Oración a santa bernardita patrona de lo imposible

La oración a Santa Bernardita, patrona de lo imposible, nos brinda consuelo y fortaleza en nuestras luchas. Rezar con fe y devoción nos permite superar lo aparentemente inalcanzable.


La oración a Santa Bernardita, patrona de lo imposible, es una poderosa herramienta espiritual para aquellos que buscan ayuda en situaciones difíciles. Santa Bernardita es conocida por su devoción y fe inquebrantable, y se le atribuyen numerosos milagros. En esta oración, podemos encontrar consuelo y fortaleza en nuestra propia lucha contra lo imposible.


Santa Bernardita, intercesora ante Dios, te invocamos en este momento de necesidad. Tú, que experimentaste la gracia divina en tus propias dificultades, comprendes nuestras luchas y desafíos. Te pedimos que intercedas por nosotros ante el trono de Dios, para que podamos encontrar la fuerza y la esperanza necesarias para superar lo imposible.



Santa Bernardita, tú que fuiste elegida por la Virgen María para recibir sus mensajes, te pedimos que nos guíes en nuestro camino hacia la fe y la confianza en Dios. Ayúdanos a recordar que, aunque enfrentemos obstáculos aparentemente insuperables, nada es imposible para aquellos que creen en el poder de Dios. Fortalécenos en nuestra fe y danos la valentía para enfrentar cualquier desafío que se presente en nuestro camino.


Santa Bernardita, patrona de lo imposible, te pedimos que nos acompañes en nuestras oraciones diarias. Permítenos sentir tu presencia y tu amor en cada momento de nuestras vidas. Ayúdanos a recordar que, a través de la oración y la confianza en Dios, podemos superar cualquier obstáculo y alcanzar lo que parecía inalcanzable. Que tu ejemplo de fe y devoción nos inspire a perseverar en nuestra propia búsqueda de lo imposible.


La oración a Santa Bernardita, patrona de lo imposible, debe ser leída con fe y devoción. Se recomienda rezarla diariamente, especialmente en momentos de dificultad. Puede ser complementada con otras prácticas espirituales, como la lectura de las Escrituras y la participación en la Eucaristía.

  Oración a san cipriano para romper brujerías