Oración a yemayá para el trabajo

Oración con velas de Yemayá

Parece que estás utilizando Internet Explorer 11 o anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúas con este navegador, es posible que veas resultados inesperados.

Esta guía, creada por la Biblioteca Woodruff del Atlanta University Center con financiación del Programa de Subvenciones OER de Atla, existe como Recurso Educativo Abierto sobre “Religiones Tradicionales Africanas: Ifá”. Contenido bajo licencia CC-BY-NC 4.0.

El Mensajero Divino del Tambor, El Mensajero Divino del Tambor. Que el Divino Mensajero del Tambor te proteja. Dueño de mil calabazas, el Divino Mensajero del Tambor, el Divino Mensajero del Tambor.

Alabado sea el Espíritu del Misterio, Espíritu que me limpia por dentro. Alabado sea el Espíritu del Río, Espíritu que me limpia por dentro. Alabado sea el Espíritu de la Seducción, Espíritu que me limpia por dentro.

Oración de Yemayá en español

La deidad fluvial Yemanjá suele ser representada como una sirena, incluso en África Occidental, y puede visitar todas las demás masas de agua, pero su hogar y el reino que posee son los ríos y arroyos, especialmente el río Ogun, en Nigeria.

En Candomblé y Umbanda, Iemanjá es uno de los siete Orixás. Se utilizan rosas blancas como ofrenda ritual[2]. Es la Reina del Océano, el espíritu patrono de los pescadores y de los supervivientes de naufragios, el principio femenino de la creación y el espíritu de la luz de la luna. El sábado es el día consagrado a Iemanjá[3].

  Oración por mi mascota enferma

En Montevideo, los fieles se reúnen en la playa Ramírez, en el barrio de Parque Rodó, cada 2 de febrero para celebrar el Día de Iemanjá[13]. Cientos de miles de personas esperan sentadas la puesta de sol antes de lanzar al océano pequeñas embarcaciones con ofrendas.

Oración de limpieza Yemaya

La oración a Yemaya, es un rito que se realiza para rendir culto a la deidad llamada Yemaya. Se la considera progenitora de la Tierra y patrona de los mares. Los seguidores de este culto tienen mucha fe en ella, afirman que es protectora y da solución a un gran número de problemas. Este es uno de los muchos rituales de la llamada santería en América Latina.

Desde el principio de los tiempos, el mar ha desempeñado un papel muy importante en la creación de la vida en general. Yemaya, como diosa de los mares representa el poder de los mismos, siendo ella la madre universal y la madre de todos los Orishas. Hay muchas historias, incluso estudios, donde se cuenta todo lo que tiene que ver con esta importante deidad.

Yemaya perdió la supremacía del mundo por su carácter tan colérico e inestable y se le otorgó el poder absoluto de los mares. Pero en las profundidades de este vive olocum, que a su vez es el dueño absoluto de los abismos mas profundos del mar. La gente dice que Olocum y Yemaya son dos deidades diferentes, pero otras tendencias apuntan directamente a olocum en un camino de Yemaya.

  Oración por las mujeres de la iglesia

Oración a yemayá pidiendo ayuda

Todas las cosas en la vida son posibles sólo a través del trabajo duro. Pero sobre todo con la ayuda de Dios. Una oración para el éxito es la mejor manera de pedir a Dios su ayuda. Es sólo a través de la oración que somos capaces de comunicar nuestras necesidades al Padre Celestial. algunas grandes oraciones para hacer esto incluyen:

“Señor, te doy gracias por la forma en que me has hecho. Por los muchos dones y talentos que me has concedido. Padre, confío en que soy la mejor opción para este trabajo. Estoy agradecido por todas y cada una de las personas con las que trabajo. Incluso por las que no me caen especialmente bien o no entiendo. Rezo para que mi atención se centre en cumplir los objetivos que me has marcado durante el tiempo que ocupe este puesto. Concédeme sabiduría y discernimiento en el trabajo, incluso en medio de un ambiente hostil. Ayúdame a aprender lo que quieres enseñarme aquí, y dame paciencia mientras me preparas para el futuro.

Padre, ayúdame a dar lo mejor de mí y a mantenerme siempre positivo y esperanzado. Por favor, frena las quejas y decepciones de mi corazón con tu paz perfecta. Permíteme también confiar en ti en mi trabajo. Cúbreme con las vestiduras de alabanza y la justicia de Cristo para que pueda traerte gloria allí donde trabajo. Señor, permíteme conocer mi verdadera identidad, caminar en tu favor y aspirar a agradarte más que a aquellos con quienes trabajo. Donde haya fricción, permíteme ser un pacificador. Donde haya mentiras, déjame decir la verdad. Padre, donde haya desesperación, déjame llevar esperanza. Donde haya miedo, déjame llevar la fe. Señor, donde haya oscuridad, déjame llevar la luz. Donde haya tristeza, déjame llevar alegría. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén”.

  Oración para renovar votos matrimoniales
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad