Oración a san benito para alejar la envidia

Oración de exorcismo de San Benito

¿Se siente abrumado? ¿Con el corazón apesadumbrado, sin entender por qué ciertas cosas de tu vida han dejado de funcionar? Tal vez esté siendo víctima de la envidia de alguien, o el autor de la misma. La verdad es que hay muchas personas que realmente tienen mal ojo, pero también hay otras que acaban sin querer sintiendo envidia, e incluso sin darse cuenta. Seguramente, ya habrás pasado por alguna de estas situaciones. Para liberarte de este mal, ¡conoce ahora 6 oraciones para alejar este mal sentimiento de tu vida!Oración de San Benito – Santo conocido por proteger contra la envidia

En este momento en que me encuentro en oración en tus brazos Jesús, te pido la gracia de liberarme de este veneno que es la envidia, traído al mundo por Satanás. Señor, te pido que vengas en ayuda de mis debilidades y flaquezas.

Te entrego de todo corazón, Señor, todos los momentos en que experimenté el sentimiento de envidia, ya sea con amistades o con bienes materiales. Te pido, Espíritu Santo, que vengas sobre mi corazón y mi vida, liberándome de las raíces de la envidia.

¿Cuál es la poderosa oración de protección a San Benito?

Oración a San Benito para pedir protección

Por tu intercesión, líbranos de la tentación, la opresión espiritual, los males físicos y la enfermedad. Protégenos del abuso de las drogas y el alcohol, de la impureza y la inmoralidad, de los compañeros desagradables y de las actitudes negativas. En el nombre de Jesús. Amén.

¿De qué te protege San Benito?

Este objeto religioso es también un símbolo cristiano de apertura de puertas y apertura de caminos difíciles. La tradición sostiene que protege de las maldiciones, el mal y el vicio, protege contra las enfermedades y protege la buena salud.

  Oración por la familia del padre pío - fortalece tus lazos familiares con esta poderosa plegaria

¿Quién es el santo protector contra el mal?

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla; sé nuestra protección contra la maldad y las asechanzas del demonio.

Oración de San Benito en latín

No matar. No robar. No codiciar. No dar falso testimonio. Honrar a todas las personas. No hacer a otro lo que no quisiera que me hicieran a mí. Castigar el cuerpo. No buscar los placeres. Amar el ayuno. Socorrer a los pobres. Vestir al desnudo. Visitar a los enfermos. Enterrar a los muertos. Ayudar en los apuros. Consolar a los afligidos. Mantenerme alejado de las costumbres mundanas. No preferir nada al amor de Cristo.

No ceder a la cólera. No fomentar el deseo de venganza. No albergar engaño en el corazón. No hacer falsas paces. No abandonar la caridad. No jurar, para no jurar en falso. Decir la verdad con el corazón y con la lengua. No devolver mal por mal. No hacer daño; sí, incluso soportar pacientemente cualquier daño que me hagan. Amar a mis enemigos. No maldecir a los que me maldicen, sino bendecirlos. Soportar la persecución por causa de la justicia.

Referir a Dios el bien que veo en mí. Referirme a mí mismo cualquier mal que haya en mí. Temer el Día del Juicio. Temer el infierno. Desear la vida eterna con anhelo espiritual. Tener la muerte ante los ojos todos los días. Vigilar constantemente mis actos. Recordar que Dios me ve en todas partes. Invocar a Cristo para que me defienda de los malos pensamientos que surgen en mi corazón.

  Oración a metatrón para el dinero

Oración de San Benito en español

por tu deseo de proteger y ayudar al que sufre y no puede salir de su sufrimiento por sí mismo, Pues bien, tú, santo padre, ayuda a los fieles que acudimos a ti cuando los problemas nos afligen y nos roban la tranquilidad.

Para que tus peticiones sean mejor escuchadas en el Cielo, repite la oración y los rezos durante tres días seguidos, hazlo con fervor y mucha fe y, sobre todo, pon tu confianza en la misericordia de Dios y en la poderosa ayuda que San Benito puede proporcionarte. En efecto, San Benito es mundialmente famoso por ofrecer su excelente protección y prestar ayuda milagrosa en los problemas y cargas materiales.

Oración de San Benito por la curación

La medalla de San Benito es una medalla sacramental cristiana que contiene símbolos y textos relacionados con la vida de San Benito de Nursia, utilizada por católicos romanos, luteranos, ortodoxos occidentales, anglicanos y metodistas, de tradición cristiana benedictina, especialmente por los votantes y oblatos[A][1].

Este objeto religioso es también un símbolo cristiano de apertura de puertas y de apertura de caminos difíciles. La tradición sostiene que protege de las maldiciones, el mal y el vicio, protege contra las enfermedades y protege la buena salud.

La fecha y la época exactas de la primera medalla de San Benito no están claras. Originalmente, la medalla era una cruz, dedicada a la devoción en honor de San Benito. En algún momento se acuñaron medallas con la imagen de San Benito sosteniendo en alto una cruz en la mano derecha y su Regla para los monasterios en la otra mano. A continuación, se colocó una secuencia de letras mayúsculas alrededor de la gran figura de la cruz molina en el reverso de la medalla. El significado de las letras se perdió con el tiempo, hasta que hacia 1647 se descubrió un antiguo manuscrito en la abadía benedictina de San Miguel de Metten. En el manuscrito, escrito en 1415, aparecía una imagen de San Benito sosteniendo en una mano un báculo terminado en cruz y un pergamino en la otra. En el báculo y el pergamino estaban escritas íntegramente las palabras de las que las misteriosas letras eran las iniciales,[3] una oración latina de exorcismo contra Satanás[4]. El manuscrito contiene la fórmula de exorcismo Vade retro satana (“Retrocede, Satanás”), y se descubrió que las letras correspondían a esta frase[5].

  Oración para pedir por mi hijo