Oración catolica para parejas en crisis

Oración para sanar relación con novio

En esta página se reúnen cuatro oraciones para quienes atraviesan un momento difícil en su matrimonio y posiblemente estén pensando en el divorcio. Para empezar, hay una sentida oración para salvar un matrimonio en apuros. Le sigue una hermosa oración para la protección del matrimonio titulada “Señor, sé nuestra luz”. También hay una oración para sanar una relación rota, y una breve oración de cobertura que puede rezar por su familia. Que el Dios de todo consuelo te eleve y te anime mientras rezas ahora.

Gracias porque tus promesas son verdaderas y porque estás con nosotros. Nos amas, nos cuidas. Te confesamos el quebranto que sentimos en nuestra relación. Sabemos que nos ves claramente, que caminas con nosotros en los momentos buenos y en los difíciles. Hay tantas cosas que parecen difíciles en nuestro matrimonio. Entramos en conflicto tan fácilmente. Ya no nos sentimos seguros ni esperanzados con nuestra unión. Por favor, muéstranos por tu espíritu por dónde empezar a reparar el vínculo entre nosotros. Ayúdanos a empezar por ver cómo podemos encontrar de nuevo el perdón y la confianza. Señor, ven a hacer brillar tu amor como una luz en nuestros corazones. Ayúdanos a despojarnos de las presiones, las decepciones, los resentimientos y a redescubrirnos mutuamente.

Oración de san josé para matrimonios con problemas

Había descubierto esta devoción unos años antes, y rápidamente se convirtió en una de mis favoritas. La primera vez que la recé fue como novena por un “nudo” difícil en una relación. Después de nueve días de oración, quedé asombrada y agradecida por la facilidad con que se resolvió el nudo de la falta de comunicación.

  Oración para que me ame y piense solo en mi

Un matrimonio con nudos. La imagen de la Virgen como Desatadora de Nudos es muy conocida desde hace poco, pero su origen se remonta a hace más de trescientos años. A diferencia de las devociones que tienen su origen en apariciones marianas como Lourdes y Fátima, ésta surge de la intercesión de María en un matrimonio problemático. Ocurrió en septiembre de 1615, cuando un noble alemán, Wolfgang Langenmantel, y su esposa, Sophie, tenían graves problemas conyugales. En un último esfuerzo por evitar el divorcio, Wolfgang pidió consejo al padre Jakob Rem, sacerdote jesuita conocido por su devoción a María. El P. Rem animó a Wolfgang a llevar sus problemas matrimoniales a Nuestra Señora.

Los dos hombres rezaron juntos cuatro veces a lo largo de veintiocho días, y en su último encuentro, Wolfgang entregó al P. Rem su cinta nupcial. (Como era costumbre en aquella época, los novios se ataban con una cinta durante la ceremonia matrimonial, símbolo de su nueva unidad como pareja). Mientras rezaban, el padre Rem acercó la cinta a una imagen de Nuestra Señora de las Nieves, ofreciéndole “los lazos del matrimonio” y pidiéndole que “desatara todos los nudos” en la relación de los Langenmantel. Después, cuando el sacerdote alisó la cinta, ésta se volvió blanca como la nieve.

Oración para fortalecer las relaciones

Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

  Oración para trámites migratorios

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte.

San Miguel Arcángel, defiéndenos en la batalla. Sé nuestra defensa contra la maldad y las asechanzas del Diablo. Que Dios lo reprenda, te rogamos humildemente, y tú, oh Príncipe de las huestes celestiales, con el poder de Dios, arroja al infierno a Satanás y a todos los espíritus malignos, que merodean por el mundo buscando la ruina de las almas.

Dios mío, de todo corazón me arrepiento de mis pecados. Al elegir hacer el mal y dejar de hacer el bien, he pecado contra ti, a quien debería amar sobre todas las cosas. Me propongo firmemente, con tu ayuda, hacer penitencia, no pecar más y evitar todo lo que me lleve a pecar. Nuestro Salvador Jesucristo sufrió y murió por nosotros. En su nombre. Dios mío, ten piedad.

Oración católica para matrimonios

Mi marido y yo asistimos a terapia matrimonial a través de Caridades Católicas de nuestra localidad. Contar con una tercera persona fue una gran ventaja; se trataron temas que nunca antes se habían tratado en nuestro matrimonio. Fue increíblemente útil. Pero seguía habiendo un muro entre él y yo.

El consejero le preguntó por qué hacía ciertas cosas y él se limitó a negar con la cabeza y decir: “No lo sé”. En nuestros nueve años de matrimonio, sólo se había sincerado conmigo dos o tres veces. Había muy poca intimidad emocional entre nosotros, algo por lo que yo había estado rezando intencionadamente durante los últimos cuatro años. Sabía que había algo más, pero no tenía ni idea de lo que era. Sólo él lo sabía.

  ¿Cómo comenzar una oración a dios?

Después de pedir a algunos amigos íntimos que rezaran por nuestro matrimonio, uno de ellos se ofreció a rezar conmigo la novena a María Desatadora de Nudos. Normalmente, las novenas son algo que nunca soy capaz de terminar. Me cuesta mucho hacerlas. Pero esta vez estaba decidida y tenía esperanza. Me envió el enlace de la novena y comenzamos al día siguiente. La recé fielmente cada día, siempre que tenía dos minutos para mí en una casa llena de cinco niños. Por lo general, en el cuarto de baño.