Oraciones cortas para la noche catolicas

3 breves oraciones de buenas noches

Gracias Dios, por este día, Gracias por nuestra familia. Lamentamos las cosas que hicimos y que no te hicieron feliz. Ayúdanos a ser mejores personas, ayúdanos a amarnos los unos a los otros. Ayúdanos a honrarte, Padre nuestro. Bendice a los pueblos del mundo. Bendice a nuestros seres queridos, lejanos y cercanos. Por último, elevamos a Ti esta petición para que la escuches: (Inserta cualquier intención especial) Te amamos, Señor.

Querido Dios, mientras me acuesto para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo; calma la inquietud de mi mente; aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a descansar yo y todos mis problemas en tus brazos fuertes y amorosos. Permite que tu Espíritu hable a mi mente y a mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, encuentre que he recibido en la noche luz para mi camino; fuerza para mis tareas; paz para mis preocupaciones; perdón para mis pecados. Concédeme dormir esta noche, y mañana poder para vivir.

Querido Dios, te damos gracias esta noche por el buen día y por la manera tan especial en que cuidas de nosotros todo el tiempo. Gracias por los ratos divertidos fuera y los ratos tranquilos dentro, y por ayudarnos a aprender cosas nuevas cada día.

Oraciones nocturnas católicas tradicionales

(Por fin,Maestro todopoderoso,das permiso a tu siervo para que se vaya en paz,según tu promesa.Porque mis ojos han visto tu salvación,que has preparado para todas las naciones,la luz para iluminar a los gentiles,y dar gloria a Israel,tu pueblo).

En tus manos, Señor, encomiendo mi espíritu. Señor Jesús recibe mi alma, que la Bienaventurada Santa María, San José y todos los Santos, rueguen por nosotros a Dios para que seamos preservados esta noche de los pecados y de todo mal. Amén.

  Oración a santa lucía para enfermedad en los ojos

Señor Jesús, gracias por mi buena salud, mi trabajo y una familia cariñosa a la que he vuelto. Guíanos, guárdanos, protégenos y gobiérnanos esta noche para que nos mantengamos alejados del mal, del pecado y de los ataques. Que descansemos, pasemos una buena noche y nos despertemos mañana sanos y salvos. Amén.

Señor Jesucristo, esta noche te pido por mis seres queridos. Que Tú bendigas, cuides, guíes, guardes y gobiernes a mis hijos, familiares, amigos, vecinos y miembros de la iglesia, para que se mantengan alejados del pecado y de todo mal.

Envía a sus ángeles de la guarda para que velen por ellos esta noche y que mañana se despierten sanos y salvos para servirte en sus respectivos puestos de trabajo. Que Tu Divina providencia supla siempre sus necesidades y que nunca les falte lo necesario para servirte.

Oración nocturna catholic today

Cuando estaba en la universidad, uno de mis amigos discernió abandonar el seminario. Mientras se adaptaba a la vida universitaria normal, lo que más echaba de menos era la oración. En concreto, echaba de menos cómo la oración estructuraba sus días a través de la Liturgia de las Horas, ya que los seminaristas la rezan juntos cada día.

La Liturgia de las Horas es una forma de oración que sigue el ritmo de cada día a través de salmos, Escrituras y oraciones. La oración de la mañana comienza el día. A continuación, se rezan las Oraciones Diurnas a media mañana, a mediodía y por la tarde. La oración vespertina se reza al final de la jornada. Por último, la oración de la noche se reza antes de ir a dormir para ofrecer el día a Dios.

  Cadenas de oración católicas

Los sacerdotes y los religiosos rezan estas oraciones todos los días, pero todos nosotros estamos invitados a hacerlo también. Conocí la Liturgia de las Horas cuando el amigo antes mencionado empezó a reunir a un grupo para rezar la Oración de la Noche. Leíamos a tientas libros gruesos y confusos (¡hay tantas oraciones que recordar!) y cantábamos desafinadamente el Ave, Santa Reina, pero lo conseguimos, y la belleza de la Liturgia de las Horas se nos dio a conocer.

Oración católica nocturna por la familia

Vela, querido Señor, con los que despiertan o velan o lloran esta noche, y da a tus ángeles el cuidado de los que duermen. Atiende a tus enfermos, Señor Jesucristo, descansa a tus cansados, bendice a tus moribundos, alivia a tus sufrientes, protege a tus alegres, y todo por tu amor. Amén.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Dios te salve, Santa Reina, Madre de Misericordia, nuestra vida, nuestra dulzura y nuestra esperanza. A ti clamamos, pobres hijos desterrados de Eva. A ti elevamos nuestros suspiros, lamentándonos y llorando en este valle de lágrimas. Vuelve, pues, clemente abogada, tus ojos de misericordia hacia nosotros, y después de este nuestro destierro, muéstranos al bendito Fruto de tu vientre, Jesús. Oh clemente. Oh amorosa, oh dulce Virgen María. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

  Oración a San José para alquilar casa

Oh Dios mío, siento de todo corazón haberte ofendido, y detesto todos mis pecados por tus justos castigos, pero sobre todo porque te ofenden a Ti, Dios mío, que eres todo bondad y mereces todo mi amor. Resuelvo firmemente con la ayuda de Tu gracia no pecar más y evitar la ocasión próxima de pecar. Amén.