Oración por un joven enfermo

Oración de intercesión por los enfermos

La enfermedad es algo inevitable por varias razones. La contaminación atmosférica dificulta una vida sana. Muchas personas padecen cáncer, diabetes y otras enfermedades terminales. Si visitas un hospital, te sorprenderá el tipo de enfermos que verás allí. Pero a pesar de estos desafíos, Dios puede sanar a los enfermos cuando le rezamos. Por eso, es esencial orar por la curación de alguien que está en el hospital.

Jesús dijo que “la curación es el pan de los niños”. Los creyentes pueden rezar a Dios y esperar la curación para sí mismos o para sus seres queridos. Estar enfermo no es una sentencia de muerte. Lamentablemente, la mayoría de las personas no entienden esto, por lo que se ponen ansiosas y preocupadas. La preocupación y la ansiedad nunca contribuyen a quitar la enfermedad; por el contrario, empeoran la situación.

Santiago 5:14-15 dice: “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Que llame a los ancianos de la iglesia, y que oren sobre él ungiéndole con aceite en el nombre del Señor: Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo resucitará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados.” La oración del enfermo puede curar al enfermo u hospitalizado, no la preocupación y la ansiedad.

¿Qué es una oración corta para un enfermo?

Piensa, oh Dios, en nuestro amigo enfermo, a quien encomendamos ahora a Tu compasiva consideración. que ninguna curación es demasiado dura si es Tu voluntad. Te pedimos, por tanto, que bendigas a nuestro amigo con Tu amoroso cuidado, renueves sus fuerzas y sanes lo que le aflige en Tu amoroso nombre.

¿Cuál es la oración más poderosa para sanar?

tócame ahora con tus manos sanadoras, pues creo que tu voluntad es que yo esté bien de mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la preciosísima sangre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde la coronilla de mi cabeza hasta la planta de mis pies.

  Oración para la buena suerte en el trabajo

Breve oración por mi hijo enfermo

De David. Bendice, alma mía, al Señor, y todo lo que hay en mí, bendice su santo nombre. Bendice al Señor, alma mía, y no olvides todos sus beneficios, que perdona toda tu iniquidad, que cura todas tus enfermedades, que redime tu vida de la fosa, que te corona de amor firme y misericordia, que te sacia de bien para que tu juventud se renueve como la del águila. …

“No se turbe vuestro corazón. Creed en Dios; creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones. Si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos un lugar? Y si me voy y os preparo un lugar, vendré otra vez y os llevaré conmigo, para que donde yo esté, estéis también vosotros. Y tú sabes el camino adonde voy”. Tomás le dijo: “Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo podemos saber el camino?”. …

Salmo de David, para la ofrenda conmemorativa. Señor, no me reprendas en tu furor, ni me castigues en tu ira. Porque tus flechas se han hundido en mí, y tu mano ha descendido sobre mí. No hay sanidad en mi carne a causa de tu indignación; no hay salud en mis huesos a causa de mi pecado. Porque mis iniquidades han pasado por encima de mi cabeza; como una pesada carga, son demasiado pesadas para mí. Mis heridas apestan y supuran a causa de mi insensatez, …

Oración por un amigo con un hijo enfermo

Tú nos diste la vida, y también nos das el don de la alegría infinita. Dame la fuerza para seguir adelante por el camino que me has trazado. Guíame hacia una mejor salud, y dame la sabiduría para identificar a los que has puesto a mi alrededor para ayudarme a mejorar.

  Oración milagrosa al padre pío

Dios misericordioso, te invoco ahora de una manera especial. Con tu poder fui creado. Cada vez que respiro, cada mañana que me despierto y cada momento de cada hora, vivo bajo tu poder. Te pido ahora que me toques con ese mismo poder. Porque si me creaste de la nada, sin duda puedes recrearme. Lléname con el poder sanador de tu espíritu. Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Arregla lo que esté roto. Desarraiga las células improductivas. Abre las arterias o venas obstruidas y reconstruye las zonas dañadas. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección. Deja que el calor de tu amor sanador pase a través de mi cuerpo para hacer nuevas las áreas enfermas para que mi cuerpo funcione de la forma en que lo creaste.

Oración de curación milagrosa para mi hijo

Como padre, puede causar un tremendo dolor y ansiedad cuando su hijo está enfermo o sufriendo. Una enfermedad crónica o potencialmente mortal puede hacerle perder la esperanza y cuestionar la presencia de Dios. Es posible que se sienta abrumado por las recurrentes visitas al hospital y las citas con el médico de su hijo o hija. Dios quiere que experimentes esperanza y alegría a pesar de las circunstancias. Servimos a un Dios de curación y fortaleza. Utilice estas oraciones por un niño enfermo para experimentar las poderosas manos de Dios.

Es difícil imaginar un amor que supere al de una madre por su hijo, especialmente cuando está enfermo. Cuando se pierden cosas divertidas o sufren, nos duele el corazón por ellos. Haríamos casi cualquier cosa, sacrificaríamos lo que pudiéramos, para curarles, hacerles sonreír de nuevo, verles bien. El amor de Dios sobrepasa lo que podemos comprender. Se puede confiar en el Padre que dio a su propio Hijo para que cure a nuestros pequeños. Padre, bendice y cura a nuestros hijos de sus enfermedades. Devuélveles la risa y déjales jugar. Impúlsanos a confiar más en Ti y a buscarte con más ahínco. Porque así como Tú nos conoces, Tú conoces a nuestros hijos. Se nos confían como madres, pero son Tuyos. Y Tú los amas con el mismo amor extravagante. En el Nombre de Jesús, Amén. ~ Meg Bucher

  Oración antigua para curar el mal de ojo