Motivos de oración con citas bíblicas

7 oraciones en la biblia

La oración no consiste sólo en pedir a Dios lo que uno necesita o desea. Se trata de establecer una relación con Él basada en la fe y la confianza en Él. Dios conoce los deseos de tu corazón mucho antes de que se te ocurra pedírselos, pero aun así le encanta saber de ti -ya sea que le pidas orientación o le des las gracias- porque eso te acerca más a Él. La Biblia está llena de personas que rezaron por una multitud de cosas por las que todavía rezamos hoy: miedo, ira, preocupación. Por eso el Buen Libro está repleto de versículos bíblicos sobre la preocupación, versículos bíblicos sobre la fortaleza y versículos bíblicos sobre la esperanza. Pero para esos días oscuros en los que te cuestionas la eficacia de la oración, estos versículos bíblicos te ayudarán a motivarte para ponerte de rodillas y comunicarte con el Señor.

“Que tu sensatez sea conocida por todos. El Señor está cerca; por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

100 versículos bíblicos sobre la oración

Si tu objetivo es cultivar un espíritu generoso en ti mismo o en tu iglesia, estos 7 versículos bíblicos sobre dar revelan interesantes dinámicas sobre el dar. Indican la necesidad de que profundicemos en nuestros propios motivos y expectativas acerca de por qué y cómo damos:

  Oración santo justo juez versión original

Muchos versículos bíblicos sobre dar nos inculcan el hecho de que Dios ha establecido una Ley natural de Reciprocidad: En términos generales, la generosidad siembra semillas para una vida bendecida. Contar con esto o encontrar consuelo en ello puede parecer contradictorio con las actitudes que deberían acompañar a nuestro dar. Pero ésta es simplemente una de las muchas áreas de tensión por las que debemos navegar constantemente. Está bien aceptar una recompensa por dar generosamente; eso no niega necesariamente el espíritu del don.

“Así que, cuando deis a los necesitados, no lo anunciéis con trompetas, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, para ser honrados por los demás. En verdad os digo que han recibido su recompensa con creces”.

“Amados, debemos hablaros de la gracia que Dios derramó sobre las iglesias de Macedonia. Porque incluso durante una época de graves dificultades y tremendos sufrimientos, se llenaron aún más de alegría. Desde las profundidades de su extrema pobreza, la alegría superabundante se desbordó en un acto de generosidad extravagante.”

Versículos bíblicos sobre la oración en tiempos difíciles

Por tanto, no emitáis juicios antes de tiempo, sino esperad a que venga el Señor, que sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas y revelará los motivos del corazón de los hombres; y entonces la alabanza de cada uno le vendrá de Dios.

Como sé, oh Dios mío, que pruebas el corazón y te complaces en la rectitud, yo, en la integridad de mi corazón, he ofrecido voluntariamente todas estas cosas; así que ahora con alegría he visto a tu pueblo, que está aquí presente, hacerte voluntariamente sus ofrendas.

  Oración ave maría purísima letra

Pero el Señor dijo a Samuel: “No te fijes en su apariencia ni en la altura de su estatura, porque lo he rechazado; porque Dios no ve como ve el hombre, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.”

“En cuanto a ti, hijo mío Salomón, conoce al Dios de tu padre, y sírvele de todo corazón y con voluntad; porque el Señor escudriña todos los corazones, y entiende toda intención de los pensamientos. Si lo buscas, te dejará encontrarlo; pero si lo abandonas, te rechazará para siempre.

Escritura sobre el poder de la oración en cifras

Mi abuela paterna, adventista del Séptimo Día, era muy fiel a la lectura de la Biblia todos los días hasta que las cataratas oscurecieron sus ojos y ya no pudo leer. Mis abuelos maternos católicos rezaban fielmente el rosario todas las tardes. Hasta el Concilio Vaticano II, estas formas de oración eran a menudo las prácticas que designaban a las personas como protestantes o católicas. Pero el Concilio instó a todos los católicos a volver a las Escrituras como forma de “aprender el conocimiento superlativo de Jesucristo.” (Flp 3, 8)

En los últimos cuarenta años, algunos católicos han dudado en leer la Escritura en privado porque consideraban que no sabían lo suficiente sobre la Biblia. Pero esta razón para evitar la lectura de la Escritura es una tentación porque pone el foco en el individuo y no en Cristo. La verdad es que tenemos un maestro en el Espíritu Santo que Cristo prometió y recibimos en el Bautismo. “Os he dicho estas cosas estando aún con vosotros; pero el Abogado, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os lo enseñará todo y os recordará todo lo que os he dicho.” (Juan 14, 25-26)

  Oración mano poderosa abre caminos y protección
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad