Oración para que aparezca una persona

Oración por la victoria y el favor

Padre, te presentamos nuestras angustias y preocupaciones sobre este caso judicial. Tú conoces nuestro camino hasta aquí, las luchas, los sinsabores y las dificultades. Por favor, cubre todos los aspectos de la vista, desde el juicio del juez y el jurado, hasta los detalles revelados en esta sesión.

Espíritu Santo, por favor, preséntate con nosotros mientras testificamos. Ven a calmar nuestros corazones y mentes atribulados con tu paz eterna y ayúdanos a recordar que tu mano está sobre nosotros. Gracias porque nos guiarás a través de estos tiempos difíciles hacia una nueva temporada de esperanza y descanso.

Nuestros corazones claman justicia, equidad, igualdad y restauración. Ven, ven a esta sala con nosotros. Ven Espíritu Santo, preséntate entre nosotros y dentro de nosotros mientras buscamos ser comprendidos. Revela la verdad, arroja luz sobre los lugares más oscuros para hacer justicia. Protégenos de las mentiras del enemigo que tratan de derribarnos y guarda nuestros corazones de todo lo que crea miedo en nuestras vidas.

Señor, pisamos tierra santa. Gracias por habernos adoptado en tu familia. Gracias porque, pase lo que pase, estamos seguros y protegidos por tu amor y tu gracia. Así que vamos con valentía a esta audiencia sabiendo que estás con nosotros, y que nos guiarás a través de este tiempo con tu mano en la nuestra.

¿Cómo se reza por la atracción?

Oración para pedir amor a alguien

Hasta ahora, esta persona me tiene cariño como amigo, pero, si Tú estás dispuesto, Padre, por favor abre los ojos de esta persona para que me vea como algo más. Que esta persona en la que estoy interesado se sienta atraída por mí de una manera romántica, y que podamos desarrollar una relación que te honre. Amén.

¿Cómo rezas para reencontrarte con alguien?

¿Cómo se reza para que alguien vuelva? Puedes rezar: “Querido Dios, te pido ayuda en esta decisión que estoy a punto de tomar. Necesito que vuelva a mi vida porque me hizo feliz. Mientras intento volver a cortejarla, por favor danos otra oportunidad de estar juntos”.

  Oraciones cortas para la noche catolicas

¿Cómo rezar por un amigo que va a juicio?

Breve oración por la justicia en los tribunales

Nuestros corazones claman justicia, equidad, igualdad y restauración. Ven, entra en este tribunal con nosotros. Ven Espíritu Santo, preséntate entre nosotros y dentro de nosotros mientras buscamos ser comprendidos. Revela la verdad, arroja luz sobre los lugares más oscuros para hacer justicia.

Oración por la audición

Este artículo utiliza URL desnudas, que son poco informativas y vulnerables a la putrefacción de enlaces. Por favor, considere convertirlas en citas completas para asegurar que el artículo sigue siendo verificable y mantiene un estilo de citación coherente. Hay varias plantillas y herramientas disponibles para ayudar en el formateo, como Reflinks (documentación), reFill (documentación) y Citation bot (documentación). (Septiembre 2022) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de plantilla)

La oración del pecador (también llamada oración de consagración y oración de salvación) es un término cristiano evangélico que se refiere a cualquier oración de arrepentimiento, rezada por individuos que sienten el pecado en sus vidas y tienen el deseo de formar o renovar una relación personal con Dios a través de Jesucristo. Se trata de una oración popular en los círculos evangélicos[1]. No pretende ser litúrgica, como el credo o el confiteor que se reza o canta en la misa católica, sino más bien un acto de conversión inicial al cristianismo; al mismo tiempo, es aproximadamente análoga al acto de contrición católico, aunque la teología que subyace en cada uno de ellos es marcadamente diferente, debido a las visiones intrínsecamente distintas de la salvación entre el catolicismo y el protestantismo. Mientras que algunos cristianos consideran que recitar la oración del pecador es el momento que define la salvación, otros lo ven como un paso inicial en el camino de la fe[2][3].

Cómo escribir una oración ante un tribunal

El tema de la oración es importante porque es una parte vital de la vida del cristiano. Consecuente con esta verdad básica es la abundancia de material sobre la oración tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento de la Biblia. En este artículo voy a centrarme en una oración como ejemplo de oración en el Antiguo Testamento. Se trata de la oración de Daniel que se encuentra en Daniel 9:1-19 y es un ejemplo inspirador de una oración por parte de un hombre que vivió la mayor parte de su vida en el exilio, a la vez que vivía esperando la liberación de Dios.

  Oración por la ansiedad y depresión

Contextualmente, Daniel 9 es un capítulo notable de la palabra de Dios. Es notable porque contiene una de las mayores oraciones de intercesión que se encuentran en cualquier parte de la Biblia (9:4-19) y, al mismo tiempo, contiene también una de las secciones más misteriosas de la profecía (9:20-27). Esto significa que en este capítulo tenemos un delicado equilibrio entre lo conocido y lo desconocido, lo accesible y las cosas que siguen siendo misteriosas hasta el día de hoy.

Aunque es un hombre como nosotros (cf. St 5,17), es un hombre especial en la Biblia. Aunque estuvo cautivo en la tierra de Babilonia desde su juventud, nunca olvidó quién era, de dónde venía y a quién pertenecía. Daniel nunca se vio comprometido ni seducido por los encantos de Babilonia. Todos los días de su cautiverio anheló el fin del exilio y la restauración de la ciudad de Jerusalén con su templo. Esto es aún más notable si tenemos en cuenta la duración de su cautiverio y los privilegios de los altos cargos que disfrutó en una ciudad pagana como Babilonia.

Oración milagrosa para el juicio

Esto puede sonar obvio o incluso cruel, pero Dios no tiene ninguna obligación de responder a las oraciones de los incrédulos (Salmo 34:15, 17; Proverbios 15:8, 29; Juan 9:31; 1 Pedro 3:12). Él puede responder, pero no se ha obligado a sí mismo a hacerlo.

  Motivos de oración por la familia

La única oración que un incrédulo puede estar seguro de que Dios responderá -y responderá inmediatamente- es una oración de fe y aceptación de Su Hijo, que murió en la cruz y resucitó, como la base para el perdón de sus pecados.

Algunos de los problemas que tenemos con la oración surgen de una comprensión equivocada de Dios. Cuanto mejor conozcamos a Dios en las Escrituras, mejor entenderemos cómo orar y por qué Dios responde a la oración como lo hace.

Dios responde a la oración según Su voluntad (1 Juan 5:14-15). Pero al igual que nosotros, los deseos no son todos iguales. Mi deseo de permanecer fiel a mi esposa hasta que muera no está al mismo nivel que mi deseo de echarme una siesta el domingo. Es una cuestión de prioridades.

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos… a Él sea la gloria en la Iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones de los siglos de los siglos. Amén. -Efesios 3:20-21