Oración ave maría purísima letra

La oración del Ave María honra a la Virgen María y busca su intercesión en nuestra vida diaria y en el momento de nuestra muerte.


La oración del Ave María es una de las plegarias más conocidas y veneradas en la tradición católica. Esta oración está dedicada a la Virgen María, madre de Jesús, y es una forma de honrar y pedir su intercesión. En esta oración, se reconoce la pureza y la gracia de María, y se le pide que ruegue por nosotros pecadores. A través de esta oración, buscamos acercarnos a la madre de Dios y encontrar consuelo y protección en su amor maternal.


Ave María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.



Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.


En esta oración, reconocemos la gracia y la bendición que María recibió al ser elegida como la madre de Jesús. La llamamos llena de gracia y bendita entre todas las mujeres. También reconocemos a Jesús como el fruto de su vientre, el hijo de Dios. Al final de la oración, pedimos a María que interceda por nosotros, especialmente en el momento de nuestra muerte.


La oración del Ave María puede ser rezada en cualquier momento y lugar. Algunas personas la rezan diariamente como parte de su devoción personal, mientras que otras la rezan en momentos de necesidad o dificultad. Puede ser rezada sola o en compañía de otras oraciones y prácticas religiosas. Lo importante es que esta oración nos ayuda a conectarnos con la Virgen María y a buscar su intercesión y protección.

  Oración para que me paguen un dinero urgente santa muerte