Oración a la hermana muerte

Oración católica por la muerte de una hermana

La unión con nuestras Hermanas que han muerto en Cristo no se rompe. Nos fortalecemos compartiendo los beneficios espirituales. Conscientes del vínculo que une a todo el Cuerpo Místico de Cristo, cultivamos con gran piedad la memoria de los difuntos. (Constituciones de la Congregación)

Cuando Domingo yacía en su lecho de muerte rodeado de sus apenados hermanos, los consoló diciéndoles: “No lloréis. Os seré más útil en el Cielo”. Las palabras de Domingo ofrecían una profunda esperanza, que se extendía más allá de su muerte a la muerte de cada miembro de la Orden.

La confianza dominicana central en la protección de la Santísima Madre que sostenía a una hermana durante su vida también la abraza en la muerte. Cuando una hermana entra en sus últimas horas, la comunidad se reúne junto a su lecho para cantar la Salve. Sigue una serie de oraciones que encomiendan el alma que parte a la intercesión de los santos y a la misericordia de Dios. Desde ese momento hasta la muerte, uno o más miembros de la comunidad permanecen en oración junto a la cama de la hermana.

El período entre la muerte y el entierro de una hermana representa un tiempo sagrado para toda la Comunidad, un tiempo de gratitud por el testimonio de su vida y su perseverancia. Durante el tiempo del velatorio previo a la Misa Funeral, las hermanas se turnan a lo largo del día y de la noche velando en oración. Justo antes de la Misa de exequias y antes de cerrar el féretro, la Priora General coloca el escapulario de la hermana difunta sobre su cabeza, como hizo la propia hermana al hacer la postración en su profesión de votos, símbolo de la muerte a sí misma y al mundo y del abrazo a la vida en Cristo.

  Oración por mis hijos y esposo

Oración por la pérdida de su hermano

Que veas la luz de Dios en el camino Cuando el camino que recorres es oscuro. Que siempre oigas, Incluso en tu hora de dolor, El suave canto de la alondra. Cuando los tiempos sean duros, que la durezaNunca convierta tu corazón en piedra, Que siempre recuerdes Cuando las sombras caigan, Que no caminas solo.

Rezamos para que en este tiempo de pérdida, Sientas mucho más el amor de Dios Y que encuentres tu consuelo En la presencia del Señor Rezamos para que Dios derrame sobre ti, Su dulce gracia asombrosa Y desborde tu corazón de paz Mientras vives en Su abrazo. – M.S. Lowndes

Pero sólo por tan poco tiempo nos has prestado. Porque hasta un dibujo tallado en obsidiana se desvanece, y las plumas verdes, las plumas de la corona, del pájaro Quetzal pierden su color, y hasta los sonidos de la cascada se apagan en la estación seca.

Bendice a los que lloran, Dios eterno, con el consuelo de tu amor para que puedan afrontar cada nuevo día con esperanza y la certeza de que nada puede destruir el bien que se les ha dado. Que sus recuerdos sean alegres, sus días enriquecidos con amistad y sus vidas rodeadas de tu amor.

  Oraciones poderosas para pedir un milagro urgente

Oración por mi difunta hermana en el islam

Tanto si quieres encontrar las palabras para expresar lo que hay en tu corazón, como si quieres ofrecer una oración de condolencia sensible, bíblica y reconfortante para un amigo, hemos reunido una hermosa colección de oraciones de duelo para ti a continuación.

Orar es hablar con Dios. Él nos ha dicho que “echemos nuestras preocupaciones sobre Él”, así que es bueno hacer precisamente eso. Tu amigo en duelo está agobiado por el dolor, la tristeza, la pena y un sentimiento de pérdida sin límites. Pídele al Señor que cuide de él o ella con respecto a esas cosas.

Leer un versículo o rezar una oración no es una cura mágica, pero sabemos que la Palabra de Dios es poderosa, y Su Espíritu está presente cuando oramos unos por otros. Estas realidades pueden proporcionar mucho consuelo a su amigo o familiar durante esta temporada de pérdida.

Escritura: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os aliviaré. Llevad mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera. – Mateo 11:28-30

Oración por un hermano muerto en el islam

“El sentido cristiano de la muerte se revela a la luz del Misterio Pascual de la Muerte y Resurrección de Cristo, en quien reside nuestra única esperanza. El cristiano que muere en Cristo Jesús está ‘lejos del cuerpo y en casa con el Señor’ (2 Cor 5,8).”

Las siguientes oraciones pueden recitarse con el moribundo, alternando con momentos de silencio. A veces, hay que repetir varias veces la misma oración. También son apropiados el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria. Se puede firmar al moribundo en la frente con la cruz, como se hacía en el Bautismo.

  Oración a san gregorio taumaturgo para casos difíciles

Cuando la familia se reúne por primera vez en torno al cuerpo, antes o después de prepararlo para el entierro, se pueden utilizar todas o algunas de las siguientes oraciones. Es muy conveniente que, siempre que sea posible, los miembros de la familia participen en la preparación del cuerpo para la sepultura.