Oración antigua a san miguel arcángel

Señal de la cruz

San Miguel Arcángel se menciona en el Antiguo Testamento y ha formado parte de las enseñanzas cristianas desde los tiempos más remotos[1]. En los escritos y tradiciones católicas actúa como defensor de la Iglesia y principal oponente de Satanás, y asiste a las personas en la hora de la muerte.

La tradición católica llama arcángeles a Miguel, Gabriel y Rafael. La palabra arcángel procede de las palabras griegas arche (príncipe) y angelos (mensajero). Miguel significa “¿Quién es como Dios?” (una pregunta retórica), Gabriel significa “Poder de Dios” o “Fuerte de Dios” y Rafael significa “Dios ha curado”[2] Miguel, Gabriel y Rafael son nombrados en la Biblia como ángeles. (Los católicos romanos aceptan como canónico el Libro de Tobías, en el que se nombra a Rafael). Sólo Miguel es llamado arcángel en la Biblia. La fiesta de estos ángeles se celebra el 29 de septiembre. Además de estos tres Arcángeles, las Iglesias orientales católicas veneran también a Uriel, Selaphiel, Jegudiel, Barachiel y Jerahmeel. La sinagoga de los Santos Arcángeles se celebra el 8 de noviembre.

Dios te salve María

“Y HABÍA una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón, y luchaban el dragón y sus ángeles; y no prevalecieron, ni se halló ya su lugar en el cielo, y fue arrojado aquel gran dragón, aquella serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual seduce al mundo entero; y fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.” – Apocalipsis 12:7-9

Lucifer ha puesto su sello en la época actual. Se extiende la rebelión abierta y secreta contra Dios y su Iglesia, el espíritu de crítica, la incredulidad y la inmoralidad. La arrogante jactancia de Lucifer: “¡Seré como el Altísimo!” resuena por doquier. Engreídos por sus descubrimientos y los progresos de la ciencia material, los hombres proclaman a voz en cuello su autosuficiencia y niegan la existencia de un Ser Supremo. Los gobiernos y las sociedades secretas, conspirando contra Dios y esforzándose por borrar de los hogares y de las escuelas, de las oficinas y de las fábricas, todo rastro de cristianismo, muestran claramente de quién es la norma que siguen. Nunca antes en la historia del mundo fueron los derechos de Dios tan blasfemamente burlados y negados, o los derechos del hombre tan arrogantemente afirmados, como lo son hoy.

  Alabado sea el santísimo sacramento del altar oración

Más información

Cincuenta años más tarde, en 1934, se suprimió curiosamente un párrafo importante; más o menos en esa misma época es cuando empezó a utilizarse en su lugar la forma abreviada, más común. Veinticinco años después (75 desde la visión), el 25 de enero de 1959, Juan XXIII convocó públicamente el Concilio Vaticano II. El 13 de octubre de 1962 (exactamente 78 años después) se celebró la primera sesión de trabajo del Concilio. Uno de los primeros cambios del Concilio Vaticano II fue la supresión de las Oraciones Leoninas, que incluían la oración a San Miguel, en 1964.

“Oh Glorioso Arcángel San Miguel, Príncipe de las huestes celestiales, sé nuestra defensa en la terrible guerra que llevamos contra principados y Potestades, contra los gobernantes de este mundo de tinieblas, espíritus del mal. Ven en ayuda del hombre, a quien Dios creó inmortal, hecho a su imagen y semejanza, y redimió a gran precio de la tiranía del demonio. Combate hoy la batalla del Señor, junto con los santos ángeles, como ya combatiste al jefe de los ángeles soberbios, Lucifer, y a su hueste apóstata, que fueron impotentes para resistirte, ni hubo ya lugar para ellos en el Cielo.

  Oración cristiana por los hijos para su protección y bendición

Oración antigua a san miguel arcángel 2021

Miguel [Notas 1], también llamado San Miguel Arcángel, San Miguel Taxiarca en la ortodoxia[5] y Arcángel Miguel es un arcángel en el judaísmo, el cristianismo, el islam y la fe bahá’í. Las primeras menciones que se conservan de su nombre se encuentran en obras judías de los siglos III y II a.C., a menudo apocalípticas, aunque no siempre, en las que es el jefe de los ángeles y arcángeles y responsable del cuidado de Israel [6] [7] [8]. [6][7][8][9] El cristianismo adoptó casi todas las tradiciones judías sobre él,[10] y se le menciona explícitamente en Apocalipsis 12:7-12,[11] donde lucha con Satanás,[12] y en la Epístola de Judas, donde el autor denuncia a los herejes comparándolos con Miguel[13].

Enoc contribuyó a establecer el lugar preeminente de Miguel entre los ángeles o arcángeles, y en obras judías posteriores se dice que es su jefe, mediador de la Torá (la ley de Dios) y que está a la derecha del trono de Dios[6]. En las tradiciones de la comunidad de Qumrán defiende o dirige al pueblo de Dios en la batalla escatológica (es decir, 17], y en otros escritos es el responsable del cuidado de Israel (y puede ser el “semejante a un hijo de hombre” mencionado en Daniel 7:13-14) y el comandante de los ejércitos celestiales; es el abogado de Israel que se opone a la pretensión de Satanás sobre el cuerpo de Moisés; intercede entre Dios y la humanidad y sirve como Sumo Sacerdote en el santuario celestial; y acompaña a las almas de los justos muertos al Paraíso[7].

  Descubre cómo una oración por nuestra vida espiritual puede transformarlo todo