Oración de don juan del dominio y desespero

La oración de Don Juan del dominio y desespero nos brinda el poder de superar obstáculos y alcanzar nuestros deseos más profundos. Debe ser leída con fe y complementada con prácticas de meditación.


La oración de Don Juan del dominio y desespero es una poderosa herramienta espiritual que nos permite conectarnos con lo divino y obtener el control sobre nuestras vidas. En esta oración, Don Juan nos enseña a invocar el poder del dominio y la desesperación para superar los obstáculos y alcanzar nuestros deseos más profundos. A través de esta oración, podemos encontrar la fuerza y la determinación necesarias para enfrentar cualquier desafío que se presente en nuestro camino.


Oh, poderoso Dios, te invoco en este momento de desesperación. Reconozco mi debilidad y mi falta de control sobre mi vida. Pero sé que en ti puedo encontrar la fuerza y el dominio necesarios para superar cualquier adversidad. Te pido que me concedas el poder del dominio sobre todas las situaciones que me rodean. Que mi voluntad sea fuerte y mi mente clara para tomar decisiones sabias y justas. Con tu guía, puedo alcanzar el éxito y superar cualquier obstáculo que se interponga en mi camino.



Señor, en este momento de desespero, te entrego mis preocupaciones y miedos. Reconozco que no puedo controlar todo en mi vida, pero confío en que tú tienes un plan para mí. Ayúdame a encontrar la paz en medio de la incertidumbre y la desesperación. Dame la fortaleza para enfrentar los desafíos con valentía y la sabiduría para tomar decisiones acertadas. Que tu amor y tu gracia me guíen en este camino de dominio y desespero.


Padre celestial, te agradezco por escuchar mi oración y por darme el poder del dominio y la desesperación. Prometo utilizar este poder sabiamente y para el bienestar de todos. Me comprometo a leer esta oración todos los días, recordando que mi dominio sobre las circunstancias de mi vida viene de ti. También me comprometo a practicar la gratitud y la humildad, reconociendo que todo lo que tengo es un regalo tuyo. Con tu ayuda, puedo alcanzar la plenitud y la felicidad en todas las áreas de mi vida.


La oración de Don Juan del dominio y desespero debe ser leída con fe y confianza en el poder divino. Se recomienda leerla al menos una vez al día, preferiblemente en un lugar tranquilo y sin distracciones. Puede ser complementada con prácticas de meditación y reflexión para fortalecer la conexión con lo divino.

  Oración por los hogares y matrimonios