Oración del angelus para imprimir

La oración del ángelus

En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la Casa de David; y el nombre de la virgen era María. Entró y le dijo: “Alégrate, tú que gozas del favor de Dios. El Señor está contigo’. Ella se sintió profundamente turbada por estas palabras y se preguntó qué podía significar este saludo, pero el ángel le dijo: ‘María, no temas; has ganado el favor de Dios.

Mira, vas a concebir en tu seno y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande y se llamará Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su antepasado; reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reinado no tendrá fin”.

María dijo al ángel: “¿Cómo puede suceder esto, si yo no conozco varón alguno? El ángel respondió: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Y así el niño será santo y se llamará Hijo de Dios.

¿Cuáles son las palabras de la oración del Ángelus?

Derrama, Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que nosotros, a quienes la Encarnación de Cristo, tu Hijo, fue dada a conocer por el mensaje de un ángel, podamos, por su Pasión y Cruz, ser llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Cristo nuestro Señor. ℟. Amén.

  Oración de los 1000 jesuses

¿En qué consiste la oración diaria del Ángelus?

Recemos.

Derrama, Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que nosotros, a quienes se dio a conocer la Encarnación de Cristo, tu Hijo, por el mensaje de un ángel, seamos llevados por su Pasión y su Cruz a la gloria de su Resurrección. Por Cristo, Señor nuestro. Amén.

Las palabras de la oración del ángelus

“Estoy entusiasmada con la posibilidad de que esta tradición comience en nuestro campus, ya que nos ayuda a conectarnos como comunidad sin dejar nuestros escritorios y nos recuerda cómo nuestro trabajo en sí mismo puede ser una oración”, dijo Nicole Labadie, directora de Campus Ministry.

El Ángelus es una oración tradicional que se remonta al siglo XI y evoca el misterio de la Encarnación -Dios se hace hombre en la persona de Jesucristo- y el papel de María en la historia de la salvación a través de su “sí” o fiat. Cuando se encuentra con el ángel Gabriel, el “sí” de María es tan completo que, literalmente, lleva a Dios al mundo.

Para los católicos, María es un modelo para nuestro propio discipulado; esperamos que, como ella, podamos decir un sí completo a Dios con alegría, esperanza y confianza. Al pedir a nuestros familiares y amigos que recen por nosotros, pedimos a María que rece por nosotros y la acerque más profundamente a su Hijo.

  Oración por las autoridades del país

Los versículos del Ángelus proceden de los Evangelios de Lucas y Juan; la oración del “Ave María” se compone del saludo de Gabriel a María para anunciarle el nacimiento de Jesús, y del saludo de Isabel a María en los primeros días de su embarazo.

El poder de la oración del ángelus

¿Por qué no rezar el Ángelus? Programe su teléfono móvil para que suene cada día a una o varias de las tres horas establecidas. Las horas tradicionales son las 6 de la mañana, las 12 del mediodía y las 6 de la tarde. También puede sincronizar el rezo del Ángelus con un amigo o familiar.

Derrama, Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que nosotros, a quienes la Encarnación de Cristo, tu Hijo, fue dada a conocer por el mensaje de un ángel, seamos llevados por su pasión y su cruz a la gloria de su resurrección. Por el mismo Cristo, Señor nuestro.

La oración del ángelus español

Texto de portada: El ÁngelusEl ángel del Señor declaró a María:R. Y concibió del Espíritu Santo.(Dios te salve María…)He aquí la esclava del Señor.R. Hágase en mí según tu palabra.(Dios te salve María…)Y el Verbo se hizo carne.R. Y habitó entre nosotros.(Dios te salve María…)Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.Oremos: Derrama, Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que nosotros, a quienes la encarnación de Cristo, tu Hijo, fue dada a conocer por el mensaje de un ángel, seamos llevados, por su pasión y su cruz, a la gloria de su resurrección, por el mismo Cristo, Señor nuestro. Amén.

  Carlos Acutis: La Oración en su Vida