Oración a san benito para protección de los hijos

Oración de protección de San Benito en latín

San Benito, santo de la paz y de la protección contra el mal, practicaste lo que enseñaste, cumpliendo humildemente la obra de Dios en beneficio de todos los hombres. Tú conoces los numerosos peligros físicos que nos rodean hoy en día, a menudo causados por inventos humanos o por malhechores. Por favor, protégenos contra el envenenamiento del cuerpo, la mente y el alma, y sé un defensor de nuestro camino espiritual. Amén.

Cada vela viene con una oración al santo patrón, aceite santo como parte de la cera y una moneda de oración incrustada en la vela. Antes de encenderla por primera vez, lee en voz alta la oración al santo patrón y enciende la vela. Una vez que la cera se haya consumido por completo tras muchos usos, retire la moneda del fondo y guárdela en la cartera, el bolso o el coche, o entiérrela en el jardín para bendecir a toda la familia.

Oración a San Benito para pedir protección

“¡Oh Glorioso San Benito, sublime modelo de todas las virtudes, vaso puro de la gracia de Dios! Contémplame, humildemente arrodillado a tus pies. Imploro a tu corazón amoroso que ruegue por mí ante el trono de Dios. A ti recurro en todos los peligros que diariamente me rodean. Escúdame contra mis enemigos, inspírame a imitarte en todo. Que tus bendiciones me acompañen siempre, para que pueda rehuir todo lo que Dios prohíbe y evitar las ocasiones de pecado.”

“Alcánzame bondadosamente de Dios los favores y gracias de que estoy tan necesitado, en las pruebas, miserias y aflicciones de la vida. Tu corazón estaba siempre tan lleno de amor, compasión y misericordia hacia aquellos que estaban afligidos o atribulados de alguna manera. Nunca dejaste sin consuelo y asistencia a nadie que recurriera a ti. Por lo tanto, invoco tu poderosa intercesión con la confiada esperanza de que escucharás mis plegarias y me obtendrás la gracia y el favor especiales que tan fervientemente imploro (menciónala), si es para la mayor gloria de Dios y el bienestar de mi alma.”

  Oración a santa lucía devocionario

Libro de oraciones de san benedicto pdf

San Benito fue proclamado por el Papa Pablo VI patrón de Europa. Retrató el espíritu de la moderación. A los monjes de San Benito se les permite vestir ropa adecuada al clima, comer lo suficiente y dormir lo suficiente.

San Benito es conocido como el “Padre del monacato occidental”, ya que estableció una Regla que se convirtió en norma para monjas y monjes cristianos. Se cree que San Benito puede ofrecerle protección contra el mal, las maldiciones y las enfermedades.

San Benito nació en la ciudad italiana de Nursia en el año 480. Sus padres eran nobles. Sus padres eran nobles y fue educado en un hogar cristiano. De joven, Benito fue enviado a Roma para estudiar. Pronto se desilusionó con el estilo de vida de la ciudad y se retiró a la campiña italiana.

Benedicto vivió como ermitaño durante algunos años, pero su reputación de hombre santo pronto atrajo a numerosos seguidores. Estableció un monasterio en Monte Cassino, que se convirtió en el centro de la Orden Benedictina.

  Oración para aprobar un examen difícil

La Regla de Benito, que aún siguen los benedictinos, establece una serie de directrices para la vida monástica. Entre ellas, los votos de pobreza, castidad y obediencia, el rezo diario del oficio y la observancia del silencio.

Oración de San Benito por la curación

La medalla de San Benito es una medalla sacramental cristiana que contiene símbolos y textos relacionados con la vida de San Benito de Nursia, utilizada por católicos romanos, luteranos, ortodoxos occidentales, anglicanos y metodistas, de tradición cristiana benedictina, especialmente por los votantes y oblatos[A][1].

Este objeto religioso es también un símbolo cristiano de apertura de puertas y de apertura de caminos difíciles. La tradición sostiene que protege de las maldiciones, el mal y el vicio, protege contra las enfermedades y protege la buena salud.

La fecha y la época exactas de la primera medalla de San Benito no están claras. Originalmente, la medalla era una cruz, dedicada a la devoción en honor de San Benito. En algún momento se acuñaron medallas con la imagen de San Benito sosteniendo en alto una cruz en la mano derecha y su Regla para los monasterios en la otra mano. A continuación, se colocó una secuencia de letras mayúsculas alrededor de la gran figura de la cruz molina en el reverso de la medalla. El significado de las letras se perdió con el tiempo, hasta que hacia 1647 se descubrió un antiguo manuscrito en la abadía benedictina de San Miguel de Metten. En el manuscrito, escrito en 1415, aparecía una imagen de San Benito sosteniendo en una mano un báculo terminado en cruz y un pergamino en la otra. En el báculo y el pergamino estaban escritas íntegramente las palabras de las que las misteriosas letras eran las iniciales,[3] una oración latina de exorcismo contra Satanás[4]. El manuscrito contiene la fórmula de exorcismo Vade retro satana (“Retrocede, Satanás”), y se descubrió que las letras correspondían a esta frase[5].

  Oración al ángel de la guarda - una poderosa invocación para protegernos y guiarnos