Agonizante oración para un enfermo en agonía

Oración por la curación y la fuerza

Tú nos diste la vida, y también nos das el don de la alegría infinita. Dame la fuerza para avanzar por el camino que me has trazado. Guíame hacia una mejor salud, y dame la sabiduría para identificar a aquellos que has puesto a mi alrededor para ayudarme a mejorar.

Dios misericordioso, te invoco ahora de una manera especial. Con tu poder fui creado. Cada vez que respiro, cada mañana que me despierto y cada momento de cada hora, vivo bajo tu poder. Te pido ahora que me toques con ese mismo poder. Porque si me creaste de la nada, sin duda puedes recrearme. Lléname con el poder sanador de tu espíritu. Echa fuera todo lo que no debería estar en mí. Arregla lo que esté roto. Desarraiga las células improductivas. Abre las arterias o venas obstruidas y reconstruye las zonas dañadas. Elimina toda inflamación y limpia cualquier infección. Deja que el calor de tu amor sanador pase a través de mi cuerpo para hacer nuevas las áreas enfermas para que mi cuerpo funcione de la forma en que lo creaste.

Oración de sanación y protección

Querido Señor, te pido gracia para soportar el desafío que tengo ante mí. Tú sabes que quiero vivir. Tú sabes que no quiero que mi cuerpo cambie. Tú sabes que no quiero estar enfermo. Tú también sabes por qué debo afrontar este reto, por qué debo recorrer este camino aterrador. Quiero evitarlo. Quiero que los médicos me digan que el diagnóstico era erróneo. Quiero que mi vida vuelva a ser como antes. No lo entiendo… Pero sé que si pongo mi mano en la Tuya, Tú me guiarás. Me darás valor. Me confortarás. Te pido Tu gracia ahora y siempre. Amén.

  Oración a hécate para dinero

Pero si es la Santa Voluntad de Dios que yo soporte esta enfermedad, obtén para mí valor y fuerza para aceptar estas pruebas de la mano amorosa de Dios con paciencia y resignación, porque Él sabe lo que es mejor para la salvación de mi alma.

Cristo escúdame hoyContra las heridasCristo conmigo, Cristo delante de mí, Cristo detrás de mí,Cristo en mí, Cristo debajo de mí, Cristo encima de mí,Cristo a mi derecha, Cristo a mi izquierda, Cristo cuando me acuesto, Cristo cuando me siento,Cristo en el corazón de todo el que piensa en mí,Cristo en la boca de todo el que habla de mí,Cristo en el ojo que me ve,Cristo en el oído que me oye.Yo me levanto hoyPor la fuerza poderosaDel Señor de la creación.

Breve oración por un amigo enfermo

Amén.Textos breves¿Qué nos separará del amor de Cristo? (Rom 8,35)Vivamos o muramos, somos del Señor. (Rom 14,8)Siempre estaremos con el Señor. (1 Tes 4:17)A ti, Señor, elevo mi alma. (Sal 25:1)Aunque ande en valle de sombra de muerte, ningún mal temeré, porque tú estás conmigo. (Sal 23:4)En tus manos encomiendo mi espíritu. (Sal 31,6a)Jesús, acuérdate de mí cuando vengas a tu reino. (Lc 23,42)Señor Jesús, recibe mi espíritu. (Hch 7,59)Santa María, ruega por mí.

  Oración para curar un gato enfermo

Jesús, María y José, asistidme en mi última agonía.Oraciones inmediatamente después de la muerteLas siguientes oraciones pueden recitarse inmediatamente después de la muerte y repetirse en las horas siguientes:¡Santos de Dios, acudid en su ayuda!

Oración milagrosa de curación para los enfermos

Es un gran consuelo que el Espíritu de Dios me ayude cuando no sé qué rezar, y me aferro a la seguridad de que “el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos inefables; y el que escudriña nuestros corazones conoce la mente del Espíritu, porque el Espíritu intercede por el pueblo de Dios conforme a la voluntad de Dios” (Romanos 8:26-27).

Aunque estoy agradecida por las oraciones del Espíritu, todavía tengo la oportunidad de orar porque Dios nos escucha cuando oramos (1 Pedro 3:12), y quiero hablar con Dios sobre mis seres queridos que están sufriendo y que necesitan desesperadamente sanación, ya sea física, emocional, mental o espiritual. Nuestro Dios puede iniciar el proceso de recuperación completa.

Mientras te acercas a amigos y familiares que están sufriendo, espero que las siguientes oraciones te proporcionen algunas palabras para guiar tus propias oraciones basadas en promesas y ánimos de la mejor fuente de consuelo: La Palabra de Dios.

  Pulsera roja de 7 nudos oración

Me tranquiliza saber que Dios nos anima a orar por la curación. Jesús se afligió por los efectos devastadores y el dolor causado por el pecado en el mundo, y parte de su ministerio terrenal consistió en traer sanación y restauración a un mundo quebrantado (Juan 11:1-44).