Oración por mi mascota enferma

Oración católica para un gato enfermo

En esta página se reúnen una serie de oraciones edificantes para rezar con su mascota, con una oración para un animal enfermo, una oración de consuelo para una mascota moribunda y una breve oración para un animal perdido. Que conozcas la paz y la presencia de Dios cuando le entregues tus preocupaciones.

Abba, Padre de todos, de quien mana toda vida, te encomiendo a este precioso. Gracias porque están a salvo bajo tu cuidado. Ven a consolarnos con tu amor y envuélvenos a todos en tu poderoso cuidado ahora.

Anhelamos encontrar a nuestra mascota, el pequeño y precioso miembro de nuestra familia. Guíanos a buscar en los lugares adecuados, vela por ellos, mantenlos a salvo, sé su guardián. Por favor, llévalos de vuelta a casa a nuestro cuidado. Amén.

Novena por un perro enfermo

Tradicionalmente, un fraile franciscano llamaba a las granjas locales donde había un animal enfermo y rezaba para que el animal se curase. Tras la oración, rociaba agua bendita sobre el animal enfermo. Muy a menudo, cuando visitaba las granjas, traía agua bendita del convento y se la daba a los granjeros para que bendijesen su ganado. La siguiente oración era rezada tradicionalmente por un sacerdote franciscano (el V. suele ser rezado por un sacerdote o diácono; el R. por los presentes). Agradecería si alguien pudiera ayudarme a poner la oración en un lenguaje más moderno e inclusivo:

V. Oremos. Oh Dios, que has ofrecido a los trabajos de los hombres el consuelo de muchos animales: humildemente te suplicamos que no permitas que perezcan de nuestro uso aquellos sin los cuales no se alimenta la condición humana. Por Cristo Nuestro Señor.

  Oración virgen de la cabeza para la salud

V. Oremos. Humildemente te rogamos, Señor, por tu misericordia: para que este (estos) animal(es), que está(n) vejado(s) por grave enfermedad, sea(n) por tu Nombre y la virtud de tu bendición + [haz la señal de la cruz sobre el (los) animal(es)] sanado(s). Extingue en ellos todo poder maligno, y que no enfermen más. Sé Tú, Señor, para ellos el Defensor de la Vida, el Remedio de la Salud. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, Dios por los siglos de los siglos.

Oración milagrosa para mi perro

Hemos seleccionado seis oraciones para la intervención quirúrgica de una mascota con el fin de ayudarle en sus momentos de nerviosismo en relación con su compañero animal. Puede que tengas una mascota tradicional como un gato, un perro o un pájaro, o quizás una mascota más singular como un reptil o un pez. Sea cual sea su animal de compañía, se trata de una criatura a la que quiere y cuida mucho.

No es raro que las mascotas necesiten cirugía. Ahora que su mascota se enfrenta a una operación, es posible que esté ansioso y asustado por lo que pueda ocurrir. Quiere que su mascota salga de la operación sin complicaciones. No quiere que muera. Todas estas preocupaciones (¡y muchas más!) merecen su atención y sus oraciones.

  Oración para calmar a una persona enojada

He tenido varios perros a lo largo de mi vida y un par de ellos han tenido que ser operados para solucionar algún problema de salud. Sé que estaba muy preocupada antes de la operación. Mi pequeño amigo peludo podría no ser el mismo perro después. Recé por la operación, por mi perro y por el veterinario que lo operó. Mi perro se recuperó bien y vivió varios años más antes de fallecer en paz.

Breve oración por los animales

Cuando nuestro querido compañero animal está enfermo, es vital recordar la promesa de Dios en el Salmo 91: 14-16: Puesto que se aferra a mí, yo lo rescato, lo elevo a lo alto, puesto que reconoce mi nombre. Me llama y yo le respondo: en la angustia estoy a su lado, lo rescato y le traigo honor. Por supuesto, nuestros animales son incapaces de lanzar este grito de y por sí mismos – por lo tanto, es nuestro llamado a ser intercesores, en su nombre, en su hora de necesidad.

y los actos más nobles fueron los realizados en nombre de Cristo el Señor, en servicio gratuito y generoso a los pobres y necesitados. Dado que los buenos médicos rechazaron incondicionalmente todo pago por sus servicios a lo largo de su vida, fueron llamados anargyroi, palabra griega que significa “los sin plata”. Su caridad cristiana y su hábil práctica médica les granjearon gran fama en toda la región circundante. Viajaron mucho y convirtieron a muchas almas gracias a sus curas compasivas y milagrosas, tanto de personas como de animales, a los que trataban con la misma reverencia y preocupación.

  Oración al espíritu santo pidiendo un favor