Oración al ángel rehael

Rehael en la Biblia

Oración de curación del Ángel Rafael – Cuando alguien se enferma gravemente, la idea de la curación puede parecer abstracta o surrealista. Como resultado, muchos pacientes se dirigen a Dios y a sus ángeles en busca de una curación milagrosa. Y no es algo malo. Muchas personas encontraron la curación en su fe en Dios.

El sanador más poderoso es el Arcángel Rafael. Él es el Médico del Cielo. Rafael es el sanador más poderoso. El cura a los enfermos y ayuda a los doctores y enfermeras. Porque posee poderosos conocimientos sobre la curación. También es el patrón de los sanadores. El Arcángel Rafael es uno de los ángeles sanadores más populares. Esta es la razón por la que muchas personas buscan una Oración de Sanación del Ángel Rafael cuando necesitan una sanación milagrosa.

Esta Oración de Sanación del Ángel Rafael es muy poderosa. Dígala al menos dos veces al día. También puede intentar una Meditación del Arcángel Rafael. Si usted es un fan de la meditación. Esta meditación limpiará todo tu ser con la hermosa luz verde de Rafael.

Si necesitas una oración para un ser querido enfermo, entonces puedes modificar esta y decirla para esa persona. Pero, no olvides añadir su nombre. Por ejemplo, puedes decir “Sostén a (Jack) en tus alas sanadoras y haz que se recupere”.

Nombres de los ángeles de la guarda

AtributosÁngel que sostiene una botella o petaca; Arcángel que camina con Tobías; Arcángel que toca la trompeta; joven que lleva un pez; joven que lleva un bastónPatronazgoEncuentros felices; viajeros; enamorados; la juventud; encontrar al cónyuge; matrimonio ordenado; salud mental; curación; ángeles de la guarda; pastores; farmacéuticos; drogueros; enfermeros; médicos; enfermedades; afecciones oculares; enfermos; ciegos; contra las pesadillas; diócesis de Madison, WI; archidiócesis de Dubuque, Iowa; archidiócesis de Seattle, Washington; Abra de Ilog, Mindoro Occidental, Filipinas; Aloguinsan, Cebú, Filipinas.

  Oración para alejar todo lo malo de mi vida

Rafael (/ˈræfiəl/, “Dios ha curado”)[a] es un arcángel mencionado por primera vez en el Libro de Tobías y en 1 Enoc, ambos fechados entre los siglos III y II a. C.[4][5] En la tradición judía posterior, se le identificó como uno de los tres visitantes celestiales agasajados por Abraham en la encina de Mambré. No se le nombra ni en el Nuevo Testamento ni en el Corán, pero la tradición cristiana posterior lo identificó con la curación y como el ángel que agitó las aguas en el estanque de Betesda en Juan 5:2-4,[4] y en el Islam, donde su nombre es Israfil, se entiende que es el ángel sin nombre del Corán 6:73, de pie eternamente con una trompeta en los labios, listo para anunciar el Día del Juicio. En la tradición gnóstica, Rafael está representado en el Diagrama Ofita[6].

Sigilo de Rehael

Rafael, santo arcángel y patrón de la curación, doy gracias a Dios por hacerte compasivo con las personas que luchan física, mental, emocional o espiritualmente. Por favor, cúrame de las heridas específicas de mi alma y cuerpo que traigo ante ti en oración. Arcángel Rafael, como mensajero de Dios, entrégame el poder de Dios cuando rezo, dándome el poder de liberarme de las cargas que están impidiendo mi buena salud y desarrollar hábitos saludables que me renovarán como un soplo de aire fresco.

  Oración a san lorenzo milagroso

Físicamente, ayúdame a cuidar bien de mi cuerpo guiándome para que siga una dieta sana, beba mucha agua, haga ejercicio con regularidad, duerma lo suficiente y controle bien el estrés. Ayúdame a recuperarme de las enfermedades y lesiones de mi cuerpo, tan plenamente como pueda, de acuerdo con la voluntad de Dios.

Mentalmente, dame la claridad que necesito para evaluar mis pensamientos y sentimientos a la luz de la perspectiva de Dios, de modo que pueda discernir lo que es realmente cierto sobre mí mismo, sobre los demás y sobre Dios. Ayúdame a enfocar mi mente en pensamientos positivos y saludables en lugar de pensamientos negativos y malsanos. Cambia mis patrones de pensamiento para que no me quede atrapado en ningún tipo de adicción, sino que pueda hacer de mi relación con Dios mi mayor prioridad y centrar a todos y a todo lo demás en torno a eso. Enséñame a concentrarme bien en lo que más importa en lugar de distraerme con lo que no es realmente importante en la vida.

Ángel Shemhamforash

Seres de espíritu puro, los ángeles no poseen cuerpo, aunque algunos autores les atribuyen cierta corporeidad. Son un intermediario entre el cielo y la tierra, entre Dios y el hombre, del que Dios se sirve para hacer pronunciamientos a la humanidad y para que se cumpla Su voluntad en la tierra. El término hebreo se ha traducido al griego con “anghelos”, de donde deriva nuestra palabra “Ángel”.

Tal vez el propio nombre, Angelo, sea inapropiado en relación con las inmensas posibilidades de estos seres. Aunque deriven del griego “anghelos”, que significa “nuncio” o “mensajero”, los Ángeles son mucho más que simples portadores de noticias. Son verdaderos ejecutores de la voluntad divina. Según el canon cristiano, todo lo que existe en la inmensidad de la creación cae bajo su jurisdicción y control.

  La poderosa oración a Carmen Hernández: encuentra paz y protección en tus momentos de necesidad

El término oriental “Deva”, con el que se define a las criaturas angélicas, expresa también su esencia. “Deva” deriva de la palabra sánscrita que significa “resplandeciente”, o más exactamente, un “Ser de luz”. La raíz etimológica de la palabra es “Dyaus” que, en español, puede traducirse como “pequeña divinidad”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad