Oración al espíritu santo de juan pablo segundo

Oración favorita de Juan Pablo II

En efecto, sobre el fondo de las palabras “Ave María” pasan ante los ojos del alma los principales episodios de la vida de Jesucristo. Están compuestos en su conjunto por los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos, y nos ponen en comunión viva con Jesús a través -podríamos decir- del corazón de su Madre.

Al mismo tiempo, nuestro corazón puede encerrar en estas decenas del Rosario todos los hechos que constituyen la vida del individuo, de la familia, de la nación, de la Iglesia y de la humanidad. Los asuntos personales y los del prójimo, y particularmente los de aquellos que están más cerca de nosotros, que nos son más queridos. Así, la sencilla oración del Rosario marca el ritmo de la vida humana.

En las últimas semanas he tenido la oportunidad de encontrarme con muchas personas, representantes de diversas naciones y de distintos ambientes, así como de varias Iglesias y comunidades cristianas. Deseo aseguraros que no he dejado de traducir estas relaciones al lenguaje de la oración del Rosario, para que cada uno se encuentre en el corazón de la oración que da una dimensión plena a todo.

Oración del papa juan pablo ii al espíritu santo

San Juan Pablo II es un modelo increíble para la Iglesia. Dirigió a la Iglesia como Papa, pero también dirigió a sus religiosos y laicos como venerable ejemplo de hombre orante. ¡Qué hombre tan santo! De sus discursos y escritos se desprende claramente que comprendía claramente al Espíritu Santo y se apoyaba en él en su vida de oración. Rezaba desde muy joven por esta fraternidad con el Espíritu.

  Oración a santa mónica por mi hijo

Hace poco leí el libro de Jason Everet, San Juan Pablo Magno: Sus cinco amores. (En él revela que, cuando Karol Wojtyla era joven, su padre le enseñó a rezar al Espíritu Santo.

Espíritu Santo, te pido el don de la Sabiduría para conocerte mejor a Ti y a tus divinas perfecciones, el don del Entendimiento para discernir claramente el espíritu de los misterios de la santa fe, el don del Consejo para que pueda vivir según los principios de esta fe, por el don del Conocimiento para buscar consejo en Ti y encontrarlo siempre en Ti, por el don de la Fortaleza para que ningún temor o preocupación terrena me separe jamás de Ti, por el don de la Piedad para servir siempre a Tu Majestad con amor filial, por el don del Temor del Señor para temer el pecado, que Te ofende, oh Dios mío.

Oración del Papa Juan Pablo II para pedir un milagro

35 La mayor maravilla del Espíritu es Cristo36 La concepción virginal37 La especial presencia del Espíritu en la Santísima Virgen María38 El Espíritu Santo y María: modelo de la unión nupcial de Dios con el hombre39 Una nueva antropología a partir del Espíritu40 Cristo es totalmente santo41 El Espíritu actúa en la Visitación de María42 La Presentación en el Templo43 El Espíritu y el Niño Jesús44 El Espíritu ayuda a María a comprender45 El Espíritu actúa en el Bautismo de Jesús46 El Espíritu conduce a Jesús al desierto47 El Espíritu de oración alimenta la vida activa del Maestro48 El Espíritu actúa en el Calvario49 La Resurrección de la carne

  15 oraciones de santa brigida para un año

50 La revelación de la persona del Espíritu51 El Nuevo Testamento revela plenamente la Trinidad52 El Espíritu: agente activo en la obra de Jesús53 Un Abogado que habita en nosotros54 El Espíritu en las cartas de san Pablo55 El Espíritu lo escruta todo56 Viento y fuego: signos del Espíritu57 La unción: signo bíblico del Espíritu58 El Espíritu Santo en el Credo59 El Espíritu y el debate sobre el filioque60 El Espíritu como “proceder del Amor “61 El Espíritu como don

Oración al espíritu santo de juan pablo segundo en línea

En nuestras reflexiones sobre el Credo de los Apóstoles, pasamos ahora de los artículos que se refieren a Jesucristo, el Hijo de Dios hecho hombre para nuestra salvación, al artículo en el que profesamos nuestra fe en el Espíritu Santo. Al ciclo cristológico sigue el llamado pneumatológico. El Credo de los Apóstoles lo expresa concisamente con las palabras: “Creo en el Espíritu Santo”.

El Credo Niceno-Constantinopolitano lo desarrolla más extensamente: “Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo. Con el Padre y el Hijo es adorado y glorificado. Ha hablado por los profetas”.

  Frase para un ser querido que se fue al cielo

2. El Credo, la profesión de fe formulada por la Iglesia, nos remite a las fuentes bíblicas, donde la verdad sobre el Espíritu Santo se presenta en el contexto de la revelación del Dios Trino. La pneumatología de la Iglesia se basa en la Sagrada Escritura, especialmente en el Nuevo Testamento, aunque en cierta medida el Antiguo Testamento la prefigura.