La oración de san isaac es efectiva

Maureen Teresa Ward

¿Qué es un corazón misericordioso? Es un corazón que arde por toda la creación, por la humanidad, por los pájaros, por los animales, por los demonios y por todo lo que existe. Por el recuerdo de ellos los ojos de una persona misericordiosa derraman lágrimas en abundancia. Por la fuerte y vehemente misericordia que se apodera del corazón de tal persona, y por tan gran compasión, el corazón se humilla y uno no puede soportar oír o ver cualquier herida o leve pena en cualquiera de la creación. Por esta razón, tal persona ofrece continuamente oraciones llenas de lágrimas incluso por las bestias irracionales, por los enemigos de la verdad y por aquellos que le hacen daño, para que sean protegidos y reciban misericordia. Y del mismo modo reza por la familia de los reptiles, debido a la gran compasión que arde sin medida en un corazón que es semejante a Dios.

La persona que es genuinamente caritativa no sólo da caridad de sus propios bienes, sino que tolera de buen grado la injusticia de los demás y los perdona. Quien entrega su alma por su hermano actúa con generosidad, más que la persona que demuestra su generosidad con sus dones.

Para que nuestras oraciones sean eficaces ~ P. Isaac Mary Reylea

Esta versión griega es la forma de la oración que se encuentra en los libros litúrgicos actuales de la Iglesia Ortodoxa Griega y de todas aquellas iglesias que utilizan el griego o el árabe en sus servicios. Sin embargo, los primeros manuscritos griegos conservan varias variantes, entre ellas la lectura φιλαργυρίας (philargyrias, “amor al dinero”) en lugar de φιλαρχίας (philarchias, “amor al poder”), que fue recogida en las primeras traducciones eslavas. Es difícil saber qué forma es más antigua, ya que ambos vicios son aflicciones graves tanto para los cristianos monásticos como para los laicos.

  Oración a las ánimas benditas para el amor: fortalece tus lazos sentimentales

Esta versión se encuentra en el Liturgicon (Sluzhebnik) o Libro de servicios sacerdotales publicado en Kiev en 1639 por Peter Mohyla. En esencia, es similar a la versión anterior, pero con algunas terminaciones de caso actualizadas, ya que en aquella época el uso del caso dativo (животѹ моемѹ) para marcar la posesión se consideraba arcaico, y el uso del caso genitivo (живота моегω) se consideraba más correcto. Conserva la mayoría de las diferencias distintivas que la versión anterior tiene con el griego, sin ninguno de los cambios más drásticos que pueden encontrarse en la siguiente versión.

Retiros católicos

“Si alguien fuera a un hospital psiquiátrico y leyera a los pacientes Abba Isaac, todos los que creyeran en Dios se pondrían bien, porque reconocerían el sentido más profundo de la vida”. San Paisios del Monte Athos

Un día, sentado en el banco a las afueras de Stavronikita, el Anciano conversaba con unos peregrinos, entre los que se encontraba un profesor de teología de instituto. El profesor de teología, repitiendo un popular error occidental, afirmaba que Abba Isaac el Sirio era nestoriano. El padre Paisios intentó persuadirle de que Abba Isaac no sólo era ortodoxo, sino también un santo, y que sus Homilías ascéticas poseen una gran gracia y fuerza. Pero las palabras del Anciano fueron en vano: el profesor de teología insistía obstinadamente en sus puntos de vista. El Anciano se marchó a su ermita, rezando y tan triste que se le saltaron las lágrimas.

  Oraciones para ayudar a un espíritu a encontrar la luz

Cuando llegó a un lugar del camino cercano a un gran plátano, algo le sucedió. Estas palabras, “algo sucedió”, fueron la única descripción que nos dio del incidente, sin querer revelar los detalles exactos. Según un testimonio, vio en una visión pasar ante él el coro de los santos padres, y uno de ellos, deteniéndose, le dijo: “Soy Isaac el Sirio. Soy completamente ortodoxo”. La herejía nestoriana estuvo presente en mi región, pero yo luché contra ella”. No estamos en condiciones de avalar o rechazar la fiabilidad de este testimonio. Sólo sabemos con certeza que el Anciano experimentó un suceso supranatural que confirmó con perfecta claridad la santidad y la total ortodoxia de Abba Isaac.

Los mejores consejos de oración de un monje católico

San Isaac Jogues nació en Orleans, Francia, el 10 de enero de 1607 y fue ordenado sacerdote, el 2 de julio de 1636, como miembro de la Compañía de Jesús.El 29 de junio de 1930, San Isaac Jogues y sus compañeros mártires fueron inscritos entre los santos por el Papa Pío XI. San Isaac y sus compañeros, “Los mártires de América del Norte”. En 1636 fue enviado a Quebec, Canadá, como misionero entre los indios hurones. Fue torturado y encarcelado por los iroqueses en 1642. Los holandeses de Fort Orange (Albany, Nueva York) honraron el 19 de octubre su fiesta.

La conversión del asesino del P. Isaac Jogues:Durante el otoño del año siguiente a la muerte del P. Jogues, el niño huérfano que le había acompañado once años antes estaba con unos franceses que fueron atacados por una docena de mohawks. Los franceses mataron a once atacantes y capturaron a uno que fue llevado a Three Rivers. Finalmente, el mohawk cautivo se jactó de haber sido él quien mató al padre Jogues. Los algonquinos y los hurones se enfurecieron y planearon vengarse del hombre, pero los jesuitas protegieron al asesino del P. Jogues.Después de algunas semanas a su cuidado, el mohawk pidió el bautismo a los jesuitas, relatando los conocimientos que había adquirido del P. Jogues junto a la chimenea de la tía en Ossernenon. Pidió tomar el nombre de Isaac Jogues y así fue bautizado. Una semana después, unos algonguinos arrastraron al mohawk del cuidado de los Blackrobe y lo mataron. Uno de los sacerdotes informó más tarde: “Si Dios quiere, ahora hay dos Isaac Jogueses en el cielo”.

  Oraciones para cada dia del mes de mayo