Oración del ángel de la paz en fátima

7 oraciones de fatima

Tres niños pastores, Lucía dos Santos y sus primos Jacinta y Francisco Marto, recibieron visiones del cielo en 1916 y 1917 en la Cova da Iria, cerca de la ciudad de Fátima, en Portugal. En 1916, como en preparación para las Visitas de Nuestra Señora, los tres niños fueron agraciados con tres visitas de un Ángel.

Arrodillado en el suelo, se inclinó hasta tocar el suelo con la frente. Los niños hicieron lo mismo. Luego les dirigió tres veces esta oración: “¡Dios mío, te creo, te adoro, te espero y te amo! Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman”.

La segunda aparición – verano de 1916El ángel se apareció por segunda vez cuando los niños, después de haber devuelto las ovejas al establo durante el caluroso sol del mediodía, jugaban cerca del pozo. Les dijo: “¿Qué hacéis? Rezad, rezad mucho. Los Sagrados Corazones de Jesús y de María tienen designios de misericordia con vosotros. Ofreced constantemente oraciones y sacrificios al Altísimo… Los Sagrados Corazones de Jesús y de María están atentos a la voz de vuestra súplica.”

Oración original de Fátima

El 13 de mayo de 1917, la Santísima Virgen María se apareció a tres niños pastores en Fátima, Portugal, con un mensaje urgente para todo el mundo. Entre mayo y octubre, se apareció cinco veces más, cada día 13. Se identificó como Nuestra Señora del Rosario e instó a los niños a rezar el rosario diariamente por la paz en el mundo (mientras la Primera Guerra Mundial hacía estragos) y a hacer sacrificios por la conversión de los pecadores. En el transcurso de estas visitas, y de varias visitas anteriores de un ángel, hubo cinco oraciones que fueron enseñadas a Lucía, Francisco y Jacinta. ORACIÓN DEL PERDÓN El ángel que se apareció a los niños se hacía llamar Ángel de la Paz y Ángel de Portugal. Les enseñó la siguiente oración: Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo. Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no te aman.

  Oración para desesperar a un hombre y que me busque

ORACIÓN DEL ÁNGEL En cierta ocasión, los tres niños vieron al ángel postrado ante una hostia y un cáliz que pendían del aire. Adorando la Eucaristía, el ángel rezó: Santísima Trinidad -Padre, Hijo y Espíritu Santo- Te adoro profundamente. Te ofrezco el preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los sagrarios del mundo, en reparación de los ultrajes, sacrilegios e indiferencias con que Él es ofendido. Y por los infinitos méritos de su Sacratísimo Corazón y del Inmaculado Corazón de María, te suplico la conversión de los pobres pecadores.

Quién es el ángel de la paz

“Empezamos a ver”, escribió más tarde Lucía en sus memorias, “a lo lejos, por encima de los árboles que se extendían hacia el este, una luz más blanca que la nieve en forma de hombre joven, bastante transparente, y tan brillante como el cristal bajo los rayos del sol.”

Otro día, el mismo ángel se les apareció por segunda vez. De nuevo, les exhortó a la oración: “¿Qué estáis haciendo? ¡Tenéis que rezar! ¡Rezad! Los corazones de Jesús y de María tienen designios misericordiosos para vosotros. Debéis ofrecer vuestras oraciones y sacrificios a Dios, el Altísimo”.

  Oración de fe cristiana evangélica

“Por todos los medios podéis ofrecer sacrificios a Dios en reparación de los pecados por los que Él es ofendido, y en súplica por los pecadores. Así traeréis la paz a nuestro país, pues yo soy su ángel de la guarda, el Ángel de Portugal. Sobre todo, soporta y acepta con paciencia los sufrimientos que Dios te enviará”.

Por tercera vez, el ángel se les apareció de nuevo, esta vez sosteniendo una hostia eucarística sangrante sobre un cáliz. Dejando la hostia y el cáliz flotando en el aire, el ángel se arrodilló y les dirigió una nueva oración:

Oración del perdón de Fátima

Han pasado 80 años desde que el Ángel de Fátima instruyó y preparó a los tres pastorcitos de Fátima, Lucía, Jacinta y Francisco, para la visita y los mensajes de Nuestra Señora de Fátima. El “éxito” de Fátima ha dependido en gran parte de la intuición temprana del episcopado portugués de que la historia de Fátima nos presenta las verdades del Evangelio de una forma sencilla y directa, aplicándolas proféticamente a la hora presente. Tanto los acontecimientos como los mensajes de Fátima son, por tanto, un catecismo popular de la fe. Esto se aplica de modo especial al Ángel de Fátima, que bien puede ser llamado el “primer secreto” de Fátima, pues Sor Lucía mantuvo en secreto el conocimiento mismo de sus visitas durante unos 20 años. 1

Como la Santísima Madre, el Ángel se apareció seis veces en Fátima,… las tres primeras veces, cuando se apareció a Lucía y a otras dos niñas en 1915, no dijo nada. En el transcurso de 1916 dio lecciones espirituales a Lucía, Jacinta y Francisco. Queremos reflexionar sobre estas últimas, pues en sus tres lecciones el Ángel ofreció a las niñas una síntesis sencilla, pero notablemente profunda, de teología espiritual, tal como puede deducirse de la Sagrada Escritura y de los escritos de los santos. Nos interesa no sólo por razones históricas, sino sobre todo porque lo que el ángel hizo en favor de ellos es esencialmente lo que el Ángel de la Guarda intenta influir en nosotros y guiarnos hacia la santidad.

  Oración del padre pío a su ángel de la guarda