150 bosquejos para reuniones de oración pdf

Actividades de oración en grupo

Los Santos de los Últimos Días se reúnen para adorar, edificarse mutuamente y enseñar y aprender el Evangelio (véase Alma 6:6; Moroni 6:5-6). El Salvador prometió: “Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:20). El reunirnos es una manera en que nuestros corazones pueden estar “unidos en unidad y en amor” (Mosíah 18:21).

Las reuniones de liderazgo ayudan a los líderes a aconsejar juntos y a coordinar esfuerzos para servir a los demás. Sin embargo, el celebrar una reunión nunca debe reemplazar el servir y ministrar como lo hizo Jesucristo. La obra de salvación y exaltación puede planificarse en una reunión, pero la mayoría de las veces se lleva a cabo fuera de la reunión.

Los líderes planean y conducen las reuniones “según son guiados por el Espíritu Santo, de acuerdo con los mandamientos y revelaciones de Dios” (Doctrina y Convenios 20:45; véase también Moroni 6:9; Doctrina y Convenios 46:2). Buscan maneras de invitar la influencia del Espíritu en sus reuniones.

Los líderes se aseguran de que el número y la duración de las reuniones no creen cargas para los miembros o sus familias. Por ejemplo, las reuniones no deben dificultar que las familias pasen tiempo juntas el día de reposo.

Temas de las reuniones de oración pdf

Padre, gracias por cada asiento que se ha llenado hoy aquí. Por cada mente y corazón que llena la presencia de esta sala, te damos las gracias. Sólo Tú sabes realmente lo que nos proponemos lograr hoy. Tenemos una idea, una visión, pistas e instrucciones diarias. Tenemos talentos, habilidades y tiempo para trabajar. Sin embargo, sólo Tú puedes ver con perfecto detalle el final de cada comienzo. Cada proyecto, cada estación, cada vida. Nunca nada es en vano, porque incluso los errores y los pasos en falso se utilizan para el bien.Tu justicia trasciende todos nuestros esfuerzos y comprensión. Perdónanos nuestro orgullo. El orgullo que nos envanece y el orgullo que amenaza con descalificarnos. Fortalece nuestra confianza en lo que Tú nos has hecho ser. Libéranos de la comparación para poder trabajar juntos con eficacia.

  Oración para el mal de ojo y empacho

Padre, ayúdanos a abrazar y disfrutar la vida que nos has dado para vivir. No estamos accidentalmente aquí en la tierra. Cada día que nos despertamos para respirar, tú fielmente sales a nuestro encuentro con un propósito. Espíritu Santo, fielmente nudge y nos recuerda que somos hijos de Dios, liberados de las cadenas del pecado por el sacrificio de Cristo en la cruz, y la resurrección y la afirmación al cielo donde Él está sentado por el Padre. Bendice nuestras mentes para que recuerden y abracen la libertad, la esperanza, la alegría y la paz que tenemos en Cristo. En el nombre de Jesús, Amén.Una Oración Inicial de ConfesiónSeñor bondadoso, danos el valor para buscar el perdón. Recuérdanos que la confesión nunca es un error; nos libera de las cadenas del enemigo. Sabemos que no podemos ocultarte nuestro corazón. Ayúdanos a soltar nuestra amargura y nuestro miedo, y purifícanos con el conocimiento de que tú has quitado todo pecado. En tu nombre, Amén.Crédito de la foto: GettyImages/Rawpixel

Estudio bíblico sobre la oración con preguntas pdf

El Libro de los Salmos está dividido en cinco secciones, cada una de las cuales concluye con una doxología (es decir, una bendición). Estas divisiones fueron probablemente introducidas por los redactores finales para imitar la división en cinco de la Torá:[8]

Los Salmos suelen identificarse con un número de secuencia, a menudo precedido de la abreviatura “Ps”. La numeración de los Salmos difiere -principalmente en uno- entre los manuscritos hebreos (masoréticos) y griegos (Septuaginta). Las traducciones protestantes (luteranas, anglicanas, calvinistas) utilizan la numeración hebrea, pero otras tradiciones cristianas varían:

  Oraciones a santa brigida para 12 años

La numeración de los versículos se imprimió por primera vez en 1509[15][16] Existen distintas tradiciones sobre si incluir o no el encabezamiento original en el recuento. Esto lleva a una numeración incoherente en 62 salmos, con un desfase de 1, a veces incluso 2 versículos[17].

La Septuaginta, presente en las iglesias ortodoxas orientales, incluye un Salmo 151; una versión hebrea del mismo se encontró en el Rollo de los Salmos de los Rollos del Mar Muerto. Algunas versiones de la Peshitta (la Biblia utilizada en las iglesias siríacas, principalmente de Oriente Próximo) incluyen los Salmos 152-155. También están los Salmos de Salomón, que son otros 18 salmos de origen judío, probablemente escritos originalmente en hebreo, pero que sólo sobreviven en traducción griega y siríaca. Estos y otros indicios sugieren que la actual colección occidental cristiana y judía de 150 salmos se seleccionó a partir de un conjunto más amplio.

Ideas creativas para reuniones de oración

Mi objetivo esta mañana es, en primer lugar, persuadirles de la primacía de la oración corporativa, a partir de la Palabra de Dios y de la historia de la Iglesia, para que nunca vuelvan a ver las reuniones de oración de nuestra Iglesia de la misma manera.

En segundo lugar, mi objetivo y mi oración es que se decidan a dar un paso adelante en su participación y confianza en la oración, no sólo como individuos, sino con otros creyentes, reunidos con el propósito de ver manifestada la gloria de Dios.

¿Por qué hablo de esto hoy? ¿Es porque nuestra asistencia a la reunión de oración de los miércoles es baja o porque nuestra participación en el Ministerio de Oración es escasa? No, de hecho, en ambos casos, esta iglesia ha sido más fuerte en asistencia y participación que cualquiera en la que yo haya servido.

  Historia de la oración de la santa camisa

Es bueno tenerlo, pero no lo suficientemente importante como para unirse a él; algo que se añade brevemente a una reunión antes de pasar a los asuntos reales. Cada vez hay más creyentes que consideran las reuniones de oración como algo opcional, secundario,

Esta mañana tengo una misión: Quiero convencerles de que Dios ha ordenado soberanamente la oración corporativa de una iglesia, de tal manera que Sus poderosas obras aumentan exponencialmente y Sus propósitos se aceleran cuando oramos juntos. Entienda que este mensaje no se da para minimizar la oración personal. Al contrario, es para mostrarle que la oración personal sola no resultará en la obra de Dios al grado necesario para la transformación espiritual en nuestras vidas, nuestra iglesia, nuestras ciudades y nuestra nación.