Oración al sagrado corazón de jesús por un enfermo

Oración milagrosa de 3 días al sagrado corazón de jesús

¡LOS CINCO PRIMEROS SÁBADOS ES UNA DEVOCIÓN NECESARIA AHORA MÁS QUE NUNCA! LA ORACIÓN DE SAN MIGUEL Y EL ROSARIO SON TAMBIÉN ORACIONES PODEROSAS QUE NOS AYUDAN A ATRAVESAR TIEMPOS MUY TURBULENTOS: ¡CRECE EN LA FE Y EN LA ORACIÓN CON HALLOW!

pecados e insultos que Él ha soportado. Jesús se quejaba a Santa Margarita María de la frialdad e ingratitud que recibía sólo de los cristianos, mucho menos del resto de la humanidad, teniendo en cuenta todo lo que hizo

imágenes. Además, tenemos una Novena al Sagrado Corazón, así como páginas sobre Adoración al Sagrado Corazón, Devoción al Sagrado Corazón y Reflexiones sobre el Sagrado Corazón. Una Oración vespertina por los descuidos cotidianos también toca el tema del Sagrado Corazón del Señor como ofrenda por nuestras debilidades y pecados. También tenemos un par de oraciones de la propia Santa Margarita María,

Novena de oración del Sagrado Corazón de Jesús

La Biblia también nos dice: 23 De cierto os digo que cualquiera que diga a este monte: “Levántate y arrójate al mar”, y no dude en su corazón, sino que crea que sucederá lo que dice, le será hecho.

Querido Señor, confesamos nuestra necesidad de ti en este día, de tu curación y de tu gracia, para que nos devuelvas la esperanza. Permítenos recordar que actúas en favor de los que amas, constante, poderosa y completamente.

  Oración a don juan del dinero para ganar la lotería

Perdónanos por olvidar cuánto te necesitamos, por encima de todos y de todo lo demás. Acudimos a ti y te traemos los lugares en los que estamos heridos. Tú ves donde nadie más es capaz de ver o comprender plenamente. Tú conoces el dolor que llevamos a cuestas.

Señor Jesucristo, gracias por amar a [nombre de la persona que necesita curación]. Sé que odias lo que su enfermedad les/me está haciendo. Te pido que cures esta enfermedad, que tengas compasión y traigas la curación de toda enfermedad.

Oh Jesucristo, Médico Divino y Sanador de los Enfermos, vengo a Ti en este momento en que estoy muy enfermo. Querido Señor, Tú que eres nuestro más querido Consolador cuando estamos atribulados, por favor, reduce nuestras penas y preocupaciones con Tu suave amor.

Oración del Sagrado Corazón de Jesús

Oh Corazón santísimo de Jesús, fuente de toda bendición, te adoro, te amo, y con vivo dolor de mis pecados te ofrezco este pobre corazón mío. Hazme humilde, paciente, puro y enteramente obediente a tu voluntad. Haz, Buen Jesús, que viva en ti y para ti. Protégeme en medio del peligro. Consuélame en mis aflicciones. Dame la salud del cuerpo, la asistencia en mis necesidades temporales, tu bendición sobre todo lo que hago y la gracia de una muerte santa. Amén.

  Oración a san pantaleón pidiendo salud

Jesucristo es verdaderamente Dios, la Segunda Persona de la Trinidad, el Hijo, el Verbo Eterno, que con el Padre y el Espíritu Santo siempre fue, es y será. En el principio era el Verbo” (Jn 1,1)

Oración de San Judas

Principio de la páginaUnción de los enfermos “Por la sagrada unción de los enfermos y la oración de los sacerdotes, toda la Iglesia encomienda a los enfermos al Señor sufriente y glorificado, para que los resucite y los salve. Y, más aún, les exhorta a contribuir al bien del Pueblo de Dios uniéndose libremente a la Pasión y muerte de Cristo.”

“La Unción de los Enfermos “no es un sacramento sólo para los que están a punto de morir. Por tanto, en cuanto alguno de los fieles comienza a estar en peligro de muerte por enfermedad o vejez, ciertamente ha llegado ya el tiempo oportuno para que reciba este sacramento.” (CIC1514)

Emergencia Sacramental – Cuando existe la preocupación de que un católico pueda pasar pronto de esta vida a la otra, los feligreses deben llamar a la oficina parroquial al (770) 443-0566. Si la oficina esta cerrada escoja la opcion 2 en el sistema telefonico para contactar a un Sacerdote Catolico Romano para la Uncion de los Enfermos (incluyendo Ultimos Ritos).

  Oración de volteo y rebote

Este sacramento puede tener lugar en el hogar familiar, un hospital o iglesia, para una sola persona enferma o un grupo entero de personas enfermas. Puede celebrarse dentro de la Santa Misa. Puede ir precedido del sacramento de la Penitencia y seguido del sacramento de la Eucaristía.