Oración poderosa de sanación con rafael arcángel

Oración milagrosa

Oh Glorioso Arcángel San Rafael, gran príncipe de la corte celestial, eres ilustre por tus dones de sabiduría y gracia. Eres guía de los que viajan por tierra, mar o aire, consolador de los afligidos y refugio de los pecadores. Te ruego que me asistas en todas mis necesidades y en todos los sufrimientos de esta vida, como una vez ayudaste al joven Tobías en sus viajes. Porque eres la “medicina de Dios” te ruego humildemente que cures las muchas dolencias de mi alma y los males que afligen mi cuerpo. Te pido especialmente el favor (menciona aquí tu intención especial), y la gran gracia de la pureza para prepararme a ser templo del Espíritu Santo. Amén.

San Rafael, Arcángel, flecha y medicina del Amor Divino, hiere nuestros corazones, te lo imploramos, con el ardiente amor de Dios y haz que esta herida nunca cicatrice, para que incluso en la vida diaria permanezcamos siempre en el camino del amor y venzamos todas las cosas por el amor. Amén.

Santo Arcángel Rafael, estando tan cerca del trono de Dios y ofreciéndole nuestras oraciones, te venero como Amigo y Mensajero especial de Dios. Te elijo como mi Patrono y deseo amarte y obedecerte como lo hizo el joven Tobías. Te consagro mi cuerpo y mi alma,

¿Cuál es la poderosa oración al Arcángel Rafael?

Oh Rafael, condúcenos hacia aquellos a quienes esperamos, aquellos que nos esperan: Rafael, Ángel del feliz encuentro, condúcenos de la mano hacia aquellos que buscamos. Que todos nuestros movimientos sean guiados por tu Luz y transfigurados con tu alegría.

¿Cuál es la oración más poderosa para sanar?

tócame ahora con tus manos sanadoras, pues creo que tu voluntad es que yo esté bien de mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la preciosísima sangre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde la coronilla de mi cabeza hasta la planta de mis pies.

  Oración de envío y bendición

¿Qué Arcángel cura las enfermedades?

Rafael (UK: /ˈræfeɪəl/ RAF-ay-əl, US: /ˈræfiəl, ˈreɪf-/ RA(Y)F-ee-əl; “Dios ha curado”) es un arcángel mencionado por primera vez en el Libro de Tobit y en 1 Enoc, ambos datados entre los siglos III y II a. C.

Oración de curación del Arcángel

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, la existencia de los seres espirituales, no corpóreos, que la Sagrada Escritura suele llamar “ángeles”, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición.San Agustín dice: “‘Ángel’ es el nombre de su oficio, no de su naturaleza. Si buscas el nombre de su naturaleza, es ‘espíritu’; si buscas el nombre de su oficio, es ‘ángel’: por lo que son, ‘espíritu’; por lo que hacen, ‘ángel'”.Con todo su ser, los ángeles son siervos y mensajeros de Dios. Porque “contemplan siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos” son los “poderosos que cumplen su palabra, escuchando la voz de su palabra”.Según el Rito Romano Tradicional, el 24 de octubre es la fiesta de San Rafael Arcángel.

San Rafael es uno de los siete Arcángeles que están ante el trono de Dios. Se le conoce como el sanador. De hecho, su nombre significa “la curación de Dios”. San Rafael es útil para curar el cuerpo y el alma, para la caridad y la liberación. Es poderoso y cura todo tipo de enfermedades, tanto en humanos como en animales.

Estampa de San Rafael

El Arcángel Rafael es uno de los ángeles más conocidos. También se le conoce como el arcángel de la curación. Es uno de los tres que se cree que están a las puertas del cielo para dar la bienvenida a las personas que vienen a adorar a Dios. Los otros dos son Miguel y Gabriel.

  Oración para el negocio ventas y dinero

La historia del arcángel Rafael (o arcángel de la curación) es una de las más fascinantes y misteriosas de la Biblia. Rafael es uno de los tres ángeles descritos en la Biblia y uno de los cinco arcángeles de las Iglesias ortodoxa y católica, así como de los tres arcángeles de la Cábala.

El arcángel Rafael es uno de los más antiguos y poderosos arcángeles de la Nueva Jerusalén. También es uno de los cuatro que están a cargo de los 4 elementos de la Tierra. Se cree que es hijo del arcángel Miguel y del arcángel Gabriel. También es el ángel patrón de los curanderos, los artistas, los músicos, los poetas y las artes. Según la tradición, se le describe como un arcángel alto, de barba blanca y alado, o como un hombre alado con barba. También se dice que tiene una barba blanca muy larga.

Novena de oración a San Rafael para la curación

AtributosÁngel que sostiene una botella o petaca; Arcángel que camina con Tobías; Arcángel que toca la trompeta; joven que lleva un pez; joven que lleva un bastónPatronazgoEncuentros felices; viajeros; enamorados; la juventud; encontrar al cónyuge; matrimonio ordenado; salud mental; curación; ángeles de la guarda; pastores; farmacéuticos; drogueros; enfermeras; médicos; enfermedades; aflicciones oculares; enfermos; ciegos; contra las pesadillas; diócesis de Madison, WI; archidiócesis de Dubuque, Iowa; archidiócesis de Seattle, Washington; Abra de Ilog, Mindoro Occidental, Filipinas; Aloguinsan, Cebú, Filipinas.

Raphael (Reino Unido: /ˈræfeɪəl/ RAF-ay-əl, US: /RA(Y)F-ee-əl; “Dios ha curado”)[a] es un arcángel mencionado por primera vez en el Libro de Tobit y en 1 Enoc, ambos fechados entre los siglos III y II a.C.[4][5] En la tradición judía posterior, se le identificó como uno de los tres visitantes celestiales con los que Abraham se entretuvo en el Roble de Mambré. No se le nombra ni en el Nuevo Testamento ni en el Corán, pero la tradición cristiana posterior lo identificó con la curación y como el ángel que agitó las aguas en el estanque de Betesda en Juan 5:2-4,[4] y en el Islam, donde su nombre es Israfil, se entiende que es el ángel sin nombre del Corán 6:73, de pie eternamente con una trompeta en los labios, listo para anunciar el Día del Juicio. En la tradición gnóstica, Rafael está representado en el Diagrama Ofita[6].

  Oración para abrir caminos y atraer dinero