Corderito manso oración original

La oración del corderito manso nos brinda paz y serenidad en momentos de dificultad, invitándonos a confiar en Dios y entregarle nuestras preocupaciones.


La oración del corderito manso es una poderosa herramienta espiritual que nos ayuda a encontrar paz y serenidad en momentos de dificultad. Esta oración se basa en la humildad y la confianza en Dios, y nos permite entregar nuestras preocupaciones y cargas a Él. En este artículo, exploraremos el significado de la oración del corderito manso y cómo podemos aplicarla en nuestra vida diaria.


Oh corderito manso, te invocamos en este momento de necesidad. Reconocemos nuestra debilidad y nuestra dependencia de ti. Tú eres el Buen Pastor que cuida de su rebaño, y confiamos en que nos guiarás y protegerás. Ayúdanos a encontrar paz en medio de las tormentas y a confiar en tu amor y misericordia.



Corderito manso, te pedimos que nos concedas humildad de corazón. Que podamos reconocer nuestras faltas y errores, y que estemos dispuestos a pedir perdón y cambiar. Ayúdanos a ser mansos y pacientes en nuestras relaciones con los demás, y a tratar a todos con amor y respeto.


Oh corderito manso, te pedimos que nos des la fortaleza para enfrentar las pruebas y dificultades de la vida. Sabemos que no estamos solos, que tú estás siempre a nuestro lado. Ayúdanos a confiar en tu plan y a seguir tus caminos, incluso cuando no entendamos. Que tu paz y tu gracia nos acompañen siempre.


La oración del corderito manso puede ser leída tantas veces como sea necesario. Es una forma de conectarnos con Dios y de entregarle nuestras preocupaciones. Puede ser complementada con la lectura de las Escrituras y la práctica de la meditación. Al orar esta oración, recordemos que Dios es nuestro refugio y fortaleza, y que en Él encontramos descanso y consuelo.

  Quiero la oración del credo