Oración ala virgen de los dolores

Breve oración a la Virgen de los Dolores

Santísima Virgen María, Nuestra Señora de la Compasión, me dirijo a ti con filial confianza. Tú participaste plenamente en la obra de nuestro Señor Jesucristo, cuya Muerte trajo la vida al mundo. Ayúdame ahora a comprender la verdad sobre la compasión divina. Enséñame a aceptar los sufrimientos que llegan a mi vida como tú aceptaste obedientemente tus propios y profundos dolores. Madre amorosa del Redentor, tú te consagraste sometiéndote al plan divino. Alcánzame la gracia de hacer mi propia sumisión a la misma sabia providencia, ahora y en la hora de mi muerte. Amén.

Santa María, Madre de Dios y Reina de los Mártires, te elijo hoy como modelo, protectora y abogada. Recíbeme como tu siervo especial, como partícipe de tus sufrimientos. Dame fuerza para permanecer siempre junto a Jesús, tu Hijo, que murió en la cruz por mí. Acepta toda obra buena que yo realice y ofrécela a tu Hijo por mí. Querida Madre, permanece a mi lado en todas mis acciones, para que estén dirigidas a la gloria de Dios. Amén.

Novena de oración de Nuestra Señora de los Dolores

Oh Virgen Santísima, Reina de los Mártires, que estuviste generosa bajo la cruz y sentiste que la espada del dolor atravesaba tu alma. Mira ahora con la comprensión y la ternura de una madre, como me arrodillo ante ti para conmemorar tus dolores, y para presentarte mi petición con confianza infantil. Te ruego, oh Madre, que ruegues por mí a tu Hijo, que toques su Sagrado Corazón, para que pueda obtener mi petición… (aquí haz una pausa para hacer tu petición)… Porque ¿a quién me dirigiré en mi momento de necesidad, sino a ti, oh Madre de Misericordia, que habiendo bebido tan profundamente el cáliz de tu Hijo, seguramente puedes hablarle de mis necesidades. Amén.

  Oración a santa catalina de siena para pedidos urgentes

Oh María, dulce Madre mía, que presenciaste la muerte de tu Hijo en la cruz. Intercede por mí en la hora de mi muerte. Sé mi consuelo en esa hora. Pide a tu Hijo que, en su infinita misericordia, me conceda morir diciendo con mi último aliento: “Jesús, María y José, os doy mi corazón y mi alma”. Amén.

Reina de los Mártires y Madre de la Consolación, sentiste la espada del dolor cuando tu Hijo Jesús fue resucitado en la cruz. Ruega por estos enfermos… (aquí haz una pausa para hacer tu petición) … para que por tu poderosa intercesión sean curados de su enfermedad, y así podamos, tanto en el tiempo como en la eternidad, darte gracias de corazón. Amén.

Nuestra señora de los dolores oración católica

Oh Madre dolorosa, me dirijo a ti con toda confianza. Tú sufriste los dolores más agudos de la vida, viendo morir a tu Hijo en la Cruz, y, sin embargo, permaneciste junto a Él hasta el final.Mírame con favor a mí, pobre pecador, y alcánzame de tu Hijo todas las gracias que necesito para soportar los sufrimientos que Dios me permite afrontar.

Oh Madre dolorosa, me dirijo a ti con total confianza. Tú que sufriste los dolores más agudos de la vida, viendo morir a tu Hijo en la Cruz, y permaneciste a su lado hasta el final, mírame a mí, pobre pecador, y alcánzame de tu Hijo todas las gracias que necesito para soportar los sufrimientos que Dios me permite afrontar.

  Pedir oración en línea

Oh Madre dolorosa, me dirijo a ti con total confianza. Tú que sufriste los dolores más agudos de la vida, viendo morir a tu Hijo en la Cruz, y permaneciste a su lado hasta el final, mírame a mí, pobre pecador, y alcánzame de tu Hijo todas las gracias que necesito para soportar los sufrimientos que Dios me permite afrontar.

Oh Madre dolorosa, me dirijo a ti con total confianza. Tú sufriste los dolores más agudos de la vida, viendo a tu Hijo morir en la Cruz, y sin embargo permaneciste junto a Él hasta el final.Mírame con favor a mí, pobre pecador, y obtén para mí de tu Hijo todas las gracias que necesito para soportar los sufrimientos que Dios me permite afrontar.

Mensaje de Nuestra Señora de los Dolores

De María aprendemos a rendirnos a la voluntad de Dios en todas las cosas. De María aprendemos a confiar incluso cuando parece que se ha perdido toda esperanza. De María, aprendemos a amar a Cristo, su Hijo y el Hijo de Dios.San Juan Pablo II

El Rosario de los Siete Dolores se remonta al siglo XIV. María, Nuestra Señora de los Dolores, se apareció a Santa Brígida de Suecia y le reveló esta devoción del Rosario. Santa Brígida dedicó su vida a seguir los pasos de Cristo, preocupándose de verdad por las personas necesitadas.

El Rosario volvió a hacerse popular tras las apariciones marianas en Kibeho, Ruanda, en la década de 1980. Durante las apariciones de María a Marie-Claire Mukangango, le encomendó la misión de reintroducir este rosario especial en el mundo. Marie-Claire fue asesinada en el genocidio de más de un millón de personas en Ruanda.

  Oración a san judas tadeo para el dinero urgente

Rezamos este Rosario para aprender a sufrir con amor, como hizo María, la Madre de Jesús. El Rosario de los 7 Dolores nos lleva a comprender nuestros sufrimientos, pecados y penas. Hacerlo nos ayuda a vivir mejor una vida de alegría en el Señor para poder servir a los demás como hicieron Santa Brígida y Marie-Claire.