Oración del padre pio para los enfermos

Oración del Padre Pío por los difuntos

Oración del Padre Nuestro: Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

Oración del Ave María: Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Oh Sagrado Corazón de Jesús, para quien es imposible no compadecerse de los afligidos, ten piedad de nosotros miserables pecadores y concédenos la gracia que te pedimos, por el Corazón Doloroso e Inmaculado de María, tu tierna Madre y la nuestra. Amén.

Quédate conmigo, Jesús, porque se hace tarde y el día se acaba, y la vida pasa; se acerca la muerte, el juicio, la eternidad. Es necesario renovar mis fuerzas, para que no me detenga en el camino y para eso, te necesito a Ti.

Oración del Padre Pío

“La vida y la misión del Padre Pío prueban que las dificultades y las penas, si se aceptan por amor, se transforman en un camino privilegiado de santidad, que se abre a los horizontes de un bien mayor, sólo conocido por el Señor.” – San Juan Pablo II

La intercesión de San Pío de Pietrelcina fue muy poderosa mientras vivió, y es más poderosa ahora que está con Jesús. San Pío nos prometió que “Cuando muera, pediré al Señor que me deje permanecer en el umbral del Paraíso, y no entraré hasta que haya entrado el último de mis hijos espirituales.” La Novena del Sagrado Corazón forma parte de esta Novena del Padre Pío, ya que San Pío la rezaba diariamente por todos los que pedían sus oraciones, y la recomendaba encarecidamente a sus muchos hijos espirituales.

  Oración para la exposición del santísimo

DÍA 1: Amado San Pío de Pietrelcina, has tenido en tu cuerpo los signos de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Has llevado estos estigmas por todos, soportando los sufrimientos físicos y psíquicos que atormentaban tu alma y tu cuerpo en un continuo sacrificio. Te rogamos que reces por nosotros, para que seamos capaces de aceptar tanto las pequeñas como las grandes cruces que también nosotros debemos soportar durante nuestra vida en la tierra y de ofrecer estos sufrimientos a Dios, asegurándonos un lugar con Él en la Vida Eterna.

Oración del Padre Pío para pedir un milagro

La oración curativa del Padre Pío es imprescindible para el viaje de restauración. Se trata de una oración católica para la curación del cuerpo, la mente, las emociones y el corazón. Obtenga más información sobre San Pío de Pietrelcina, un poderoso intercesor en el cielo, en el blog aquí, y sobre cómo combatir la preocupación aquí.

Descarga este imprimible gratuito, guárdalo en tu dispositivo/imprímelo, reza, guárdalo con tus oraciones favoritas y compártelo con los demás. El documento es un PDF, que se puede ver con varios tipos de software, incluyendo Adobe Acrobat.

  Oración por la familia del padre pío - fortalece tus lazos familiares con esta poderosa plegaria

Etiquetas: oración católica para la curación, oración católica para los enfermos, oración de curación, oración de curación descargar, oración de curación para los enfermos, padre pío, oración de curación del padre pío, oración para la fuerza y la curación, oración por el enfermo, san pío, san pío, oración de curación de san pío, san pío de pietrelcina, san padre pío

¿Busca curación? Descargue GRATIS la oración de sanación del Padre Pío, una hermosa oración de sanación para los enfermos y los que buscan la restauración, de San Pío de Pietrelcina. Por favor, comparte nuestros imprimibles – planificadores diarios y semanales, fondos de pantalla para el teléfono y más – para que otros también los disfruten.

Oración del Padre Pío por ayuda financiera

San Pío de Pietrelcina, más conocido como “Padre Pío”, es uno de los santos más extraordinarios y fascinantes de los tiempos modernos. Con la increíble cantidad de milagros que se le atribuyen, consideramos al Padre Pío el patrón de la curación. Celebramos la fiesta del Padre Pío el 23 de septiembre.

Nacido el 25 de mayo de 1887 en Pietrelcina (Italia) con el nombre de Francesco Forgione, el Padre Pío se consagró a Dios desde muy joven. Según los diarios de su director espiritual, Francesco comenzó a experimentar éxtasis y apariciones a la edad de 4 ó 5 años. Francesco, sin embargo, no se daba cuenta de que se trataba de experiencias extraordinarias; se guardaba muchas de ellas para sí, pensando que eran ordinarias. A través de más y más visiones y encuentros con la obra sanadora de Dios, la confianza de Francisco en Él no hizo más que crecer, aunque sus primeros años de vida no estuvieron exentos de dificultades.

  Oración para elevar la vibración

Tras ingresar en los Capuchinos, Pío fue enfermando progresivamente. Su estómago rechazaba la comida y sólo era capaz de beber cantidades mínimas de agua. Abandonó el monasterio y regresó a su casa por recomendación de sus médicos, pero su salud seguía siendo precaria. Con pocas esperanzas de mejorar su salud, lo que más deseaba Pío era ordenarse sacerdote. Aunque era bastante joven para la ordenación, el obispo ordenó a Pío el 10 de agosto de 1910. A los 23 años, el Hermano Pío se convirtió en el Padre Pío, o en italiano, Padre Pío, como lo conocemos hoy.