Oración de arrepentimiento y reconciliación con dios

Breve oración de arrepentimiento

¿Qué significa arrepentirse? ¿Significa que de repente nos volvemos religiosos o decidimos unirnos a una iglesia? No. ¿O significa que juras no volver a pecar? Difícilmente. Pero entonces, ¿qué es? ¿Es un acto de una vez por todas? ¿Y es esencial para una relación con Dios? Dado que el arrepentimiento es una palabra tan importante en la fe cristiana, necesitamos conocer las respuestas a estas preguntas.

El significado simple de arrepentirse es alejarse, pero la palabra se utiliza en varios contextos diferentes en la Biblia. En el contexto más común, significa alejarse del pecado y la rebelión. Especialmente en la enseñanza y predicación del Nuevo Testamento, arrepentirse significaba alejarse de una vida impía e infiel como preludio a la fe en Cristo. “Arrepentíos y creed en el Evangelio” era el mensaje principal que predicaban los apóstoles.

Primero, veamos el arrepentimiento en la historia del pueblo de Dios. Hubo muchas ocasiones en que los israelitas cayeron en pecado grave al abandonar a Dios y volverse idólatras. Dios envió a sus profetas para que llamaran al pueblo a arrepentirse de sus pecados y de su rebelión contra Él. Uno de estos profetas fue Ezequiel. Dios le encargó que se enfrentara a la idolatría de Israel:

¿Qué es la oración de arrepentimiento y reconciliación?

Bendícenos, querido Dios, para que tengamos corazones llenos de tu paz. Que nos esforcemos por reconciliarnos contigo y entre nosotros. Ayúdanos a recordar siempre y a vivir según las palabras que Jesús compartió con sus discípulos cuando les enseñó a rezar: “Perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. Amén.

¿Qué es una oración sencilla para la reconciliación?

Dios mío, me arrepiento de mis pecados de todo corazón. Al elegir hacer el mal y no hacer el bien, he pecado contra ti, a quien debo amar sobre todas las cosas. Me propongo firmemente, con tu ayuda, hacer penitencia, no pecar más y evitar todo lo que me lleve a pecar.

  Oraciones para devolver el mal a san miguel arcángel

¿Cuál es un ejemplo de oración de reconciliación?

Padre Dios, Tú eres un Dios de reconciliación, y por el poder de la muerte de tu hijo Jesús, permite que World Vision y tu iglesia lideren a la nación en la reconciliación. Creemos que tú eres la respuesta a las divisiones en América. Tú eres la esperanza de la gloria y de las naciones.

Oración de arrepentimiento por la Iglesia

Sé que Tú buscas que siempre estemos en una relación correcta contigo y a veces hago cosas que te entristecen. Sé que también hago y digo cosas que entristecen a mi cónyuge, así que te pido que me des las palabras adecuadas para reconciliarme con él. Sé que he cometido muchos errores y les he pedido perdón pero parece que no ha restaurado nuestro matrimonio a donde ambos estamos en una relación correcta el uno con el otro y sé que Tú deseas que estemos en una. Necesito Tu ayuda. Por favor envíame Tu Espíritu para que me muestre lo que pude haber hecho mal y de lo que ni siquiera estaba consciente y ablanda el corazón de mi esposa para que acepte mis faltas y me extienda el perdón para que podamos adorarte juntos de la manera que es agradable a Ti y de la manera que Tú quisiste que un esposo y una esposa se unieran para ofrecerte acción de gracias, alabanza y honor. Sé que en mi propia incapacidad no puedo entender completamente cómo decir siempre las palabras correctas o hacer las cosas correctas, pero es mi deseo reconciliarme con mi amada compañera y es en el fuerte nombre de y para la gloria del nombre sobre todo nombre, Jesucristo mi Señor, Amén.

Oraciones por la reconciliación y el perdón

Señor Jesús, que abriste los ojos a los ciegos, curaste a los enfermos, perdonaste a la mujer pecadora y, después de la negación de Pedro, le confirmaste en tu amor, escucha mi oración: perdona todos mis pecados, renueva tu amor en mi corazón, ayúdame a vivir en perfecta unión con mis hermanos cristianos, para que pueda proclamar tu poder salvador a todo el mundo.

  Oración a pomba gira para atraer clientes

Padre de misericordia,como el hijo pródigo,vuelvo a ti y te digo: “He pecado contra ti y ya no soy digno de llamarme hijo tuyo”.Cristo Jesús,salvador del mundo,rezo con el ladrón arrepentido a quien prometiste el paraíso: “Señor,acuérdate de mí en tu reino”.Espíritu Santo,fuente de amor,te invoco con confianza: “Purifica mi corazón y ayúdame a caminar como hijo de la luz”.

Señor Jesucristo,Tú eres el cordero de Dios,que quitas los pecados del mundo.Por la gracia del Espíritu Santorestitúyeme a la amistad con tu Padre,límpiame de toda mancha de pecadoen la sangre que derramaste por mí,y resucítame a una vida nueva para gloria de tu nombre.

La recompensa por una injuria es una injuria igual a ella (en grado): pero si una persona perdona y se reconcilia, su recompensa es debida a Alá: de (Alá) no ama a los que hacen el mal. Pero, si alguien se ayuda y se defiende de una injuria, no se le puede reprochar nada. La culpa es sólo de quienes oprimen a los hombres y hacen el mal y se extralimitan por la tierra, desafiando el derecho y la justicia. Pero, en verdad, si alguien muestra paciencia y perdona, eso sería verdaderamente un ejercicio de valiente voluntad y resolución en la conducción de los asuntos.

Oración de arrepentimiento

El significado del arrepentimiento En Mateo 3:2, Juan el Bautista grita a la gente “Arrepentíos, porque el Reino de Dios está cerca”. En griego, la frase “Arrepentíos” se traduce por la palabra “metanoeite”. Metanoia significa “cambio en la forma de vida que resulta de la penitencia o de la conversión espiritual” (Oxford English Dictionary).

  Oración de la noche aciprensa

Por tanto, arrepentirse es algo más que pedir perdón a Dios: implica una decisión de vivir la vida de otra manera, de vivir como Dios quiere que vivamos, en lugar de como nosotros querríamos llevar nuestra vida. Como tal, este término se asocia a menudo con la conversión y el bautismo en la fe cristiana.

La palabra “arrepentirse” también se asocia con una frase militar romana que significa “dar la espalda”. Arrepentirse significa alejarse de todo lo que sabemos que está mal y volverse a Dios con humildad y dependencia. Para el cristiano, el arrepentimiento será un viaje continuo de “volverse”, una decisión diaria de vivir la vida en obediencia a Cristo.

Rezar no es más que tumbarse al sol de Su gracia, exponer nuestra angustia de cuerpo y alma a esos rayos sanadores que pueden contrarrestar y dejar sin efecto de un modo maravilloso las bacterias del pecado.