Oración de la noche al santísimo sacramento

Oraciones católicas nocturnas para adultos

(Por fin,Maestro todopoderoso,das permiso a tu siervo para que se vaya en paz,según tu promesa.Porque mis ojos han visto tu salvación,Que has preparado para todas las naciones,La luz para iluminar a los gentiles,Y dar gloria a Israel,tu pueblo).

En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu. Señor Jesús recibe mi alma, que la Bienaventurada Santa María, San José y todos los Santos, rueguen por nosotros a Dios para que seamos preservados esta noche de los pecados y de todo mal. Amén.

Señor Jesús, gracias por mi buena salud, mi trabajo y una familia cariñosa a la que he vuelto. Guíanos, guárdanos, protégenos y gobiérnanos esta noche para que nos mantengamos alejados del mal, del pecado y de los ataques. Que descansemos, pasemos una buena noche y nos despertemos mañana sanos y salvos. Amén.

Señor Jesucristo, esta noche te pido por mis seres queridos. Que Tú bendigas, cuides, guíes, guardes y gobiernes a mis hijos, familiares, amigos, vecinos y miembros de la iglesia, para que se mantengan alejados del pecado y de todo mal.

Envía a sus ángeles de la guarda para que velen por ellos esta noche y que mañana se despierten sanos y salvos para servirte en sus respectivos puestos de trabajo. Que Tu Divina providencia supla siempre sus necesidades y que nunca les falte lo necesario para servirte.

Una visita nocturna oración

Vela, querido Señor, con los que despiertan o velan o lloran esta noche, y da a tus ángeles el cuidado de los que duermen. Atiende a tus enfermos, Señor Jesucristo, descansa a tus cansados, bendice a tus moribundos, alivia a tus sufrientes, protege a tus alegres, y todo por tu amor. Amén.

  Ver la oración del credo

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Dios te salve, Santa Reina, Madre de Misericordia, nuestra vida, nuestra dulzura y nuestra esperanza. A ti clamamos, pobres hijos desterrados de Eva. A ti elevamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas. Vuelve, pues, clemente abogada, tus ojos de misericordia hacia nosotros, y después de este nuestro destierro, muéstranos al bendito Fruto de tu vientre, Jesús. Oh clemente. Oh amorosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Oh Dios mío, siento de todo corazón haberte ofendido, y detesto todos mis pecados por tus justos castigos, pero sobre todo porque te ofenden a Ti, Dios mío, que eres todo bondad y mereces todo mi amor. Resuelvo firmemente con la ayuda de Tu gracia no pecar más y evitar la ocasión próxima de pecar. Amén.

Oraciones católicas vespertinas pdf

Los domingos por la tarde, de 17 a 18 horas, la comunidad del seminario se reúne, en la capilla mayor, para la adoración del Santísimo Sacramento, la oración vespertina solemne de la Iglesia y la bendición. En algunas ocasiones, como cuando se realizan los juramentos de fidelidad, el Santísimo Sacramento no estará expuesto. Nuestras recientes celebraciones de la Oración Vespertina se han visto realzadas por breves reflexiones pronunciadas por los seminaristas de quinto año que se preparan para la ordenación al Sagrado Diaconado. Todos son bienvenidos a unirse a nosotros en esta hora de oración y reflexión con Nuestro Señor. Nota: Se proporcionan folletos.

  Oración para que me llame pronto

“Desde antiguo la Iglesia ha tenido la costumbre de celebrar cada día la liturgia de las horas. De este modo la Iglesia cumple el precepto del Señor de orar sin cesar, ofreciendo a la vez su alabanza a Dios Padre e intercediendo por la salvación del mundo.” – Oficina de la Sagrada Congregación para el Culto Divino.

La Liturgia de las Horas es la oración de todo el Pueblo de Dios. En ella, Cristo mismo “continúa su obra sacerdotal por medio de su Iglesia”. Sus miembros participan según su propio lugar en la Iglesia y las circunstancias de su vida. También se anima a los laicos a recitar el oficio divino con los sacerdotes, entre ellos o individualmente.

Oración nocturna católica youtube

Oh Jesús mío, dulce Prisionero del amor, aquí estoy de nuevo ante Ti. Te dejé diciendo adiós, y ahora vuelvo diciendo buenos días. Ardía en deseos de volver a verte en esta prisión de amor, de darte mis anhelantes saludos, mis afectuosos latidos, mis ardientes deseos y todo mi ser para transfundirme toda en Ti, y abandonarme en Ti en perpetuo recuerdo y prenda de mi amor hacia Ti.

Oh mi siempre adorable Amor Sacramental, ¿sabes? Al mismo tiempo que vine a darte todo de mí mismo, vine también a recibir de Ti todo de Ti mismo. No puedo vivir sin una vida, por eso quiero la tuya. Todo se da al que todo lo da, ¿no es verdad, oh Jesús? Por eso, hoy amaré con tus latidos de amante apasionado; respiraré con tu aliento jadeante en busca de almas; desearé tu Gloria y el bien de las almas con tus deseos inconmensurables. Todos los latidos de las criaturas fluirán dentro de tu latido divino; los agarraremos a todos y los salvaremos. No dejaremos escapar a nadie, a costa de cualquier sacrificio, aunque yo deba soportar todo el dolor. Si Tú me alejas, me arrojaré más dentro de Ti, gritaré más fuerte para suplicarte la salvación de tus hijos y de mis hermanos.

  Oración a san josé antes de dormir