Oración de don juan del regreso

La oración de Don Juan del Regreso nos conecta con la divinidad y nos guía en nuestro camino espiritual, brindándonos paz, sabiduría y fortaleza.


La oración de Don Juan del Regreso es una poderosa invocación que nos conecta con la divinidad y nos guía en nuestro camino espiritual. En esta oración, Don Juan nos enseña a abrir nuestros corazones y a recibir las bendiciones del universo. A través de esta plegaria, podemos encontrar consuelo, sabiduría y fortaleza para enfrentar los desafíos de la vida.


Oh divina presencia, te invoco en este momento sagrado. Abro mi corazón y mi mente para recibir tus bendiciones. Permíteme sentir tu amor y tu guía en cada paso que doy. Que tu luz ilumine mi camino y me lleve de regreso a ti, mi fuente de amor y sabiduría.



Don Juan, sabio maestro, te pido que me acompañes en mi viaje espiritual. Ayúdame a encontrar la paz interior y la claridad en medio de las adversidades. Concede a mi corazón la fortaleza para superar los obstáculos y la sabiduría para tomar decisiones acertadas. Que tu presencia me envuelva y me proteja en todo momento.


En esta oración, me entrego por completo a la voluntad divina. Reconozco que soy parte de algo más grande y que mi propósito en la vida es servir a los demás. Que esta oración sea una guía constante en mi camino espiritual, recordándome siempre que estoy conectado con la divinidad. Que cada palabra pronunciada en esta plegaria sea un recordatorio de mi compromiso con la verdad y el amor.


La oración de Don Juan del Regreso debe ser leída con devoción y sinceridad. Se recomienda recitarla al menos una vez al día, preferiblemente en un lugar tranquilo y en un estado de calma. Puede ser complementada con prácticas de meditación y reflexión para profundizar en su significado y encontrar respuestas a nuestras preguntas más profundas.

  Oración a la virgen de la encarnación