Oración para un hijo adicto a las drogas

Oraciones por los que luchan contra la adicción

Querido Señor, te agradezco que cuides de personas como yo que se han desviado tanto del camino de la verdad. Gracias porque nunca me has abandonado a pesar de mi adicción a las drogas. Gracias, que puedo venir a Ti en busca de liberación y saber que Tú no me rechazarás. Gracias, que Tus misericordias son nuevas cada mañana y gracias, que eres fiel y verdadero a Tu Palabra, aun cuando probamos ser infieles. Señor, sé que Tu Palabra promete un camino de liberación a todos los que te buscan y creo que en Jesús se encuentra la curación y la plenitud, la salvación y la seguridad, la liberación y la alegría. Y Señor, te pido que me liberes de estas drogas y me liberes de estar en esclavitud a esta maldita adicción. Te ruego que me ayudes. Sálvame Señor y libérame de estas drogas de las que me he vuelto tan dependiente. Dame los medios para liberarme de las drogas y la capacidad de llegar hasta el final. Sé que por mi cuenta fracasaré, pero Señor, creo que en Cristo puedo ser libre. Ayúdame Señor en el nombre de Jesús, Amén.

¿Qué es una oración sencilla contra la adicción?

Judas, santísimo Apóstol, en mi necesidad acudo a ti. Te ruego que intercedas por mí para que encuentre fuerzas para superar mi enfermedad. Bendice a todos los que luchan contra la adicción. Tócalos, cúralos, asegúrales el amor constante del Padre.

¿Cómo se reza por un adicto?

Reza para que el deseo de libertad y curación invada a tu ser querido y no el deseo de abusar de sustancias y drogas. Además, reza para que el adicto reconozca que el poder de Dios es superior a sus problemas. Nunca debes cansarte de rezar por tus seres queridos, aunque pierdan la fe en Dios.

  Oración a san miguel arcángel para proteger el hogar

Oración por alguien que ha recaído

Dios de la vida, me hiciste a Tu imagen perfecta, para vivir en Tu amor y darte gloria, honor y alabanza. Abre mi corazón a Tu poder sanador. Ven, Señor Jesús, calma mi alma como susurraste “Paz” al mar tempestuoso. San Judas, santísimo Apóstol, en mi necesidad acudo a ti. Te ruego que intercedas por mí para que encuentre fuerzas para superar mi enfermedad. Bendice a todos los que luchan contra la adicción. Tócalos, cúralos, asegúrales el amor constante del Padre. Permanece a mi lado, San Judas, para ahuyentar todas las malas tentaciones, miedos y dudas. Que la serena seguridad de tu presencia amorosa ilumine la oscuridad de mi corazón y traiga una paz duradera. Amén.

Oración por un familiar drogadicto

La drogadicción es un problema importante en el mundo actual. La mayoría de las víctimas son adolescentes. Hay varias razones que pueden llevar a su hijo adolescente a consumir drogas duras, como la presión de los compañeros, la negligencia, la curiosidad o simplemente por ser guay. Esto podría ser una gran preocupación para los padres cuyos hijos se vuelven adictos a las drogas, pero una cosa importante a tener en cuenta es que la única persona que puede ayudar a su hijo a superar la adicción son los padres.

  Oración al arcángel rafael para pedir un milagro

La drogadicción en los niños es un síndrome muy común hoy en día. Si tu hijo consume drogas duras, tienes que hacer todo lo posible para salvarle y ayudarle a superar la adicción. Si quieres hablar de algún problema concreto, puedes consultar a un psicólogo.

Oraciones por las enfermedades mentales y la drogadicción

Hemos recopilado algunas de las mejores oraciones por la adicción para que las utilice en su petición a Dios. Que estas oraciones por la seguridad le brinden consuelo y tranquilidad. Que estas oraciones para la fortaleza alienten su espíritu y fortalezcan su fe.

La adicción es un trastorno cerebral caracterizado por la participación compulsiva en estímulos gratificantes a pesar de las consecuencias adversas. A pesar de la implicación de una serie de factores psicosociales, un proceso biológico -inducido por la exposición repetida a un estímulo adictivo- es la patología central que impulsa el desarrollo y el mantenimiento de una adicción. Las dos propiedades que caracterizan a todos los estímulos adictivos son que son reforzantes (es decir, aumentan la probabilidad de que una persona busque la exposición repetida a ellos) e intrínsecamente gratificantes (es decir, se perciben como inherentemente positivos, deseables y placenteros).

Dios de la vida, Tú me hiciste a Tu imagen perfecta, para vivir en Tu amor y darte gloria, honor y alabanza. Abre mi corazón a Tu poder sanador. Ven, Señor Jesús, calma mi alma como susurraste “Paz” al mar tempestuoso. San Judas, santísimo Apóstol, en mi necesidad acudo a ti. Te ruego que intercedas por mí para que encuentre fuerzas para superar mi enfermedad. Bendice a todos los que luchan contra la adicción. Tócalos, cúralos, asegúrales el amor constante del Padre. Permanece a mi lado, San Judas, para ahuyentar todas las malas tentaciones, miedos y dudas. Que la serena seguridad de tu presencia amorosa ilumine la oscuridad de mi corazón y traiga una paz duradera. Amén.

  Oración contra vampiros energéticos