Dominicana, en contra de los deseos de su familia. Santo Tomás de Aquino estudió y enseñó teología. Es el patrón de los estudiantes. He aquí una Oración del Estudiante de Santo Tomás de Aquino para ayudar en los estudios:

  Oración al ángel menadel

“¡Ven, Espíritu Santo, Divino Creador, verdadera fuente de luz y manantial de sabiduría! Derrama tu resplandor sobre mi denso intelecto, disipa las tinieblas que me cubren, las del pecado y de la ignorancia. Concédeme una mente penetrante para comprender, una memoria retentiva, método y facilidad para aprender, lucidez para comprender y gracia abundante para expresarme. Guía el comienzo de mi obra, dirige su progreso y llévala a buen término. Te lo pido por Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, que vive y reina contigo y con el Padre, por los siglos de los siglos. Amén”.

Patrona de estudiantes y profesores

Con la proximidad de varios exámenes preliminares, un poco de estrés se ha apoderado de la mente de algunos estudiantes. Sin embargo, un repaso de última hora y un poco de esperanza y oración te ayudarán a conseguir lo que te mereces.

San José nació de un modesto padre carpintero y una madre muy firme. Desde muy pequeño tuvo conciencia de Dios y así fue que subió al cielo. Siguió la carrera de comerciante, aunque finalmente ingresó en la orden franciscana para hacerse sacerdote capuchino. Allí tuvo muchos problemas, ya que no era el mejor en los estudios y tuvo que abandonarlos. Los sacerdotes sintieron lástima por él y le invitaron a volver, ya que tenía un amor genuino hacia Dios, que practicaba a través de sus acciones. Tres años más tarde fue ordenado sacerdote.

  Oración milagrosa a las ánimas benditas

Su espíritu estaba verdaderamente en unión con Dios, ya que en varias ocasiones se había elevado por encima del suelo, durante la Santa Misa. Esta gran devoción es realmente algo que los católicos pueden admirar y al examinar su santo cuerpo, la sangre de su corazón no estaba allí. Esto se debía a que había pedido muchas veces, mientras vivía, que Jesús tomara su corazón y lo quemara.