Oración de la canela el primer día del mes

Esta oración debe ser leída una vez al día durante los primeros diez días de cada mes.

En este primer día del mes, nos acercamos a ti, Señor, con humildad y gratitud. Te pedimos que bendigas este nuevo ciclo que comienza y que nos concedas sabiduría y discernimiento para enfrentar los desafíos que se presenten. Que la canela, símbolo de dulzura y prosperidad, nos recuerde tu amor y generosidad en cada paso que demos.

Con fe y confianza, te pedimos que nos guíes en nuestros pensamientos, palabras y acciones. Ayúdanos a ser valientes en la adversidad, compasivos con los demás y pacientes en la espera. Que esta oración de la canela sea un recordatorio constante de tu presencia en nuestras vidas y de tu capacidad para transformar cualquier situación en bendición.

En este primer día del mes, te entregamos nuestros deseos y anhelos, confiando en que tu voluntad siempre es perfecta. Que la canela nos inspire a cultivar la gratitud y a valorar cada día como un regalo. Te agradecemos, Señor, por escuchar nuestras oraciones y por ser nuestro refugio constante. Amén.

La oración de la canela atrae bendiciones y abundancia. Se realiza el primer día del mes, conectándonos con lo divino y expresando gratitud. Puede ser complementada con meditación y reflexión personal.

  Oración al ángel lauviah

La oración de la canela es una práctica espiritual que se realiza el primer día de cada mes. Esta oración tiene sus raíces en la tradición religiosa y se utiliza para atraer bendiciones y abundancia en nuestras vidas. La canela es un ingrediente sagrado que simboliza la prosperidad y la protección divina. En esta oración, nos conectamos con lo divino y expresamos nuestra gratitud por las bendiciones recibidas.


Oh divino creador, en este primer día del mes, me acerco a ti con humildad y gratitud. Te agradezco por las bendiciones que has derramado sobre mí y mi familia. En este momento sagrado, enciendo una vela de canela para simbolizar tu presencia divina en mi vida. Que tu luz ilumine mi camino y me guíe hacia la prosperidad y la abundancia.


Con cada inhalación, absorbo la esencia de la canela, permitiendo que su aroma sagrado llene mi ser. Que la canela me brinde fuerza y protección en este nuevo mes que comienza. Que su dulzura y calidez envuelvan mi corazón y me llenen de amor y compasión hacia los demás. Que la canela sea un recordatorio constante de tu amor incondicional y de tu presencia en mi vida.


En este primer día del mes, prometo honrar y cuidar de los dones que me has dado. Me comprometo a vivir con gratitud y generosidad, compartiendo mis bendiciones con aquellos que más lo necesitan. Que esta oración de la canela sea una práctica constante en mi vida, recordándome siempre la importancia de conectarme contigo y de cultivar una relación espiritual profunda.

La oración de la canela puede ser leída una vez al mes, preferiblemente en la mañana del primer día del mes. Puede ser complementada con meditación y reflexión personal para potenciar su efecto. Esta oración nos ayuda a abrir nuestro corazón a la gratitud y a recibir las bendiciones divinas en nuestra vida.

  Oración san ramón nonato para proteger embarazo

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad