Oración a lucifer para desesperar

La oración del diablo en español

Vivimos en una época en la que, como predijo el Señor, el corazón de los hombres les está fallando, no sólo físicamente sino también en espíritu. (Véase D&C 45:26.) Muchos están abandonando el corazón para la batalla de la vida. El suicidio es una de las principales causas de muerte entre los estudiantes universitarios. A medida que se acerca el enfrentamiento entre el bien y el mal con las pruebas y tribulaciones que lo acompañan, Satanás se esfuerza cada vez más por vencer a los santos con la desesperación, el desaliento, el abatimiento y la depresión.

Sin embargo, de todas las personas, nosotros como Santos de los Últimos Días deberíamos ser los más optimistas y los menos pesimistas. Porque aunque sabemos que “la paz será quitada de la tierra, y el diablo tendrá poder sobre su propio dominio”, también se nos asegura que “el Señor tendrá poder sobre sus santos, y reinará en medio de ellos”. (D. Y C. 1:35-36.)

Con la seguridad de que la Iglesia permanecerá intacta con Dios dirigiéndola a través de los tiempos turbulentos que se avecinan, se convierte entonces en nuestra responsabilidad individual ver que cada uno de nosotros permanezca fiel a la Iglesia y a sus enseñanzas. “El que permanezca firme y no sea vencido, ése se salvará”. (JS-M 1:11.) Para ayudarnos a no ser vencidos por los designios del diablo de desesperación, desánimo, depresión y abatimiento, el Señor ha provisto por lo menos una docena de maneras que, si se siguen, levantarán nuestros espíritus y nos enviarán por nuestro camino regocijados.

Oraciones para este tiempo

Dios nos llama a “estar alerta y ser sobrios”, vigilando las artimañas del diablo, que “ronda como león rugiente buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). El diablo quiere devorar nuestras vidas, alejándonos de la alegría de vivir en una relación con Jesús.

  Oraciones cortas para la noche: Descubre las mejores plegarias nocturnas católicas

En Juan 20, los discípulos gritaron que habían visto a Jesús resucitado de la tumba, pero la duda de Tomás le impedía creer en el milagro de la salvación. Jesús se apareció a Tomás y le dijo: “Deja de dudar y cree” (Juan 20:27).

No dejes que el diablo te diga que no te quiere o que no eres lo suficientemente bueno. Eres obra de Dios y, en Cristo, no sólo somos suficientemente buenos, sino que “somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó” (Efesios 2:10, Romanos 8:37).

Cuanto más desvinculado estés del cuerpo de Cristo, más difícil te resultará perseverar en tu fe. No es fácil seguir a Jesús en un mundo que no lo hace.  Cuando abandonamos la comunidad para la que fuimos hechos, estamos destinados a ser devorados (1 Corintios 12).

“Cuidado con los falsos profetas. Vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos feroces” (Mateo 7:15). Cuando confiamos en las palabras de los hombres o en nosotros mismos en lugar de la Palabra de Dios, podemos alejar a otros de Jesús y alejarnos nosotros mismos de Su verdad.

Citas de oración del diablo

La oración puede ayudarnos a ver el panorama general y a sentirnos reconfortados por el amor de Dios cuando las cosas no van como queremos. Si necesitas consuelo, ayuda u orientación, estás preocupado o sufres una pérdida, o te enfrentas a la incertidumbre, estas oraciones te ayudarán. Esperamos que te resulten alentadoras.

Ayúdame a no temer el futuro, sino a confiar con valentía en que Tú tienes el control cuando mis emociones me hunden y cuando estoy desesperado. Y cuando no pueda hablar y no sepa qué decir, ayúdame a “Callar y saber que Tú eres Dios”.

  Oración diaria jesuitas

No te entiendo, ni siquiera sé si creo en ti, pero este es mi grito a ti, quienquiera que seas, me imagino que si eres tan grande como la gente dice que eres, no te vas a ofender si hago las cosas mal.

Dios, ayúdame a confiarte mis decisiones y mi futuro. Permíteme apoyarme en ti con todo mi corazón en lugar de confiar en mi propia comprensión imperfecta. Dame una guía clara en mi vida. Te pido ayuda para dirigir mi camino. Dame la confianza de que tu dirección es siempre el mejor camino a seguir. En el nombre de Jesús, Amén.

Película Prayer to the devil

Una de las eternas preguntas que se hacen los teólogos es cuándo se rebeló el Maligno. Algunos estudiosos han sugerido que Isaías describió el momento de rebelión de Lucifer en Isaías 14, cuando parece que pensó que podía apoderarse del cielo.

¶ “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero del alba, hijo de la aurora! ¡Cómo fuiste derribado a tierra, tú que humillabas a las naciones! Dijiste en tu corazón: ‘Subiré al cielo; sobre las estrellas de Dios pondré mi trono en lo alto; me sentaré en el monte de la asamblea, en los confines del norte; subiré sobre las alturas de las nubes; me haré semejante al Altísimo.’Isaías 14:12-14

Pero al examinar el texto más detenidamente, se hace evidente que Isaías está hablando de la arrogancia del rey de Babilonia, no directamente de Satanás. El ascenso profetizado de Nabucodonosor de Babilonia se describe en un lenguaje que describe su arrogancia como impresionante. Puede ser que la condición del corazón del Maligno en el momento de su caída fuera similarmente arrogante a la de Nabucodonosor (a quien Yahvé tuvo que humillar grandemente, como se describe en Daniel 2), pero no podemos forzar el texto de Isaías 14 para que signifique algo que no pretendía significar. Si Isaías 14 no describe la causa y el momento de la caída del Maligno, ¿quizá sí lo haga Ezequiel 28? Después de todo, describe lo que podríamos considerar razonablemente como la causa de la rebelión del Maligno…

  Oración por los matrimonios catolicos