Porque es importante la oración en la vida del cristiano

Por qué la oración es poderosa

Muchos de nosotros crecimos con nuestros padres recordándonos: “Asegúrate de rezar tus oraciones”. Puede que a otros nunca se les haya animado a rezar, pero han oído que la gente lo hace como una parte importante de su día. Cualquiera de los dos casos puede llevarnos a preguntarnos: ¿Por qué es importante rezar?

En primer lugar, es importante saber que está bien hacer preguntas. De hecho, hacer preguntas es una de las partes más importantes del crecimiento personal, porque así es como aprendemos. Sigue leyendo y, al final, si todavía tienes preguntas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Por qué es importante la oración? Uno de los principales conceptos erróneos sobre Dios es que Él es un Ser muy muy lejano sentado en un trono en el Cielo observándonos desde la distancia. Eso no podría estar más lejos de la verdad. Dios quiere que sepas que Él está siempre cerca y disponible.

¿Por qué es importante la oración? Porque nos ayuda a acercarnos más a Dios. En el fondo, rezar es simplemente una conversación. Piensa en tus relaciones terrenales con familiares y amigos. Una buena comunicación conduce a relaciones sólidas.

¿Por qué es importante la oración para los cristianos?

Sencillamente, para los seguidores de Jesucristo la oración es la mejor manera de comunicarse con Dios. La oración es el vehículo para el diálogo diario con Aquel que nos creó. No se puede sobrestimar la importancia de la comunicación diaria a través de la oración. Es tan importante que se menciona más de 250 veces en las Escrituras. ¿Por qué es tan importante la oración diaria? En primer lugar, la oración diaria nos da la oportunidad de compartir todos los aspectos de nuestra vida con Dios. En segundo lugar, la oración diaria nos da la oportunidad de expresar nuestra gratitud por las cosas que Él nos proporciona. Tercero, la oración diaria proporciona la plataforma para confesar nuestros pecados y pedir ayuda para superarlos. En cuarto lugar, la oración diaria es un acto de adoración y obediencia. Y finalmente, la oración diaria es una manera de reconocer quién está realmente en control de nuestras vidas. Veamos cada una de estas importantes razones con un poco más de detalle.

  Oración para la reconciliación familiar

La oración diaria nos da la oportunidad de compartir con Dios todos los aspectos de nuestra vida. Las circunstancias de la vida cambian a diario. De hecho, las cosas pueden ir de bien a mal o a peor en muy poco tiempo. Dios nos llama a llevarle nuestras preocupaciones para que las disponga y nos bendiga potencialmente. También nos llama a compartir con Él nuestras alegrías y triunfos. De hecho, Jeremías 33:3 dice: “Clama a mí y yo te responderé y te diré cosas grandes e inescrutables que tú no sabes”. Dios quiere que le invoquemos para poder responder a nuestras oraciones. También quiere compartir con nosotros bendiciones increíbles que de otro modo nos habríamos perdido si no hubiéramos acudido a Él a través de la oración. Y por último, Santiago 4:8 nos dice: “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros”. Dios quiere que estemos cerca de Él en todo momento.

La oración es importante porque

La oración es la parte más esencial de la vida cristiana. Hablar con Dios construye nuestra relación con Él. Aporta intimidad y comunión. Muestra el poder de Dios. La respuesta a la oración fortalece nuestra fe. Orar revela nuestra confianza en Dios.

  San expedito oración milagrosa urgente

Todo el ministerio de Jesús en la tierra giró en torno a la oración. A menudo se retiraba del ajetreo del ministerio para pasar un tiempo prolongado en oración, a solas. Si el Hijo de Dios vivió así, ¿cuánto más deberíamos hacerlo nosotros? Reservar un tiempo específico en nuestro día no es la única ocasión en la que debemos orar. 1 Tesalonicenses 5:17 dice simplemente: “Orad sin cesar”. En efecto, ¿hay algún momento del día en el que no necesitemos orar? Como dice el viejo himno: “Te necesito a todas horas”. Por medio de Cristo tenemos acceso al trono de la gracia en todo momento; sólo necesitamos clamar.

Las oraciones no siempre reciben la respuesta que deseamos. Pablo relata una época de su vida en la que esto fue así. Se le había clavado un aguijón en la carne -no dice exactamente de qué se trataba- y consta que “tres veces suplicó al Señor que lo dejase” (2 Cor. 12:7-8). Sin embargo, la respuesta de Dios no es quitarle esa “espina”, sino que en el versículo siguiente vemos una hermosa imagen de nuestro Padre amoroso concediéndonos lo que necesitamos. “Te basta mi gracia, porque el poder se perfecciona en la debilidad”. Dios no hará que toda prueba desaparezca, ni da todo lo que nuestro yo carnal piensa que debemos tener. De Su gracia nos da generosamente, y no necesitamos nada más para superar los momentos más profundos y oscuros de la vida.

5 importancia de la oración

Por Aaron Joseph HallCuando oramos, no lo hacemos para obtener lo que queremos de Dios. Más bien, la oración es una forma de conectar con Él y realinear nuestros corazones con el Suyo. La oración es uno de los aspectos más importantes de nuestras vidas como seguidores de Jesús, y no debe tomarse a la ligera. En esta entrada del blog, discutiremos la importancia de la oración y cómo puede beneficiarnos de muchas maneras. La oración no es algo que debemos hacer sólo en la iglesia o durante el estudio de la Biblia. Es algo que podemos hacer todos los días. Como cualquier relación, si no pasas tiempo con esa persona la relación sufrirá. La oración es una manera de pasar tiempo con Dios. Es una manera de conectar con Él y alinear nuestros corazones con los Suyos. Cuando rezamos, invitamos a Dios a nuestras vidas y le pedimos que nos guíe. Y si eres como yo, ¡necesito Su guía todos los días!

  Oración del credo todopoderoso