Oración arcángel chamuel para que piense en mi

Arcángel chamuel para el amor

El Arcángel Chamuel es conocido como el ángel del amor y la sanación, y puede ayudarle no sólo a crear nuevas relaciones, sino a fortalecer las que ya tiene. Ruéguele para tener relaciones pacíficas o para reconciliarse con alguien.

La próxima vez que tengas un mal día y sientas que estás al borde del colapso, trata de recordar que no importa lo mal que parezcan las cosas, siempre podrían ser peores. Así es como tendemos a ver las cosas, pero olvidamos que no somos nuestro peor enemigo. Si nos centráramos en mejorar las cosas, nos daríamos cuenta de que siempre hay una salida a una mala situación y de que tenemos a alguien a quien pedir ayuda. Para eso está el arcángel Chamuel.

El arcángel Chamuel es conocido en todo el mundo y, en muchos países, se le considera un importante ángel de Dios. Es el ángel del arrepentimiento y uno de los ángeles más populares en la obra de recitación. Su nombre significa “el Señor es mi brazo fuerte” en hebreo, y también se le conoce como “el ángel de la justicia”. Según la tradición judía, Chamuel era originalmente un israelita nacido en Jerusalén en el siglo II a.C.

Estampa del arcángel chamuel

“Arcángel Chamuel, por favor ilumina el centro de energía de mi corazón con la frecuencia de luz divina rosa de Dios de Su amor perfecto. Permito que la luz trabaje profundamente dentro de mi corazón y alma, ayudándome a transformar mis pensamientos limitantes y juicios inexactos que he formado y aceptado descuidadamente como verdad sobre mí mismo. Elijo voluntariamente reconocer que soy un alma perfecta y luz de Dios. Ya no acepto los juicios negativos de los demás sobre mí porque conozco la verdad de mi origen divino puro.

  Oración para que me escriba en 5 minutos

Arcángel chamuel oración para el alma gemela

Oh Dios Misericordioso, danos Tu ayuda a nosotros, Tus creaciones indefensas, e infunde en nosotros una fidelidad sin límites, una sumisión total a Tu voluntad. Por cruel que sea nuestro sufrimiento, concédenos, oh Señor, la fuerza y la capacidad de encontrar consuelo y esperanza en Tu defensa y ayuda, concédenos la certeza de Tu cercanía.

Enséñanos, Señor, a soportar con paciencia todas las pruebas, todas las penas con las que te veas obligado a visitarnos. Preserva nuestras almas del abatimiento y la desesperación. Concédenos tener siempre presente y no olvidar nunca que Tú estás cerca de nosotros, que somos preciosos para Ti, que siempre estás dispuesto a tener misericordia de nosotros y a salvarnos. Amén.

Oh Bondadoso, Amante de la humanidad, que con una sola palabra estableciste la Creación y a partir de ella creaste al hombre, visita con tu inefable amor a la humanidad a tu siervo caído, para que la obra de tus manos no perezca del todo.

Oh Señor Jesucristo, Hijo de Dios, protégenos de la seducción de la inminente venida del odioso Anticristo, y líbranos de todas sus intrigas. Protégenos a nosotros y a todos los cristianos ortodoxos de sus insidiosas trampas en este nuestro eremitorio de Tu salvación, y haz, oh Señor, que nuestro temor al diablo no sea mayor que nuestro temor a Dios, para que no nos alejemos de Ti y de Tu Santa Iglesia. Más bien, concédenos sufrir y morir por Tu Santo Nombre y por la Fe Ortodoxa, y no renunciar a Ti y aceptar el sello del maldito Anticristo y adorarlo. Oh Señor, concédenos llorar y derramar lágrimas día y noche por nuestros pecados, y ten piedad de nosotros en Tu Temible Tribunal. Amén.

  Oración milagrosa en los momentos de tristeza y depresión

Señales del arcángel chamuel

Hay siete arcángeles; el nombre de Chamuel significa “el que ve a Dios”. Cuando se reza a Chamuel, se está aprovechando su capacidad para calmar la falta de armonía, sanar las relaciones y fortalecer la conexión con Dios. Muchas personas rezan a Chamuel cuando atraviesan momentos difíciles con amigos, familiares u otras personas de su vida. Otros rezan por una mayor compasión, o por una mayor capacidad para ver la obra de Dios en todas las personas y cosas.

Por favor, enséñame a estar en paz conmigo mismo, con Dios y con los demás. Ayúdame a verme como Dios me ve, para que pueda disfrutar de la confianza de saber que soy uno de los hijos amados de Dios a quien se le ha dado un propósito bueno e importante en la vida. Ayúdame a ver a todas las personas con las que me relaciono, desde mi familia y amigos hasta mis compañeros de trabajo y vecinos, como creaciones maravillosas de Dios, como yo. Recuérdame que todas las personas son creaciones maravillosas de Dios, como yo. Recuérdame que todas las personas (incluso las difíciles) son dignas de respeto y amor.

  Oración para sanar la soberbia