La verdadera oración a san cipriano

Si quieres recuperar a un ser querido, reza esto

Fue “el segundo teólogo africano” después de Tertuliano, a quien veneraba como “el Maestro”. No tenía nada del fuego de Tertuliano, pero sí un espíritu amable y gentil. Apenas fue elegido obispo de Cartago, estalló la persecución de Decio. Cipriano encontró un lugar seguro desde el que instruir a los fieles, un recurso que no todos apreciaron. Sin embargo, más tarde, cuando estalló la peste, dio un ejemplo heroico de atención a los enfermos. Fue martirizado en 258.

Ante todo, el Maestro de la Paz y el Maestro de la Unidad no querría que la oración se hiciera sola e individualmente, como quien reza sólo para sí mismo. Porque no decimos ‘Padre mío, que estás en los cielos’, ni ‘Dame hoy mi pan de cada día’; ni cada uno pide que se le perdone sólo su propia deuda….. Nuestra oración es pública y común; y cuando oramos, no oramos por uno, sino por todo el pueblo, porque todo el pueblo somos uno. El Dios de la paz y maestro de concordia, que enseñó la unidad, quiso que se orara así por todos, como Él mismo nos llevó a todos en uno….

Rosario, Novena a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro, 3er día

Glorioso San Cipriano, siervo de Dios nuestro Señor, que estás dotado de gran entendimiento para el honor de la Santa Cruz de Dios. San Cipriano, alabado en la antigüedad, contempla la enfermedad de tu siervo, N.

Guárdanos día y noche del Diablo y de su poder y de todos sus hechizos por el santo nombre de Dios hecho glorioso, para que subamos al cielo desde la tierra y podamos alabar al Emmanuel, que es el Verbo de Dios, puro y glorificado. +

  Frases sobre el poder de la oración

Por amor de Dios y por el mío propio, y por San Cipriano y Santa Justina, por el poder que Dios me ha dado, líbrame de todos los hechizos que hombres y mujeres malvados te han hecho, en el nombre del Dios de Abraham, del Dios de Jacob, del Dios de Isaac, oh grande y poderoso Rey de gloria, para que sean quitados y desatados de este tu siervo N. y de todos los que siguen, guardan y leen o han leído esta oración. A todos ellos dales el poder de Dios, tu ayuda y gracia, por el amor que nos tienes y por tu gran misericordia para todos los pueblos del mundo.

¿Lo sabías? ¿Qué es la Oración de Jesús?

Ayude a apoyar la misión de Nuevo Adviento y obtenga el contenido completo de este sitio web como descarga instantánea. Incluye la Enciclopedia Católica, Padres de la Iglesia, Summa, Biblia y más – todo por sólo $19.99…

Argumento: El Tratado de Cipriano sobre el Padre Nuestro consta de tres partes, en cuya división imita a Tertuliano en su libro sobre la oración; en la primera parte señala que el Padre Nuestro es la más excelente de todas las oraciones, profundamente espiritual y muy eficaz para obtener nuestras peticiones. En la segunda parte, emprende una explicación del Padrenuestro; y, siguiendo las huellas de Tertuliano, repasa sus siete cláusulas principales; finalmente, en la tercera parte, considera las condiciones de la oración y nos dice lo que debe ser la oración. –

  Oración pasar el agua con cuerno ciervo

3. Por tanto, hermanos amados, oremos como Dios, nuestro Maestro, nos ha enseñado. Es una oración amorosa y amistosa suplicar a Dios con su propia palabra, llegar hasta sus oídos en la oración de Cristo. Que el Padre reconozca las palabras de Su Hijo cuando hacemos nuestra oración, y que Aquel también que mora dentro en nuestro pecho habite Él mismo en nuestra voz. Y puesto que lo tenemos como Abogado ante el Padre por nuestros pecados, cuando como pecadores hagamos una petición a favor de nuestros pecados, pongamos las palabras de nuestro Abogado. Porque ya que Él dice que todo lo que pidamos al Padre en Su nombre, Él nos lo dará, Juan 16:23 ¡cuánto más eficazmente obtendremos lo que pidamos en el nombre de Cristo, si lo pedimos en Su propia oración!

SANTOS DIARIOS I 16 de septiembre I Santos Cornelio, Papa y

Padre nuestro que estás en los cielos, no somos dignos de tus santos mártires, que soportaron gustosos la tortura antes que denunciar a Jesucristo. Aun así, para que el sufrimiento del mismo Cristo no sea en vano, nos reunimos como cristianos y alabamos a san Cipriano y a santa Justina, que vivieron en Antioquía y que, con san Teoctistus, fueron martirizados en Nicomedia en el año 304. Inclinemos, pues, la cabeza en veneración de quienes sacrificaron su vida por Jesucristo, diciendo:

San Cipriano, tú eras un sacerdote pagano, habiendo sido desde niño y de acuerdo con tu pésima educación, alumno de malignas maquinaciones. Eras capaz de invocar demonios, lanzar hechizos e infligir enfermedades. Incluso enseñaste a otros a hacer lo mismo, difundiendo los caminos del mal y devastando las vidas de muchos. Misericordiosamente, fuiste llamado a servir al Verdadero Dios como un verdadero sacerdote. Nosotros también pedimos misericordia para que cualquier desviación de nuestro camino espiritual pueda ser enderezada:

  Oración a santa rita de casia para la salud

Santa Justina, tú también creciste en un hogar pagano, pero te hiciste cristiana y luego convertiste a tus padres a la Verdadera Iglesia. Joven en edad pero fuerte en la fe, te dedicaste a una vida de oración. Crucificaste tus pasiones y deseos impuros, y viviste virtuosamente por amor a tu Señor y Salvador, Jesucristo. Tu hogar se convirtió en un santuario de incesante adoración, y todos en él decían: Aleluya.