Oración ala virgen desatanudos para problemas de pareja

Oración católica para el marido infiel

Mi marido y yo asistimos a terapia matrimonial a través de Caridades Católicas de nuestra localidad. Contar con un tercero fue una gran ventaja; se trataron temas que nunca antes se habían tratado en nuestro matrimonio. Fue increíblemente útil. Pero seguía habiendo un muro entre él y yo.

El consejero le preguntó por qué hacía ciertas cosas y él se limitó a negar con la cabeza y decir: “No lo sé”. En nuestros nueve años de matrimonio, sólo se había sincerado conmigo dos o tres veces. Había muy poca intimidad emocional entre nosotros, algo por lo que yo había estado rezando intencionadamente durante los últimos cuatro años. Sabía que había algo más, pero no tenía ni idea de lo que era. Sólo él lo sabía.

Después de pedir a algunos amigos íntimos que rezaran por nuestro matrimonio, uno de ellos se ofreció a rezar conmigo la novena a María Desatadora de Nudos. Normalmente, las novenas son algo que nunca soy capaz de terminar. Me cuesta mucho hacerlas. Pero esta vez estaba decidida y tenía esperanza. Me envió el enlace de la novena y comenzamos al día siguiente. La recé fielmente cada día, siempre que tenía dos minutos para mí en una casa llena de cinco niños. Por lo general, en el cuarto de baño.

Novena para los problemas matrimoniales

La devoción a María, Desatadora (o Desatadora) de Nudos tiene unos 300 años de antigüedad, pero se hizo más conocida cuando el Papa Francisco habló de ella y la promovió a lo largo de su papado, y mientras era arzobispo de Buenos Aires, Argentina.

  Oraciones de padrinos para bautizo

El noble alemán Wolfgang Langenmantel y su esposa, Sophie, tenían problemas matrimoniales y estaban a punto de divorciarse. Wolfgang estaba muy angustiado y acudió al padre jesuita Jakob Rem para que le aconsejara.

El P. Rem cogió la cinta, la levantó junto a una imagen de Nuestra Señora de las Nieves y preguntó a María si podía “desatar los nudos” del matrimonio de Wolfgang. La cinta se aflojó entonces, se desató por completo y se volvió extremadamente blanca.

“María, cuyo “sí” abrió la puerta para que Dios deshiciera el nudo de la antigua desobediencia, es la Madre que paciente y amorosamente nos lleva a Dios, para que Él desenrede los nudos de nuestra alma con su paterna misericordia”.

Poderosa oración a nuestra señora desatadora de nudos

El cuadro representa a María vestida con un manto azul, con doce estrellas sobre su cabeza, de pie sobre la serpiente, aplastando el mal y deshaciendo los nudos de una larga cinta, trabajando junto con el Espíritu Santo y los ángeles. Se cree que la idea de María deshaciendo los nudos se inspiró en la meditación de San Ireneo, obispo de Lyon:  “Eva, con su desobediencia, ató el nudo de la desgracia para el género humano; mientras que María, con su obediencia, lo deshizo”.  María es vista como alguien que intercede por nosotros ante su Hijo, ayudándonos a soltar lo que nos ata, lo que nos ata a este mundo, lo que causa discordia, violencia y desesperación, liberándonos de las luchas y los “nudos” de nuestras vidas.

  Oración a la santa muerte para atraer clientes ami negocio

Mientras estudiaba en Alemania en los años 80, Jorge Mario Bergoglio, hoy Papa Francisco, vio la imagen de María Desatadora de Nudos y la trajo a Argentina, promoviendo la devoción a la Virgen. Hizo grabar esta misma imagen en un cáliz que regaló al Papa Benedicto XVI.

Novena de San José por el matrimonio

Para mostrarnos la misión concedida a la Virgen María por su Hijo, el artista Johann Melchior Georg Schmittdner pintó a María Desatadora de Nudos con gran gracia. Desde 1700, su cuadro se venera en la iglesia de San Pedro en Perlack, Augsburgo, Alemania. Originalmente se inspiró en una meditación de San Ireneo (obispo de Lyon y martirizado en 202) basada en el paralelismo hecho por San Pablo entre Adán y Cristo. San Ireneo, a su vez, hizo una comparación entre Eva y María, diciendo: “Eva, con su desobediencia, ató el nudo de la desgracia para el género humano; mientras que María, con su obediencia, lo deshizo”.

Día tras día, cada vez más cristianos se arrodillan para rezarle en cuanto encuentran a la Madre del Amor Hermoso.    ¡Muchas familias se han reconciliado! ¡Muchas enfermedades se han curado! ¡Muchos esposos han vuelto a la Iglesia! ¡Se han dado muchos puestos de trabajo! ¡Muchas conversiones han tenido lugar! Muchos católicos han estado de rodillas rezando y dando gracias por las gracias recibidas de nuestra dulce Madre. Por eso, María, que deshace los nudos, que fue elegida por Dios para aplastar el mal con sus pies, viene a nosotros para revelarse. Ella viene a dar trabajo, salud, a reconciliar familias, porque quiere deshacer los nudos de nuestros pecados que dominan nuestras vidas, para que -como hijos del Rey- podamos recibir las promesas que nos están reservadas desde la eternidad. Ella viene con promesas de victoria, paz, bendiciones y reconciliación.

  Dedicatorias para una lápida