Oración de santa mónica para el esposo

Oracion de santa monica pdf

Hoy es la memoria de Santa Mónica, una santa admirada por su tenacidad, paciencia y perseverancia en la oración por la conversión de su hijo, San Agustín. Perseverante guerrera de la oración, Mónica nunca abandonó a su hijo, Agustín, un gran pecador, que más tarde se sintió tan fuertemente atraído por la fe que finalmente fue canonizado, como uno de los más grandes maestros y filósofos de la Iglesia, y fue designado doctor de la Iglesia.

Mónica nació en 332 de padres cristianos en Tagaste, al norte de África, y se casó a los 13 o 14 años con un hombre mayor llamado Patricio, que no era ni rico ni cristiano. El matrimonio fue una verdadera cruz para Mónica. Patricio era irritable e infiel y su suegra la criticaba constantemente. Mónica buscó refugio en Dios a través de una vida íntima de oración y en el cuidado de sus tres hijos: Agustín, Navigio y Perpetua. En respuesta a sus constantes oraciones, tanto su suegra como su marido Patricio se convirtieron al cristianismo. Mónica llevaba 20 años rezando por ellos. Patricio murió al año siguiente de su conversión.

¿Qué santo rezar por un marido?

Santa Ana, la madre de la Virgen María, ha sido durante mucho tiempo una fiel intercesora para las jóvenes que rezan pidiendo un marido. San Nicolás, obispo de Myra (normalmente olvidado fuera de la época navideña) es el patrón de los jóvenes que buscan marido o esposa.

¿Cuál es la oración milagrosa a Santa Mónica?

Concédeme esa misma fortaleza, paciencia y confianza en el Señor. Intercede por mí, querida Santa Mónica, para que Dios escuche favorablemente mi súplica. Concédeme la gracia de aceptar Su Voluntad en todas las cosas, por Jesucristo, nuestro Señor, en la unidad del Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos.

  Oración a san miguel arcángel para protección de mis hijos

¿Cuántos años rezó Santa Mónica por su marido?

Rezó por San Agustín durante 17 años, y por su marido y su suegra aún más. Eso es hermoso para nosotros, que conocemos el final de la historia, pero imagina lo que debió de sentir durante el año 16. Señor, ¿me estás escuchando?

San francisco importaciones

Santa Mónica nació en el año 333 de padres cristianos en Tagaste, norte de África, a unas cuarenta millas de la ciudad portuaria de Hipona, en el departamento de Constantina. Sus padres la educaron cristianamente y la casaron con un hombre mayor, pagano, llamado Patricio. Tuvieron dos hijos, Agustín y Navigio, y una hija, Perpetua. Patricio era un hombre de temperamento violento y su hogar no podía ser feliz. Mónica soportó sus arrebatos con suma paciencia, aunque criticaba a los cristianos y sus prácticas. Rezó durante 30 años por la conversión de su marido pagano. Su ejemplo y sus oraciones dieron finalmente sus frutos, ya que su marido se convirtió a la fe un año antes de su muerte, ocurrida cuando Agustín tenía diecisiete años. A la muerte de Patricio, Mónica decidió no volver a casarse y se reunió con Agustín en Italia.

Agustín era uno de los hombres más inteligentes que jamás hayan existido y aunque había sido educado como cristiano, sus pecados de impureza y su orgullo oscurecieron tanto su mente, que ya no podía ver ni entender la Verdad Divina. Vivía con su amante y se suscribió al maniqueísmo. Santa Mónica envió a Agustín a un obispo para que lo convenciera de sus errores. El obispo, sin embargo, fue incapaz de convencerlo, y aconsejó a Santa Mónica que simplemente continuara rezando por su hijo. Le dijo: “Es imposible que perezca el hijo de tantas lágrimas”. Mónica rezó entonces por la conversión de su hijo Agustín.

  Oración para alejar personas malas y envidiosas

Comentarios

Las redes sociales hacen que sea demasiado fácil caer en la trampa de creer cómo debería ser un matrimonio, y la vida en general. Recorremos nuestros feeds viendo imágenes perfectamente cuidadas de caras sonrientes y títulos tiernos. La vida de todo el mundo parece feliz.

¿Qué pasaría si te encontraras con la cuenta de una mujer de la que supieras que tiene un marido infiel, una suegra maltratadora, un hijo promiscuo y un nieto nacido fuera del matrimonio? ¿Y si supieras que fue alcohólica o que llora a diario por su marido y su hijo? ¿La considerarías demasiado dramática si supieras que siguió a ese mismo hijo a otro país cuando se escapó?

Mónica es conocida popularmente como la madre de San Agustín de Hipona. Es la patrona de los matrimonios difíciles, los hijos descarriados, las víctimas de adulterio o infidelidad, las víctimas de abusos verbales y la conversión de familiares. Nacida en 332 d.C. en Thaghaste, actual Souk Ahraus (Argelia), fue criada por padres cristianos. Sin embargo, de joven fue casada con Patricio, un pagano romano y funcionario de la ciudad.

Más información

El 27 de agosto celebramos la fiesta de Santa Mónica, un bello ejemplo de madre para todos nosotros. Creo que es especialmente importante para nosotros hoy, cuando tantos de nosotros compartimos la dolorosa experiencia de familiares que ya no practican la fe.

La primera y más importante lección (y quizá la más difícil de vivir) es que, a lo largo de su vida, Santa Mónica vivió reconociendo que Dios estaba al mando, y ella no. Santa Mónica rezó y ayunó fervientemente por la conversión de san Agustín, y también por la de su marido y su suegra, que acabaron bautizándose. Tuvo la tentación de intentar tomar el control, como cuando al principio se negó a que San Agustín se quedara en su casa por ser maniqueo. Finalmente, en un sueño se le aseguró que san Agustín volvería a la fe, y a partir de ese momento le acompañó y rezó, ¡incluso cuando él intentó escapar literalmente del continente en el que ella se encontraba!

  Oración para el pensamiento fuerte de san marcos de león

Santa Mónica es también un ejemplo de profunda paciencia. Rezó por san Agustín durante 17 años, y por su marido y su suegra aún más. Eso es hermoso para nosotros, que conocemos el final de la historia, pero imaginemos lo que debió de sentir durante el año 16. Señor, ¿me estás escuchando?