Oración a san josé de la montaña para quedar embarazada

Oración católica para quedarse embarazada

En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Entró y le dijo: “Alégrate, tú que gozas del favor de Dios. El Señor está contigo’. Ella se sintió profundamente turbada por estas palabras y se preguntó qué podía significar este saludo, pero el ángel le dijo: ‘María, no temas; has ganado el favor de Dios.

Mira, vas a concebir en tu seno y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande y se llamará Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su antepasado; reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reinado no tendrá fin”.

María dijo al ángel: “¿Cómo puede suceder esto, si yo no conozco varón alguno? El ángel respondió: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Y así el niño será santo y se llamará Hijo de Dios.

33 días de consagración a san josé fecha de inicio

Así como José, el patriarca de los tiempos del Antiguo Testamento, proporcionó alimento a Egipto y a “todo el mundo” cuando una gran hambruna asolaba de un país a otro, San José, el patriarca de los tiempos del Nuevo Testamento, nos proporcionará alimento celestial durante estos días de hambruna espiritual en todo el mundo. “Id a José”, dijo el Faraón a los egipcios, “y haced todo lo que él os diga” (Gn 41,55).

“Id a José”, nos dice el Papa Francisco al celebrar el Año de San José (8 de diciembre de 2020-8 de diciembre de 2021), pues el mundo entero está espiritualmente hambriento y sufre una pandemia. “¿No deberíamos acudir directamente a Dios?”, se preguntarán algunos. Sin embargo, los hambrientos egipcios no acudieron directamente al Faraón, sino a aquel designado por él para proveer a las necesidades de su pueblo. El grano que el patriarca José había almacenado en los depósitos de Egipto simboliza las infinitas gracias que se almacenan en el tesoro celestial. Las gracias y los dones pertenecen sólo a Dios, pero se distribuyen a todos los que los piden por la autoridad dada a san José, custodio del Verbo encarnado y esposo de la madre de Dios.

  Oración poderosa para encontrar rápidamente lo que has perdido: ¡Tu guía para recuperar lo que es tuyo!

33 días de consagración a san josé pdf

El amor a Dios y a todo lo creado consumía de tal manera a San Francisco de Asís, que era capaz de entrar en comunión con el mundo natural a un nivel divino. Domando lobos, apaciguando bandadas de pájaros e infundiendo paz y satisfacción a la humanidad con la que interactuaba, invocamos a Francisco de Asís para que nos lleve a los ritmos armoniosos del universo, donde toda la naturaleza y la humanidad son uno con la fuerza divina de la creación.

Francisco, un místico improbable, nació como Giovanni Bernadone en la ciudad de Asís. Su padre, orgulloso miembro de la clase alta, era un rico comerciante de telas casado con una provenzal. Como conversaba frecuentemente en francés con su madre, Giovanni pronto fue conocido como “Francesco” o “el francés” por sus amigos y vecinos. Confiado en que su hijo seguiría sus pasos, el mayor de los Bernadone consintió y satisfizo todos los caprichos de Francesco y el joven disfrutó de una existencia llena de placer en compañía de otros miembros de su casta social. En una broma, partió con unos amigos para participar en una guerra contra Perugia. Para su sorpresa, fue hecho prisionero y su familia tardó un año en rescatarlo. A su regreso, estaba postrado en cama y gravemente enfermo. Pero al recuperar la salud, Francesco parece haber perdido su identidad. Sufrió una gran crisis espiritual al desvanecerse y desaparecer todo interés por su antigua vida y los negocios de su padre. Mientras vagaba por el campo, se detuvo en la iglesia desierta de San Damián y oyó que el crucifijo le decía: “Francisco, ve a reparar mi casa, que ves que se está cayendo”. Feliz de tener una dirección en su vida, tomó la petición al pie de la letra y empezó a reconstruir la estructura con sus propias manos. Al final, su padre le repudió y cuando Francisco, renunciando a su herencia, tiró su ropa a la calle, se puso el sencillo traje marrón que le había regalado el obispo de Asís.

  Oraciones para dar gracias a Dios por un nuevo día: Encuentra inspiración y paz en tus palabras sagradas

33 días de consagración a san josé 2022

Enséñanos, te rogamos, la humildad de corazón, para que seamos contados entre los pequeños del Evangelio a quienes el Padre prometió revelar los misterios de su Reino. Ayúdanos a orar sin cesar, seguros de que Dios sabe lo que necesitamos incluso antes de que se lo pidamos. Consíguenos los ojos de la fe que nos ayuden a reconocer en los pobres y en los que sufren, el rostro mismo de Jesús. Sostennos en la hora de la angustia y de la prueba y, si caemos, haznos experimentar la alegría del sacramento del perdón. Concédenos tu tierna devoción a María, madre de Jesús y Madre nuestra. Acompáñanos en nuestra peregrinación terrena hacia la Patria bendita, adonde también nosotros esperamos llegar para contemplar eternamente la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

  Oración para calmar el viento fuerte

Oh María, Virgen poderosísima y Madre de misericordia, Reina del cielo y Refugio de los pecadores, nos consagramos a tu Corazón Inmaculado. Te consagramos todo nuestro ser y toda nuestra vida; todo lo que tenemos, todo lo que amamos, todo lo que somos. Te entregamos nuestros cuerpos, nuestros corazones y nuestras almas; te entregamos nuestros hogares, nuestras familias, nuestra patria. Deseamos que todo lo que hay en nosotros y a nuestro alrededor te pertenezca y participe de los beneficios de tu bendición maternal.