Oración virgen de la cabeza para la salud

Novena de 9 días a nuestra señora de la salud vailankanni

Padre de toda la creación, tú que dijiste una simple orden y sacaste la luz de las tinieblas. Te invoco en este momento para que envíes tu poder milagroso a todos los aspectos de mi existencia.

Te pido que me colmes ahora con el mismo poder milagroso que utilizaste cuando me creaste dentro del vientre de mi madre. Señor, así como me has creado a tu imagen y semejanza, también ahora puedes darme nueva forma y restaurar mi salud.

Por favor, Padre, lléname de tu poder sanador. Echa fuera todo lo que no debe residir dentro de mí. Te pido que arregles todo lo que está roto, arranques de raíz toda enfermedad y dolencia, desatasques todas las arterias y venas obstruidas, restaures mis órganos internos.

Te ruego que no permitas las amenazas de mis enemigos sino que, por el contrario, me conviertas en un testamento viviente que predique Tus bendiciones todos los días de mi existencia. Te agradezco por Tus respuestas y En el Nombre de Jesús Te Ruego, Amén.

Señor, confiado espero recibir Tu santa gracia. Jesús, Te amo con todo mi corazón y toda mi alma. Me arrepiento de todo corazón de mis pecados y Te imploro, oh buen Jesús, que me des la fuerza para superarlos.

Novena por la salud y la curación

Padre celestial, te doy gracias por amarme. Te doy gracias por haber enviado a tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, al mundo para salvarme y liberarme. Confío en tu poder y en tu gracia que me sostienen y me restauran.

  Ana becoaj oración en español

Padre amoroso, tócame ahora con tus manos sanadoras, porque creo que tu voluntad es que esté bien de mente, cuerpo, alma y espíritu. Cúbreme con la preciosísima sangre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, desde la coronilla de mi cabeza hasta la planta de mis pies.

Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Desarraiga cualquier célula enferma y anormal. Abre cualquier arteria o vena bloqueada y reconstruye y rellena cualquier zona dañada. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección con el poder de la preciosa sangre de Jesús.

Deja que el fuego de tu amor sanador pase a través de todo mi cuerpo para sanar y hacer nueva cualquier área enferma para que mi cuerpo funcione de la manera en que lo creaste para funcionar. Toca también mi mente y mis emociones, hasta lo más profundo de mi corazón.

Impregna todo mi ser de tu presencia, amor, alegría y paz, y acércame cada vez más a ti en cada momento de mi vida. Y Padre, lléname de tu Espíritu Santo y dame el poder de hacer tus obras para que mi vida traiga gloria y honor a tu santo nombre. Te lo pido en el nombre del Señor Jesucristo.

Estampa de Nuestra Señora de la Salud

Como vicentinos nos dedicamos a hacer tu trabajo para ayudar a los necesitados de todo el mundo. Por favor, protege a todos los vicentinos de las enfermedades contagiosas en nuestras visitas a domicilio y en nuestras muchas otras formas de servicio que hacemos en tu nombre. Por favor, protege a los que ahora están afectados por el Coronavirus y ayuda a que pase esta pandemia mundial. Te lo pedimos humildemente. Amén

  Oración para encontrar gato perdido

En este período de inquietud e incertidumbre, cuando “el sol se oscurece”, “las estrellas caen del cielo” una a una, y “la luna ya no da su resplandor” (Mateo, 24, 29), nos dirigimos a María, nuestro Refugio y nuestra Madre. Ella es la señal que Dios nos da en la batalla, cuando se liberan las fuerzas del Mal: “una mujer vestida de sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre su cabeza” (Apocalipsis, 12, 1).

María, bendita Patrona de la Sociedad de San Vicente de Paúl, te suplicamos que intercedas ante tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, por el mundo de hoy. “¡Sabemos que este hombre es realmente el Salvador del Mundo!”. Juan 4, 42. Te encomendamos especialmente a ti:

Nuestra señora de la buena salud vailankanni novena oración

Permitidme vuestro humilde y devoto Cliente, que os recuerde el gozo que recibisteis en el momento de la Sacratísima Encarnación de nuestro Divino Señor, y durante los nueve meses que lo llevasteis en vuestro casto vientre.

Os ruego que me obtengáis los favores que pido en esta novena, si es la Santa Voluntad de Dios concedérmelos; y si no, que pidáis para mí las gracias de que más necesite. (Haz tu petición)

Te ruego que la aceptes, en honor de aquel amor y gozo sobrenaturales, con que tu Inmaculado Corazón se colmó durante la morada de tu Divino Hijo en tu seno, en veneración del cual, te ofrezco los sentimientos de mi corazón.

  Oración del cirio pascual

Oh Madre de Dios, acepta estas salutaciones en unión con el respeto y veneración con que el Ángel Gabriel te aclamó por primera vez “Llena eres de Gracia” Deseo muy sinceramente que lleguen a ser otras tantas gemas en la corona de tu Gloria occidental, que aumentará en brillo hasta el fin del mundo.

Con este fin os ofrezco todas las buenas obras que se han realizado en vuestro honor. Os suplico muy humildemente, por el amor del bondadoso Corazón de Jesús, con el que el vuestro estuvo siempre tan inflamado, que escuchéis mis humildes oraciones y obtengáis mis peticiones.