Oración a las almas del purgatorio para pedir un favor

7 días de oración por las almas del purgatorio

“Cumplir la voluntad de Dios era la meta en la que los santos fijaban constantemente su mirada. Estaban plenamente persuadidos de que en esto consiste toda la perfección del alma. ” San Alfonso de Ligorio * * *”La suprema perfección del hombre en esta vida es estar tan unido a Dios, que toda su alma con todas sus facultades y potencias se reúnan de tal modo en el Señor Dios, que se convierta en un solo espíritu con él, y no recuerde nada sino a Dios, no conozca ni reconozca nada sino a Dios, sino que con todos sus deseos unificados por la alegría del amor, descanse contento en el goce de su Hacedor solo.” San Alberto Magno * *”Muchas palabras no satisfacen el alma; pero una vida buena alivia la mente y una conciencia limpia inspira una gran confianza en Dios.” Tomás á Kempis * * *

¿Cuál es la oración más poderosa por las almas del purgatorio?

“Padre Eterno, Te ofrezco la Preciosísima Sangre de Tu Divino Hijo, Jesús, en unión con las Misas que hoy se dicen en todo el mundo, por todas las Santas Almas del Purgatorio, por los pecadores de todo el mundo, por los pecadores de la Iglesia universal, los de mi propia casa y los de mi familia. Amén”.

¿Pueden las oraciones ayudar a las almas del purgatorio?

Así pues, las almas del purgatorio sufren de un modo muy real y doloroso, un modo que no podemos comprender plenamente. Tenemos la capacidad de ayudarlas y aliviarlas con nuestras oraciones y acciones. 2.

Oración diaria por las almas del purgatorio

Sin embargo, como devoción privada, no veo nada malo en pedir a las Almas Santas que recen por ti. Sus oraciones por ti se harían por puro amor ya que, como los Santos en el Cielo, su mérito ha sido fijado en su muerte o juicio particular. Los que están en el Purgatorio han sido salvados, como los santos, por la Sangre de Nuestro Señor – sólo necesitan ser totalmente purificados.

  Oración inicial del viacrucis

muerte o sepultura. Si es posible, la Iglesia anima también a los fieles a que hagan celebrar Misas anuales por los familiares que han partido de esta vida terrena. El estipendio para una Misa suele rondar entre los 5 y los 10 dólares, pero algunos sacerdotes pueden hacerlo gratis.

Una forma breve y fácil de rezar por las almas del purgatorio

Fr. Columba Thomas, O.P., conoció a los dominicos en la facultad de medicina y completó su formación médica antes de unirse a la Orden en 2016. Su traducción del Ars Moriendi (El arte de morir) del siglo XV se puede encontrar en ncbcenter.org. Como Diácono del Santuario del Rosario de San Judas, Fr. Columba espera rezar por sus intenciones durante el próximo año.

Alimentadas por el amor de Cristo, las almas del purgatorio experimentan a la vez alegría y dolor: alegría, al saber que Dios les ha mostrado una gran misericordia y que un día estarán en el cielo; y dolor, a causa de las imperfecciones de sus almas que desagradan a Nuestro Señor e impiden la unión completa con Él. Estas almas se purifican en un fuego misterioso, semejante al fuego terrenal, pero más intenso, durante el tiempo determinado por Su bondadosa voluntad. Las llamamos “almas santas” porque están confirmadas en gracia, gozan de una relación con Dios y anhelan ardientemente verle cara a cara.

Los que estamos en la tierra podemos hacer mucho para consolar a las almas del purgatorio y acelerar su entrada en la bienaventuranza eterna del cielo. Debemos recordarlo especialmente por nuestros familiares difuntos, unidos a nosotros por la carne y la sangre, así como en el Cuerpo y la Sangre de Nuestro Señor. Es una obra de misericordia espiritual rezar, ayunar y dar limosna por estas almas santas, cuyos frutos son tres: la asistencia a las almas santas, que no pueden asistirse a sí mismas; el favor a los ojos de Dios para nuestra propia salvación; y la gratitud eterna y la intercesión de las almas a las que asistimos al cielo. Una vez en el cielo, esas almas pueden interceder por nosotros a su vez, y tal vez acortar nuestra propia estancia en el purgatorio.

  Oración a santa gema para pedir un milagro: la poderosa súplica que te concederá tus deseos

Oración para liberar a 10.000 almas del purgatorio

Santo Tomás especula que los que están en el purgatorio son más perfectos que nosotros en la medida en que no pueden pecar, pero son menos perfectos que nosotros en lo que se refiere al castigo que están sufriendo14 . Pero nada les impide alabar, agradecer, adorar, pedir y cosas semejantes, pero Santo Tomás no desarrolla esta noción de su vida de oración.

Santo Tomás había enseñado: “Los muertos, por la naturaleza de su caso, no conocen las cosas que ocurren en este mundo, especialmente los pensamientos interiores del corazón”. Por tanto, no tendría sentido pensar que pueden “oír” nuestras oraciones y suplicar por nosotros. Además, puesto que ya no pueden merecer por nosotros, significaría que nosotros podemos rezar por ellos, pero no a la inversa.

En la época de los teólogos jesuitas Francisco Suárez (1548-1617) y San Roberto Belarmino (1542-1621), se hizo popular entre los laicos pedir oraciones a las almas del purgatorio. Y en la época del siglo XVIII, San Alfonso de Ligorio (1696-1787) enseña que la Iglesia no les reza oficialmente porque no se sabe si nos oyen o no, pero un católico puede creer piadosamente que “Dios les da a conocer nuestras oraciones. ” 16 Tomás en este contexto había enseñado que ya que los bienaventurados ven la Palabra, puede darles ideas sobre lo que pasa en el mundo pero los del purgatorio no ven la Palabra “por la cual son capaces de saber lo que pensamos o decimos”.17 Así que se deduce que “no imploramos su asistencia mediante la oración. . . .” Pero, utilizando los otros principios de Tomás, no es contradictorio que Dios dé ideas infusas a las almas del purgatorio si quiere, del mismo modo que es posible que Dios permita que un alma del purgatorio se presente ante los demás en la tierra para suplicarles que recen y digan misas por ella.18

  Oración ala virgen de la soledad para casos imposibles