Oración animas benditas que en el purgatorio estan

Oración por el alma

La Iglesia dedica el mes de noviembre a las santas almas del purgatorio. Anima a los fieles a ofrecer oraciones, indulgencias, obras de penitencia y/o limosnas por estas almas sufrientes que no pueden valerse por sí mismas.

“Todos los que mueren en gracia y amistad de Dios, pero todavía imperfectamente purificados, tienen en efecto asegurada su salvación eterna; pero después de la muerte se someten a la purificación, a fin de alcanzar la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.” (CIC 1030)

“Esta enseñanza se basa también en la práctica de la oración por los difuntos, ya mencionada en la Sagrada Escritura: ‘Por eso Judas Macabeo] hizo expiación por los muertos, para que fueran liberados de su pecado.'” (CIC 1032)

“Desde el principio, la Iglesia honra la memoria de los difuntos y ofrece oraciones en sufragio por ellos, sobre todo el sacrificio eucarístico, para que, así purificados, alcancen la visión beatífica de Dios. La Iglesia alaba también las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia realizadas en favor de los difuntos:

La oración católica memorare

Se anima a los católicos a rezar por las Santas Almas del Purgatorio como un acto de misericordia espiritual. El Catecismo de la Iglesia Católica 1032 recomienda esta práctica. Este Registro de las Almas Santas del Purgatorio contiene la Coronilla de los Difuntos, una letanía de oraciones por las Almas Santas y oraciones adicionales. También contiene 75 páginas rayadas para anotar el nombre y las fechas de nacimiento y defunción de las personas por las que se reza.

Divulgación de la conexión material: Algunos de los enlaces de la página anterior son “enlaces afiliados”. Esto significa que si hace clic en el enlace y compra el artículo, Catholic Treehouse recibirá una comisión de afiliado. Catholic Treehouse está revelando esto de acuerdo con la Comisión Federal de Comercio de 16 CFR, Parte 255: “Guías sobre el uso de endosos y testimonios en la publicidad”.

  Oración de la buena suerte y éxito

El almacenamiento o acceso técnico es estrictamente necesario para el fin legítimo de permitir el uso de un servicio específico explícitamente solicitado por el suscriptor o usuario, o con el único fin de llevar a cabo la transmisión de una comunicación a través de una red de comunicaciones electrónicas.

Oración de Santa Gertrudis

El sufrimiento de la Iglesia:    El purgatorio es una doctrina de nuestra Iglesia a menudo mal entendida.    ¿Qué es el purgatorio?    ¿Es el lugar al que tenemos que ir para ser castigados por nuestros pecados?    ¿Es la manera que tiene Dios de devolvernos el mal que hemos hecho?    ¿Es el resultado de la cólera de Dios?    Ninguna de estas preguntas responde realmente a la cuestión del purgatorio.    El purgatorio no es otra cosa que el amor ardiente y purificador de nuestro Dios en nuestras vidas.

¿Cómo ocurre esto?    No lo sabemos.    Sólo sabemos que ocurre.    Pero también sabemos que es el resultado del amor infinito de Dios que nos libera de esos apegos.    ¿Es doloroso?    Seguramente.    Pero es doloroso en el sentido de que soltar cualquier apego desordenado es doloroso.    Es difícil abandonar un mal hábito.    Incluso es doloroso en el proceso.    Pero el resultado final de la verdadera libertad vale cualquier dolor que hayamos experimentado.    Así que, sí, el purgatorio es doloroso.    Pero es una especie de dolor dulce que necesitamos y que produce el resultado final de una persona 100% en unión con Dios.

  Oración a san expedito para que me llame

Ahora bien, ya que estamos hablando de la Comunión de los Santos, también queremos asegurarnos de entender que quienes pasan por esta purificación final siguen en comunión con Dios, con los miembros de la Iglesia en la Tierra y con los que están en el Cielo.    Por ejemplo, estamos llamados a rezar por los que están en el Purgatorio.    Nuestras oraciones son eficaces.    Dios utiliza esas oraciones, que son actos de nuestro amor, como instrumentos de su gracia de purificación.    Nos permite y nos invita a participar en su purificación final con nuestras oraciones y sacrificios.    Esto forja un vínculo de unión con ellos.    Y, sin duda, los santos del Cielo ofrecen especialmente oraciones por los que están en esta purificación final, mientras esperan la plena comunión con ellos en el Cielo.    Es un pensamiento glorioso y una alegría ver cómo Dios ha orquestado todo este proceso con el fin último de la santa comunión a la que estamos llamados.

Que las almas de los fieles difuntos descansen en paz y resuciten en la gloria

“No entrará en él ningún impuro, o que haga abominación o mentira, sino los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero”. – Apocalipsis 21:27Este y muchos otros pasajes de las Escrituras indican la existencia del purgatorio.    Cuando uno muere, puede ir a uno de tres lugares: El cielo, el purgatorio o el infierno.    El que muere en perfecto estado de gracia, sin mancha de pecado, va al Cielo.    El que muere en pecado mortal está condenado al infierno por su propia elección.    Quien está libre de pecado mortal, pero en estado de pecado venial, va al purgatorio.    El purgatorio es el lugar al que van las almas para purificarse antes de entrar en el Cielo.    Estas almas santas forman la Iglesia sufriente y dependen de nuestras oraciones para llegar al Cielo.    Como no tenemos forma de saber quién está en el Cielo (más allá de los que la Iglesia ha beatificado o canonizado), debemos asumir que todos están en el purgatorio.    Por tanto, es sumamente importante que recemos con frecuencia por los difuntos, no sólo el Día de Difuntos.

  Oración para alejar el mal y la envidia