Oración de la sangre de cristo y salmo 91

Salmo 91 biblia católica

La siguiente Oración es para un cerco de protección alrededor tuyo y de tu familia de acuerdo al Salmo 91. El Salmo 91 es una oración sólo para cristianos. Esto no es una oración para ser rezada para o por no cristianos como la base de la protección es vista en el Verso 14. Si desea saber cómo convertirse en cristiano, vea el Evangelio de Jesucristo. Si desea otras escrituras para meditar sobre la protección y contra el miedo, puede visitar esta página – Versículos de la Biblia para la Protección

Padre Celestial, te pedimos que pongas un cerco de protección alrededor de nosotros. Escóndeme (escóndenos) del enemigo, de los espíritus familiares, de cualquier y de todos los espíritus demoniacos, haciendo difícil, si no imposible para ellos el rastrearme o seguirme en el reino del espíritu. No habrá perforaciones o penetraciones a estos setos de protección de acuerdo a tu palabra en el Salmo 91. Nosotros sabemos que Tu contestaras esta oración porque nosotros te amamos y confiamos en Tu nombre solamente. Te pedimos que tu sangre Señor Jesús nos cubra a nosotros y a todo lo que nos has dado. Gracias por tu protección divina en el Nombre de Jesús, Amén.

Canción del Salmo 91

13 Seguid amándoos como hermanos. 2 No os olvidéis de dar hospitalidad a los extraños, porque así algunos han dado hospitalidad a los ángeles sin saberlo. 3 Sigan acordándose de los que están en la cárcel como si estuvieran con ellos en la cárcel, y de los que son maltratados como si ustedes mismos estuvieran sufriendo.

4 Todos deben honrar el matrimonio y mantener puro el lecho conyugal, porque Dios juzgará al adúltero y a todos los inmorales. 5 Mantened vuestras vidas libres del amor al dinero y contentaos con lo que tenéis, porque Dios lo ha dicho,

  Oración a san cipriano para enamorar a una mujer

9 No os dejéis llevar por toda clase de enseñanzas extrañas. Es bueno que nuestros corazones se fortalezcan por la gracia, no comiendo alimentos ceremoniales, que no benefician en nada a quienes lo hacen. 10 Tenemos un altar del cual no tienen derecho a comer los que sirven en el tabernáculo.

11 El sumo sacerdote lleva la sangre de los animales al Lugar Santísimo como ofrenda por el pecado, pero los cuerpos son quemados fuera del campamento. 12 Así también Jesús padeció fuera de la puerta de la ciudad para santificar al pueblo con su propia sangre. 13 Vayamos, pues, a él fuera del campamento, llevando la deshonra que él llevó. 14 Porque aquí no tenemos una ciudad duradera, sino que esperamos la ciudad que ha de venir.

Oración de protección

Los que viven al abrigo del Altísimo encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso. Esto declaro acerca del Señor: Sólo él es mi refugio, mi lugar seguro; él es mi Dios, y en él confío. Porque él te rescatará de toda trampa y te protegerá de las enfermedades mortales. Te cubrirá con sus plumas. Te cobijará con sus alas. Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección. No temas los terrores de la noche, ni la flecha que vuela de día. No temas la enfermedad que acecha en la oscuridad, ni el desastre que golpea al mediodía. Aunque mil caigan a tu lado, aunque diez mil mueran a tu alrededor, estos males no te tocarán. Abre los ojos y mira cómo se castiga a los malvados. Si haces del Señor tu refugio, si haces del Altísimo tu amparo, ningún mal te vencerá; ninguna plaga se acercará a tu casa. Porque él ordenará a sus ángeles que te protejan dondequiera que vayas. Te sostendrán con sus manos para que ni siquiera te lastimes el pie con una piedra. Pisotearás leones y cobras; aplastarás leones feroces y serpientes bajo tus pies. El Señor dice: “Yo rescataré a los que me aman. Protegeré a los que confían en mi nombre. Cuando me invoquen, les responderé; estaré con ellos en la angustia. Los rescataré y los honraré. Los recompensaré con una larga vida y les daré mi salvación”.

  Oración a san elías para el amor

Salmo de protección

“Abre los ojos y mira cómo se castiga a los malvados. Si haces del Señor tu refugio, si haces del Altísimo tu amparo, ningún mal te vencerá; ninguna plaga se acercará a tu casa.” Salmo 91:8-10

Los israelitas escaparon de la ira del faraón. Verían de primera mano las plagas de Dios que lo afligían a él y a los egipcios. Miles habían caído. Diez mil habían muerto. Y mientras los egipcios comenzaban a perseguirlos y los israelitas llegaban al mar rojo – verían con sus propios ojos – lo que Dios haría. “Abre tus ojos y mira cómo son castigados los impíos” (Salmo 91:8). Dios abriría el mar para que pudieran escapar. Luego cerró dramáticamente los mares, tragándose a los enemigos que los perseguían.

La definición de diccionario de un refugio es un lugar que proporciona cobijo, ya sea del clima o del peligro. Cuando piensas en ese tipo de lugar – piensas en tu casa, apartamento o un lugar de residencia.

  Oración para bendecir una casa nueva

Piensa en esto. La sangre de Jesucristo se ha convertido en el refugio del creyente. Jesús se puso en nuestro lugar para que el juicio de Dios no se acerque a los que creen en Él – para que ningún mal venza a los que creen. Jesús es el “cordero de Dios” inmaculado que quita los pecados del mundo (Juan 1:29).