Oración a San Gabriel Arcángel contra enemigos males y peligros

San Gabriel Arcángel es uno de los tres arcángeles más importantes de la tradición cristiana, junto con San Miguel y San Rafael. En la Biblia, se le menciona como el mensajero de Dios, encargado de transmitir importantes mensajes divinos a los profetas y a la Virgen María. También se le considera como el protector de los viajeros y el patrón de las comunicaciones.

La oración a San Gabriel Arcángel es una poderosa herramienta para pedir su protección y ayuda en momentos de peligro o dificultad. Aquí te presentamos una oración especialmente pensada para pedir su intercesión contra los enemigos, los males y los peligros.

Oración a San Gabriel Arcángel contra enemigos, males y peligros

“San Gabriel Arcángel, mensajero de Dios y protector de los viajeros, hoy acudo a ti para pedir tu ayuda y protección. Sé que eres el ángel de la justicia y de la verdad, y que siempre estás dispuesto a ayudar a quienes te invocan con fe y devoción.

En este momento, te pido que me protejas contra mis enemigos y contra todos aquellos que desean hacerme daño. Que tu espada de luz y tu escudo protector me defiendan de todo mal y peligro, y que tu presencia me dé la fuerza y el coraje para enfrentar cualquier situación.


Te pido también que me liberes de cualquier maldición o hechizo que hayan puesto sobre mí, y que alejes de mi vida toda negatividad y todo aquello que me aleje de Dios. Que tu protección me cubra como un manto de luz, y que tu presencia me dé la paz y la tranquilidad que tanto necesito.


San Gabriel Arcángel, te agradezco por escuchar mi petición y por interceder por mí ante Dios. Confío en tu poder y en tu amor, y sé que con tu ayuda podré superar cualquier obstáculo y vencer cualquier enemigo. Amén.

  Oración espíritu del desespero tortúralo

Su intercesión puede ser de gran ayuda para superar situaciones adversas y vencer a los enemigos y a los males que nos acechan. Siempre es importante recordar que San Gabriel está dispuesto a escucharnos y a guiarnos en nuestro camino hacia la salvación.