Rezando voy oración de la noche

Puntos de oración nocturna

Gracias Dios, por este día, Gracias por nuestra familia. Te pedimos perdón por las cosas que hicimos y que no te hicieron feliz. Ayúdanos a ser mejores personas, ayúdanos a amarnos los unos a los otros. Ayúdanos a honrarte, Padre nuestro. Bendice a los pueblos del mundo. Bendice a nuestros seres queridos, lejanos y cercanos. Por último, elevamos a Ti esta petición para que la escuches: (Inserta cualquier intención especial) Te amamos, Señor.

Querido Dios, mientras me acuesto para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo; calma la inquietud de mi mente; aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a descansar yo y todos mis problemas en tus brazos fuertes y amorosos. Permite que tu Espíritu hable a mi mente y a mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, encuentre que he recibido en la noche luz para mi camino; fuerza para mis tareas; paz para mis preocupaciones; perdón para mis pecados. Concédeme dormir esta noche, y mañana poder para vivir.

Querido Dios, te damos gracias esta noche por el buen día y por la manera tan especial en que cuidas de nosotros todo el tiempo. Gracias por los ratos divertidos fuera y los ratos tranquilos dentro, y por ayudarnos a aprender cosas nuevas cada día.

Oración vespertina sencilla

Rezar en pareja a la hora de acostarse os permite terminar el día juntos, unidos en la relación con Dios. Podéis aprovechar este momento de oración para desahogaros de las preocupaciones del día y conectar el uno con el otro. Jesús nos dijo que cada día tendría bastantes problemas y problemas, pero también lo prometió:

  Oración para recuperar el amor de un hijo

Puedes abrazar este descanso mientras tú y tu cónyuge rezáis juntos antes de iros a dormir. Estas cinco tiernas oraciones antes de acostarse pueden servirte de modelo. No te preocupes si hace tiempo que no rezáis juntos. Si te sientes incómodo, déjalo pasar, ya que sólo estás tú, tu cónyuge y Dios.

Nunca sabemos lo que nos deparará el mañana. Podemos programar y planear y tener listas de cosas por hacer, pero los planes se pueden desbaratar y los horarios se pueden interrumpir. ¿No sería útil prepararse para cada mañana rezando antes de acostarse?

¿Parece que mañana será un día estresante o lleno de luchas emocionales? Prepárate esta noche antes de irte a dormir con las palabras de esta escritura llenando tu mente. Rezar en pareja a la hora de dormir os permitirá afrontar el futuro con confianza y paz.

Oraciones bíblicas antes de acostarse

Gracias Dios, por este día, Gracias por nuestra familia. Te pedimos perdón por las cosas que hicimos y que no te hicieron feliz. Ayúdanos a ser mejores personas, ayúdanos a amarnos los unos a los otros. Ayúdanos a honrarte, Padre nuestro. Bendice a los pueblos del mundo. Bendice a nuestros seres queridos, lejanos y cercanos. Por último, elevamos a Ti esta petición para que la escuches: (Inserta cualquier intención especial) Te amamos, Señor.

  Oración para abrir caminos y atraer dinero

Querido Dios, mientras me acuesto para dormir, relaja la tensión de mi cuerpo; calma la inquietud de mi mente; aquieta los pensamientos que me preocupan y me desconciertan. Ayúdame a descansar yo y todos mis problemas en tus brazos fuertes y amorosos. Permite que tu Espíritu hable a mi mente y a mi corazón mientras duermo, para que, cuando me despierte por la mañana, encuentre que he recibido en la noche luz para mi camino; fuerza para mis tareas; paz para mis preocupaciones; perdón para mis pecados. Concédeme dormir esta noche, y mañana poder para vivir.

Querido Dios, te damos gracias esta noche por el buen día y por la manera tan especial en que cuidas de nosotros todo el tiempo. Gracias por los ratos divertidos fuera y los ratos tranquilos dentro, y por ayudarnos a aprender cosas nuevas cada día.

Oración vespertina de hoy

No sentirte seguro en tu propia casa o estar en medio de un conflicto o un caos te va a dificultar el sueño. Algunas personas se preocupan por su seguridad debido a sucesos que han ocurrido en su pasado. A veces nuestro sueño se ve perturbado por una situación difícil, que no podemos controlar, que nos estará esperando por la mañana.

Las Escrituras están llenas de versículos que pueden reconfortarnos antes de irnos a dormir. Por ejemplo, la declaración del Salmo 4:8 de que “me acostaré y dormiré, porque sólo Tú, Señor, me haces habitar seguro” o la promesa de que “cuando te acuestes, no tendrás miedo” (Prov. 3:24) . Son declaraciones reconfortantes de hombres de Dios que creían en la protección de su Señor.

  Oración para la exposición del santísimo

Los Salmos tienen mucho que decir sobre la protección y el sueño. El Salmo 91:2 dice que Dios es “mi refugio y mi alcázar, mi Dios, en quien confío”. Vaya. Un refugio y una fortaleza. No hay mayor protección que esa. El Salmo 46:1-2 dice algo parecido, llamando a Dios “refugio y fortaleza nuestra, ayuda siempre presente en las tribulaciones”.