Oración para un enfermo muy grave

Palabras de ánimo para un enfermo

Las oraciones por los enfermos pueden proporcionar consuelo y apoyo a quienes sufren una enfermedad o lesión, y pueden ayudarnos a aferrarnos a la esperanza de que se recuperarán. Tanto si rezamos por nosotros mismos como por un ser querido, el poder de pedir a Dios puede ayudarnos a encontrar la fuerza y la resistencia que necesitamos para afrontar los momentos difíciles. En estas oraciones por los enfermos, pedimos orientación sobre cómo apoyar a nuestros seres queridos, el valor para afrontar lo que venga y las bendiciones de la curación y la recuperación.

¡Alabado y agradecido sea Dios! Y os doy las gracias a todos por vuestras oraciones por mi novio. Su médico por fin encontró un medicamento que funciona para su enfermedad. Hace más de un año que lo está tomando y ha vuelto a llevar una vida normal. ¡Aleluya!

Dios os bendiga a todos por hacer lo que hacéis. Nunca me hubiera imaginado poder rezar en la tumba de Jesús y, al ofrecer este servicio, siento que él me escuchó igual que si yo hubiera estado allí. Por favor, sepan cuánto los aprecio. Dios les bendiga.

Alabado sea Dios Todopoderoso. Mis oraciones fueron escuchadas. Sufrí hemorroides durante un mes. Recé mucho y envié mis peticiones a Holy Land Prayer. Verdaderamente, el Dios de Israel es fiel a su promesa de que yo soy el Dios que te sana.

¿Cómo se reza por un enfermo crítico?

Padre celestial, dador de vida y salud: Consuela y alivia a tu siervo enfermo, y da tu poder de curación a quienes atienden sus necesidades, para que se fortalezca en su debilidad y confíe en tu amoroso cuidado; por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

¿Cuál es la oración de curación más poderosa?

Padre amoroso, tócame ahora con tus manos sanadoras, porque creo que tu voluntad es que yo esté bien de mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la preciosísima sangre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde la coronilla de mi cabeza hasta la planta de mis pies. Echa fuera de mí todo lo que no debe estar en mí.

  Oración del puro puro para desesperar

¿Cuál es la oración milagrosa para la curación?

Oración milagrosa – Oración de curación milagrosa

Padre, permite que Tu poder divino limpie todos los rincones y grietas de mi cuerpo y lo llene en el Nombre de Jesús. Hazme completo y un testamento andante de Tu poder, para que pueda danzar en gozo a Tu nombre. Elevo Tu nombre por el favor y En el Nombre de Jesús. Amen.

Oración por la paz

Como capellán de un hospicio, tengo la oportunidad única de compartir experiencias muy significativas con los pacientes. Mi función principal es escuchar la historia de la vida de un paciente y abordar la espiritualidad y la fe tal y como las acoge la persona a la que atiendo. A medida que conozco la tradición religiosa del paciente, le ofrezco diversas prácticas que, espero, mejoren su conexión con lo que considera divino.

Una de estas prácticas es la oración. Dado que mi tradición religiosa enseña que la única fe auténtica es la que se elige libremente, abordo las oraciones en los hospicios con mucho cuidado. Algunos pacientes agradecen mi visita, pero consideran la oración demasiado personal o sagrada para practicarla en mi presencia. Más de un paciente ha rechazado que rece en su presencia, pero expresa su agradecimiento cuando le digo: “Está bien. Le tendré presente en mis oraciones”.

A los pacientes que aceptan que rece por ellos, lo primero que intento hacer es respetar las prácticas de oración de su tradición religiosa. Por ejemplo, a menudo le digo a un paciente católico romano: “Voy a rezar por usted ahora mismo”, tras lo cual cerramos la visita rezando el “Padre Nuestro”. O cuando un paciente judío ha aceptado la oración, elijo un texto de los Salmos de la Biblia hebrea.

Oración por la curación

Padre celestial, te doy gracias por amarme. Te doy gracias por haber enviado a tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, al mundo para salvarme y liberarme. Confío en tu poder y en tu gracia que me sostienen y me restauran.

  Oración al ángel haziel

Padre amoroso, tócame ahora con tus manos sanadoras, porque creo que tu voluntad es que esté bien de mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la preciosísima sangre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde la coronilla de mi cabeza hasta la planta de mis pies.

Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Extirpa de raíz cualquier célula enferma y anormal. Abre cualquier arteria o vena bloqueada y reconstruye y rellena cualquier zona dañada. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección con el poder de la preciosa sangre de Jesús.

Deja que el fuego de tu amor sanador pase a través de todo mi cuerpo para sanar y hacer nueva cualquier área enferma para que mi cuerpo funcione de la manera en que lo creaste para funcionar. Toca también mi mente y mis emociones, hasta lo más profundo de mi corazón.

Impregna todo mi ser de tu presencia, amor, alegría y paz, y acércame cada vez más a ti en cada momento de mi vida. Y Padre, lléname de tu Espíritu Santo y dame el poder de hacer tus obras para que mi vida traiga gloria y honor a tu santo nombre. Te lo pido en el nombre del Señor Jesucristo.

Oración de protección

Utilice estas oraciones cristianas por los enfermos para el consuelo, la curación y la salvación de sus amigos y familiares. Los cristianos pueden orar por los enfermos de múltiples maneras, buscando la misericordia de Dios en todos los aspectos de sus vidas y de quienes participan en su ayuda. Podemos rezar para que se recuperen pronto y para que Dios les consuele en el dolor y la enfermedad. También podemos rezar por su salvación y para que Dios utilice de algún modo su enfermedad para acercarles a Él y fortalecer su fe. ¿Sufre usted un resfriado invernal o posiblemente un dolor crónico desde hace años, tal vez incluso una enfermedad potencialmente mortal? ¿Le resulta difícil rezar cuando no se encuentra bien, o tal vez siente que reza las mismas palabras una y otra vez? Cuando nos sentimos impotentes, a menudo nos aferramos al control como a una balsa salvavidas, pero Cristo nos dice que nos aferremos a Él durante la enfermedad y otros sufrimientos.Podemos rezar por los enfermos y descansar, ¡sabiendo que Dios puede restaurar la salud! Él tiene el poder de curarnos, y tiene el poder de consolarnos y darnos una nueva esperanza. Él nos da descanso cuando estamos cansados y paz cuando estamos inseguros. Si le resulta difícil rezar en tiempos difíciles, no está solo; ¡rece con estas oraciones por los enfermos! ¿Necesita algunas oraciones de sanación para usted o para un ser querido en su vida? Descargue GRATIS nuestra Guía de oraciones por la sanación para elevar a Dios a quienes sufren.

  Oración por alguien especial