Oración de sellamiento para los hijos

Oración para pedir bendición y favor

“Hijos míos, bebo este cáliz por vosotros… alegraos de haber sido llamados a esta gran devoción…. No hay necesidad de que temáis a esas numerosas poblaciones del enemigo. Hijos, ofreced simplemente las heridas, los dolores y la sangre de Mi mano izquierda por su caída; los veréis desaparecer como cenizas… Os aseguro que muchos reinos del enemigo desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos. Rezadlo y enseñadlo a todos los hombres. Mi Preciosa Sangre salvará”.

Todos vosotros, grandes enemigos numerosos; el enemigo de la santa muerte de mi Maestro Jesucristo en la Cruz del Calvario; el príncipe de las tinieblas y de la iniquidad, el padre de todos los mentirosos; me pongo de pie sobre la muerte de mi Maestro Jesucristo y ofrezco Sus dolores, heridas y la Preciosa Sangre de Su mano izquierda al Padre Eterno para vuestra caída, vuestra destrucción y vuestra flagelación. Amén. Preciosa Sangre de mi Maestro Jesucristo – reina en mí y en la vida de todos los hombres. Amén.

“Con amor ofrecí…la Preciosa Sangre de mis sagrados pies…por la unidad de mi Iglesia.Me refiero a todos los que invocan mi nombre. Como el clavo mantuvo unidos mis pies, así mantuvo unido a todo mi pueblo. Hijos míos, cada vez que rezáis esta oración estáis haciendo que la hora de Mi Reino en la tierra llegue antes. A través de esta oración, Mi Padre hará que llegue pronto; la hora del Segundo Pentecostés cuando se cumpla Mi oración de que todos sean uno… Todos los que lleven a cabo esta devoción se alegrarán mucho cuando llegue Mi Reino. Yo los protegeré siempre”.

¿Qué es una oración poderosa para mis hijos?

Padre celestial, que mi hijo no tema, porque tú estás con él. Cuando pongo a mis hijos en tus poderosas y amorosas manos, dame paz, sabiendo que estás a su lado. Por favor, sustituye sus miedos por la fuerza y el coraje para afrontar lo que les depare el día. Da a mis hijos la sensación real de que Jesús está con ellos.

¿Qué es la Oración de protección de la infancia?

Señor, sabemos que amas a todos los niños, y te pedimos que, cuando tengan que trabajar, protejas los cuerpos en crecimiento de los niños. Por favor, mantenlos seguros y libres de lesiones y toxinas. Líbrales de jefes opresivos y de condiciones peligrosas. Haz posible que los niños en situación de riesgo permanezcan en la escuela.

  Oraciones de la biblia para reflexionar

Oración de bendición

ESCRITURAS “Y dijeron: Cree en el Señor Jesús, y te salvarás tú y tu familia”. Hechos 16:31 “Todos tus hijos serán enseñados por el Señor, y grande será la paz de tus hijos.” Isaías 54:13 “Y en cuanto a mí, éste es mi pacto con ellos”, dice el Señor: “Mi Espíritu que está sobre ti, y mis palabras que he puesto en tu boca, no se apartarán de tu boca, ni de la boca de tu descendencia, ni de la boca de la descendencia de tus hijos”, dice el Señor, “desde ahora y para siempre.” Isaías 59:21

“…Haré con ellos un pacto eterno. Su descendencia será conocida entre las naciones, y sus descendientes en medio de los pueblos; todos los que los vean los reconocerán, que son una descendencia que el Señor ha bendecido.” Isaías 61:8-9 “¡Alabado sea el Señor! Bendito el hombre que teme al Señor, que se deleita en sus mandamientos. Su descendencia será poderosa en la tierra; la generación de los rectos será bendecida.” Salmo 112:1-2 “El justo que camina en su integridad: ¡benditos sus hijos después de él!” Proverbios 20:7 “He sido joven y ahora soy viejo, pero no he visto al justo desamparado ni a sus hijos mendigando pan.” Salmo 37:25 “Les daré un solo corazón y un solo camino, para que me teman siempre, por su propio bien y por el bien de sus hijos después de ellos.” Jeremías 32:39 “Por tanto, guardaréis sus estatutos y sus mandamientos, que yo os ordeno hoy, para que os vaya bien a vosotros y a vuestros hijos después de vosotros, y para que prolonguéis vuestros días en la tierra que el Señor, vuestro Dios, os da para siempre.” Deuteronomio 4:40 “No trabajarán en vano ni tendrán hijos por calamidad, porque serán la descendencia de los benditos de Yahveh, y sus descendientes con ellos.” Isaías 65:23

Sellando oraciones con la sangre de jesus

“El profeta José Smith declaró -y nunca enseñó una doctrina más reconfortante- que los sellamientos eternos de los padres fieles y las promesas divinas hechas a ellos por su valeroso servicio en la Causa de la Verdad, no sólo los salvarían a ellos, sino también a su posteridad. Aunque algunas de las ovejas se extravíen, el ojo del Pastor está sobre ellas, y tarde o temprano sentirán los tentáculos de la Divina Providencia extendiéndose tras ellas y atrayéndolas de vuelta al redil. En esta vida o en la venidera, volverán. Tendrán que pagar su deuda a la justicia; sufrirán por sus pecados; y podrán hollar un camino espinoso; pero si éste les conduce al fin, como al Pródigo penitente, al corazón y al hogar de un padre amoroso y perdonador, la dolorosa experiencia no habrá sido en vano. Reza por tus hijos descuidados y desobedientes; aférrate a ellos con tu fe. Seguid esperando, seguid confiando, hasta que veáis la salvación de Dios” (Orson F. Whitney, en Conference Report, abril de 1929, pág. 110).

  Oración a san alejo para separar a dos personas definitivamente

“Que el padre y la madre, que son miembros de esta Iglesia y Reino, sigan un curso recto, y se esfuercen con todas sus fuerzas por no hacer nunca un mal, sino por hacer el bien durante toda su vida; si tienen un hijo o cien hijos, si se comportan con ellos como deben, uniéndolos al Señor por medio de su fe y sus oraciones, no me importa adónde vayan esos hijos, están unidos a sus padres por un lazo sempiterno, y ningún poder de la tierra o del infierno podrá separarlos de sus padres en la eternidad; volverán de nuevo a la fuente de donde brotaron” (citado en Joseph Fielding Smith, Doctrines of Salvation, comp. Bruce R. McConkie, 3 vols. [1954-56], 2:90-91).

Puntos de oración contra los poderes malignos que atacan a mi hijo

A través de la sangre de Jesús y el Salmo 91, se le promete protección contra todo peligro: enfermedad, asalto, crimen, tornados, fuego y cualquier otra amenaza a su seguridad y bienestar. Pero la protección de Dios no es automática. Hay cosas que tienes que hacer para que Dios sea tu refugio.

Efesios 6:12 “Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra las fuerzas de este mundo de tinieblas, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.”

  Oración a san benito para protección de los hijos

Una forma de apropiarte de tu fe para obtener protección sobrenatural es ungir tu hogar con aceite. El aceite representa el poder del Espíritu Santo y es un símbolo de fe en la capacidad de Dios para limpiar y santificar. Es un acto de consagrar tu hogar a Él.

Todo lo que necesitas es un poco de aceite (oliva, sésamo, canola, etc.). Cuando usted ora o consagra el aceite, es apartado y se convierte en aceite de unción. Ora para que Dios haga santo ese aceite y conságralo como aceite de la unción.

Ponga música de adoración. Empieza a adorar a Dios. Ora en voz alta en cada habitación. Invita al Espíritu Santo a llenar cada centímetro de tu hogar. Ora para que sólo se haga Su voluntad y para que todo lo que se diga y se haga en tu hogar sea agradable a Él. Implora la sangre de Jesús sobre cada habitación y sobre tu familia. Hay un gran poder en la sangre del Cordero.